viernes, octubre 13, 2017

Según la constitución México es indivisible, pero estos movimientos en redes sociales dicen lo contrario

Artículo publicado en Xataka-México, 13 de octubre 2013

El ya largo y al parecer interminable caso del independentismo en Cataluña ha inspirado a no pocas otras regiones de múltiples países del mundo a reactivar o fortalecer sus movimientos regionalistas o separatistas. Uno de esos países es México, el cual experimentó movimientos reales de secesionismo en el siglo XIX y, a inicios del XXI, movimientos virtuales. Esto último alentados por la enorme influencia de las redes sociales.

El último caso en atraer la atención de cibernautas y algunos medios tradicionales es el de la comunidad virtual en Facebook denominado "República del Norte de México" (RNM). Al día de hoy son 56,328 "me gusta" los que posee (al martes tenía 54,866). Sin duda una cifra que atrae la atención. La pregunta de siempre ante este tipo de expresiones es ¿transmutará este “movimiento” de virtual a real? y otra más ¿de convertirse en algo real, y socialmente apoyado, como transitar con el artículo 2 de la Constitución federal que dice la “Nación mexicana es única e indivisible?

RNM no es el movimiento virtual separatista en México más "popular" y menos el único en las redes sociales, o mejor dicho en Facebook. El más popular (según mi búsqueda) lo es la República de Baja California, con 146,423 "me gusta" al día de hoy. El martes tenía 146,417 y su casi nulo incremento en dos días se debe a su menor exposición en medios, como sí lo tiene RNM.

En Facebook se pueden encontrar varias páginas similares, quizá decenas, de movimientos virtuales que promueven la independencia de una región de México o de un estado en particular, tales como el ya citado de Baja California o de Sonora, Jalisco, etc.

Pero una cosa es el mundo virtual y otra la realidad.

En mi tesis doctoral que presenté en 2011, analicé este tipo de movimientos reales y virtuales en México en el período 2000-2007.

La inmensa mayoría de esas manifestaciones que investigué sólo quedaron en eso; virtuales, salvo dos movimientos reales que tuvieron corta vida; República de Sierra Madre y Movimiento Separatista del Norte. En mi tesis las describo.

Breves antecedentes de movimientos secesionistas virtuales en México

En un artículo que publiqué el 12 de agosto de 2010 en mi columna de periódico que por varios años se publicó, hice un breve recuento de como los movimientos regionalistas y separatistas habían evolucionado en la Internet hasta ese momento. Cité que según mis investigaciones vinculadas a mi tesis doctoral, la primera página de Internet en promover un movimiento virtual secesionista data de 1997, siendo su lema principal “Nuevo León tiene derecho a su libertad”. La página dejó de existir hace al menos 10 años.

Luego se crearon los foros virtuales los cuales existieron hasta 2008, año en que Facebook comenzó a fortalecerse como el espacio ideal para promover este tipo de movimientos o ideas políticas. Fue en esos foros virtuales donde la polarización de la elección presidencial del 2006 también encontró su desahogo, principalmente de norteños manifestando su deseo de separarse del país por “culpa” de Andrés Manuel López Obrador.

Por cierto, no enconré en aquellos años una página (web o en Facebook) que alentase la independencia del sur de México.

También por esos años una que otra página de Internet fue creada como consecuencia de tal momento político.


Para 2010 eran varios los movimientos con página en Facebook. Destacaba por su número de miembros “Quiero que Monterrey sea un país” con 2,859 seguidores. Hoy tampoco existe. 

Seguir leyendo en Xataka-México

martes, octubre 10, 2017

República del Norte de México en Facebook; ¿otra moda virtual?

El caso del independentismo en Cataluña ha alentado a no pocas otras regiones de múltiples países del mundo a reactivar o fortalecer sus movimientos regionalistas o separatistas. Uno de esos países es México, el cual experimentó movimientos secesionistas en el siglo XIX.

La comunidad virtual en Facebook denominado "República del Norte de México" parecer ser el espacio que más atención está atrayendo, al menos de los cibernautas y algunos medios. Al día de hoy son 54,866 "me gusta" los que tiene. Sin duda una cifra que impresiona.

