Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2003

El Regidor (1ª. Parte)

El Diario de Coahuila, 24 de abril 2003
El presidencialismo, ya sea por factores políticos, sociales y culturales, o por otros más, se encuentra hoy en día principalmente arraigado en el orden de gobierno municipal. Es aquí donde esta práctica continúa encontrando tierra fértil, gracias al sistema electoral municipal y a otras leyes vinculadas estrechamentecon el municipio. Desafortunadamente no se vislumbra el final de esta práctica en el orden de gobierno municipal, cosa en el orden de gobierno federal y estatal tiene signos de derrumbarse.
Es en la figura del titular del ejecutivo municipal donde la concentración del poder se acentúa ya que además de las funciones propias del cargo (ejecutar y administrar) también posee funciones de legislar al formar parte del Cabildo.
Para hacer un comparativo con el orden de gobierno federal en relación con el párrafo anterior, leamos el acertado ejemplo que señala Alfredo Rodríguez Banda en su documento División de Poderes en el Gobierno Municipa…

Servicio civil de carrera: ¿funcionará? - 2a Parte

Localeando, El Diario de Coahuila, 15 de abril 2003
En la primera parte del tema aquí tratado mencione sobre el inconveniente de haber diseñado la nueva Ley del Servicio Profesional de Carrera en la Administración Pública Federal desde la perspectiva de “proteger”, con el afán de dar continuidad a los programas y proyectos, a los empleados públicos federales de cualquier remoción de su puesto bajo la discrecionalidad del jefe inmediato.
Afirmé que en lugar de lo anterior, dicha ley debió haber sido diseñada desde la perspectiva de ofrecer y garantizar un verdadero servicio de calidad al ciudadano basado en altos niveles de eficiencia laboral, enfoque diametralmente opuesto. Por otra parte también hice una breve referencia sobre lo nocivo de hacer valer esta ley sin haber terminado de “purificar” la nómina federal, donde aún queda mucho personal que no sabe a ciencia cierta lo que hace en su puesto, o si lo hace, no de la mejor manera posible.
Sin embargo, la suerte ya esta echada y el si…

Servicio civil de carrera: ¿funcionará? - 1a Parte

Localeando, El Diario de Coahuila, 10 de abril 2003
En un principio, las leyes tuvieron su origen en la transformación de actitudes y en el consenso que van generando las costumbres comunes. Así pues, hace miles de años, cuando una costumbre se volvió indispensable para el desarrollo armónico de una sociedad entonces esta se plasmó en escritos que se hicieron del conocimiento público. Más o menos así paso con el Código de Hammurabi y así fue sucediendo hasta que la complejidad generada por el mismo desarrollo de la sociedad hizo que las leyes ya no tuvieran su fuente en las costumbres. Ahora las leyes, entre otras cosas, deben generar costumbres.
Desafortunadamente no siempre las leyes generaran las “buenas” costumbres respectivas y ante esto viene mi duda sobre la nueva Ley del Servicio Profesional de Carrera en la Administración Pública Federal, que apenas en días pasados fue aprobada y oficializada en el Diario Oficial de la Federación.
Esta ley pretenderescatar a una profesión que s…

Sociedad versus Sociedad

Localeando, El Diario de Coahuila, 3 de abril 2003
Se dice que cada sociedad tiene el país (gobierno) que se merece. Pero resultaría muy limitado conformarse con esta frase. Dejaría a un lado a todos esos esfuerzos de aquellos académicos que desde su trinchera abogan, a través de los resultados de sus investigaciones, por generar políticas públicas más justas, a pesar de que tiene muchos colegas que solo viven del presupuesto (porque vivir fuera de él, sería erróneo, dicen). Haría a un lado a todos esos esfuerzos de los buenos empleados públicos que día a día tienen que enfrentar las terribles resistencias y malos vicios que algunos de sus compañeros aún tienen muy arraigados.
Desacreditaría a todos aquellos buenos ciudadanos que puntualmente pagan sus impuestos, a pesar de que saben que muchos otros (quizás su mejor amigo, pariente o vecino) no lo hace o nunca lo ha hecho, o peor aún, a pesar de que sabe que su gobierno no le informa sobre el destino de los dineros públicos. Desilusio…