República del Norte de México: otro caso virtual
más de secesionismo en México que no llegará lejos.

Sin embargo, dicho movimiento virtual separatista no es el más "popular" y menos el único. El más popular lo es la República de Baja California, con 146,417 "me gusta" al día de hoy.

Pero una cosa es el mundo virtual y otra la realidad.

En mi tesis doctoral que presenté en 2011, analicé este tipo de movimientos reales y virtuales en México en el período 2000-2007. En 2006 el tema estuvo muy movido en las redes sociales de aquella época debido al tremendo divisionismo que causó Andrés Manuel López Obrador y en general dicha elección presidencial.

Pero todas esas manifestaciones sólo quedaron en eso; virtuales, salvo dos movimientos reales que tuvieron corta vida; República de Sierra Madre y Movimiento Separatista del Norte. En mi tesis las analizo. 

Hasta donde tengo registrado, en la actualidad sólo existe un movimiento separatista real y organizado. Se trata de Movimiento Independentista de Baja California y su página web es https://www.independenciabc.org/ 

El movimiento está liderado por Felipe Ledezma, quien de manera valiente pone su nombre. No cualquiera, pues puede haber consecuencias y es por ello que la inmensa mayoría de sus "líderes" promueven este tipo de expresiones desde el anonimato, lo cual las descalifica de inmediato pues esto es cosa seria. 

Por ahora, el caso de República del Norte de México atrae las miradas de medios de comunicación por el caso Cataluña, pero está muy lejos, lejísimos, de convertirse en algo real. Al momento no hay un nombre de una persona real que lidera o administra la página. Ya no digamos de un manifiesto político o programa de acción o de una dirección física a dónde ir a registrarse. En estos temas le lleva por mucho el Movimiento Independentista de Baja California.  

México es un país que tiene problemas más graves que España, aunque sus regionalismos o nacionalismos periféricos están muy poco arraigados, políticamente hablando. Y en el muy remoto caso de que el país enfrente una situación política como la de Cataluña, lo peor que podríamos hacer es ejecutar una estrategia como la que actualmente está implementando Mariano Rajoy, Presidente de Gobierno Español. La ruta ya la mostró al mundo Canadá (con Quebec) y el Reino Unido (con Escocia).

Por lo pronto veremos hasta donde llega este "caso" de la República del Norte de México. No creo muy lejos. Por ahora es otra moda virtual alimentado por un caso que sucede a miles de kilómetros del país.

viernes, mayo 12, 2017

Los jóvenes están abandonando la televisión en México y eso es una noticia terrible para Televisa

Xataka – México, 12 de mayo de 2017
Jaime Villasana Dávila

Si antes le tocó a la radio y luego a los periódicos, ahora le tocó a la televisión. En efecto, desde hace unos cinco años aproximadamente, la televisión tradicional y de cable vive momentos retadores, incluso de crisis. Este medio ya no goza del cuasi monopolio del entretenimiento que alguna vez tuvo. Su influencia ha mermado para bien en muchos sentidos; desde el democrático (ya no imponen condiciones –o tantas- en costos de publicidad) y hasta el creativo.

En México la industria televisiva no se salva. Conocidos son los recientes y profundos ajustes de personal y contenidos realizados en las dos principales cadenas de televisión (Televisa y TV Azteca) y aun está por verse que tanto efecto tienen. La licitación de la cuarta cadena nacional de TV está en veremos por falta de interés. Y las perspectivas no son alentadoras. Hay jóvenes (y niños) que ni siquiera conocen los canales existentes de TV pues no les atrae. Sólo YouTube, Netflix y cosas por el estilo.

Los tiempos gloriosos de la TV son ya historia. Atrás quedó la pomposidad, grandilocuencia y magnanimidad de ser parte o estar vinculado a esta industria. A todos esos protagonistas de la TV (dueños, directivos, artistas, productores) se les veía como diosas y dioses. Una profesión aspiracional para millones de personas.

Pero hoy son terrenales. Son unos profesionistas más que luchan a muerte contra blogeros, editores, youtubers, influencers, “radiofoneros”,  entre otros, por atraer la atención de los consumidores, pues sin estos no hay publicidad y sin ésta no hay ingresos para que el show se mantenga en función.

Ante este nuevo escenario las empresas televisoras en el mundo ajustan sus estrategias. La BBC ya no transmite en Latinoamérica sus programas a través de las cableras sino por streaming. DirectTV fue adquirida por AT&T y ésta es muy probable que adquiera a TimeWarner, dueña de CNN, HBO y otros canales de cable. Comcast (empresa cablera) adquirió NBC y así varios casos similares de fusiones y adquisiciones. Hasta la TV pública sufre de las consecuencias.

En México la situación es similar. TVAzteca nombrandoa un nuevo CEO. Televisa emprendiendo muy diversas acciones que ya mencionaré más adelante. Imagen Televisión tratándose de abrir un hueco, Milenio TV sin planes de expansión, el canal El Financiero-Bloomberg tratando de afianzar la TV de contenido económico y UnoTV sin poder ser una realidad. Por su parte, las televisoras públicas viviendo de milagros.

Un protagonista de todo estos cambios, y sin quererlo y quizá sin saberlo, son los jóvenes. El otro son los dispositivos móviles (smartphones y tabletas, principalmente). Una combinación que está siendo letal para la TV. En México quien parece estar sufriendo más es Televisa. Su modelo de negocio basado mayormente en las telenovelas ha llegado a su fin.

Seguir leyendo en Xataka México

lunes, marzo 27, 2017

Automatización del empleo; ¿México se está preparando para cuando los robots desplacen a los humanos de su trabajo?

Xataka – México, 27 de marzo de 2017

Jaime Villasana Dávila

En meses recientes han sido presentados numerosos estudios sobre la automatización de los empleos, es decir, máquinas sustituyendo a humanos en sus trabajos. El más nuevo quizá sea el de PwC (marzo). Otro más es el elaborado en diciembre por la administración de Obama. Pero hay uno que data del verano pasado y que involucra a México.

Se trata del estudio de la consultora McKinsey, quien analiza a los países más susceptibles de verse “afectados” por dicho fenómeno. Y sí, uno de ellos será México pues hasta un 52% de sus empleos podrían ser automatizados. ¿Hemos comenzado a hacer algo al respecto? ¿La reforma educativa recién aprobada en nuestro país apunta hacia dicho reto? ¿En cuáles industrias o sectores iniciará antes dicho fenómeno, sino es que ya inició?

Imagen; SocialMedia

Trump; amenaza de corto plazo…

Ante la incertidumbre por la belicosidad y estrategia de Trump de atraer más manufactureras a EE.UU., implicando pérdida de empleos en México, es necesario visualizar más allá de lo que representan el presidente del país vecino y el TLC, el cual es tan sólo un instrumento. Me refiero a recuperar el enfoque del mediano y largo plazo, aunque quizá sea mejor decir a “construirlo”.

Y en estos escenarios en el tiempo se trata de continuar las reformas estructurales que faltan como la de pensiones, urbana-municipio y, por citar una más, la estructura económico-laboral. Ésta última basada hoy en día en México en el empleo manufacturero barato y del cual China comenzó a salir, toda vez que está migrando a industrias más sofisticadas que conllevan a empleos mejor remunerados.  

Concretando, Trump y lo que representa (muro, TLC) es el corto plazo mientras que la automatización del empleo (y otros temas) son el largo plazo. Muchos dirán “sin corto plazo, no hay largo plazo” y hasta cierto punto tienen razón. Pero enfocarse en un solo escenario (corto plazo) es simple y llanamente miopía. En cualquier proceso serio de visualización del futuro se deben considerar los tres escenarios.

Automatización; “amenaza” de largo plazo

Los reportes de McKinsey, PwC y de la Casa Blanca dibujan un escenario bastante retador en el binomio empleo-automatización, incluso para los países desarrollados. Hablemos de los tres brevemente.

En su estudio McKinsey analizó poco más de 2,000 actividades laborales de más de 800 ocupaciones o cargos entre los cuales identificó aquellos altamente susceptibles de ser automatizados. Por ejemplo, el empleo del comercio al detalle (retailing). McKinsey estima que hasta un 53% de las actividades que se realizan en este sector son automatizables, aunque ello depende de la ocupación específica que se realice. Y es que las empresas detallistas pueden tomar ventaja de la tecnología disponible para la administración de inventarios, empaquetado y logística, áreas donde hoy en día el humano es protagonista.

Por su parte PwC señala que hasta un 40% de los empleos en EE.UU. podrán ser potencialmente automatizables en los próximos quince años. Las cifras de la automatización laboral varían por país y PwC calcula que en Reino Unido se ubica en un 30%, en Alemania en un 35% y en Japón en 21%. Recordemos la cifra de McKinsey para México; hasta un 52%.

El reporte de la administración Obama retoma cifras de varios estudios y estima una banda porcentual más amplia; entre 9% y 47% de empleos y en un plazo de entre 10 y 20 años. Aun así un 9% de empleos automatizados significa cientos de miles de personas desempleadas en un país como México.

Y no nos equivoquemos; la automatización en el empleo no es una amenaza, sino la oportunidad de generar sociedades más productivas y por lo tanto competitivas. Sería un grave error impedir el avance de la tecnología en este tema. El reto o problema se ubica en otros lados.

Seguir leyendo en Xataka-México

miércoles, marzo 08, 2017

Tenemos Amazon Prime; ¿México está preparado para el comercio electrónico de primer mundo?

Xataka – México, 8 de marzo de 2017

Jaime Villasana Dávila

Hace dos años que Amazon llegó al país y ha traído gradualmente el cúmulo de servicios que ofrece en otros mercados más maduros. Ahora tocó el turno del servicio Prime, el cual lleva años en EE.UU. y que brinda claros beneficios a los compradores frecuentes a cambio de una cuota de inscripción anual.

No obstante, Prime llega también de manera paulatina pues es evidente que México sigue careciendo de infraestructura y servicios logísticos para brindar el servicio que desea la empresa. Nuevamente Amazon pone el estándar alto a todas las empresas dedicadas al comercio electrónico.

Hace dos años, específicamente un día después del anuncio de su llegada a México, escribí un artículo en el que cuestionaba si Amazon venía a revolucionar el mercado mexicano, tal como lo había hecho en EE.UU., en donde generó serios apuros a los almacenes tradicionales como Wal-Mart o K-Mart.

Concluí que no lo iba a revolucionar, sino que lo venía a mejorar pues ya para entonces había empresas sólidamente establecidas en México como Linio y Mercado Libre. Y así ha sido. Hoy los tres grandes del comercio electrónico en el país (más decenas de otros pequeños vendedores) nos brindan variedad de productos y servicios con ofertas atractivas, derivado de la competencia entre ellas.

Y ahora con su servicio Prime quiere adelantarse otro paso, o más, y lo hará sin problema en algunos ámbitos pero en otros no tanto. Pero antes de entrar a detalle, recordemos lo que representa este servicio.

Amazon Prime; para quienes compran seguido

En primer lugar se trata de un servicio de suscripción anual que tiene un precio especial por introducción de 449 pesos. A partir del segundo año el precio regular será de 899 pesos. Obviamente da la opción de probarlo sin costo durante 30 días. Luego te preguntará si deseas mantenerlo o darlo de baja.

¿Qué beneficios tienes? El mayor es el envío gratis en un día de ciertos artículos seleccionados y vendidos por Amazon México sin tener que llegar a un compra mínima de 599 pesos (como hoy opera). Resalto que no todos los artículos (por ahora) tendrán la opción de envío gratis aun cuando estés en Prime, lo cual es un volado hasta cierto punto. Al momento de pagar, Amazon te avisará si tu envío califica para este tipo de entrega. 

Seguir leyendo en Xataka México