domingo, enero 25, 2004

Choferes logísticos


Localeando, El Diario de Coahuila, 25 de enero 2004

Esta semana fue difícil para el Jefe de Gobierno de la Capital del país, Andrés Manuel López Obrador. Lo suscitado con su “chofer” dejó ver la delgada línea que divide a una “luna de miel” existente entre los gobernados (incluyendo a los medios de comunicación) y la desilusión.

Nunca, en sus tres años de gobierno, el “pejelagarto” había enfrentado el rigor de los medios de comunicación y de una opinión pública que le habían sido favorables. Ni siquiera su declaración de “indestructible” había puesto a prueba su capacidad para lidiar ante ambientes que no le son favorables.

Si bien su actuar sigue siendo mesurado, no lo son en el mismo sentido sus declaraciones.  Ahora resulta que lo que sucede con el famoso “Nico” (su “chofer” se llama Nicolás) no tiene nada de malo, y aún hay más, el procurador (Bernardo Batiz) sale declarando en los medios que el nepotismo prácticamente no es una acción indebida, cuando todos ellos criticaron arduamente al PRI durante muchos años por esos actos. Ahora sí no entiendo. 

¿Acaso todos los actos indebidos se convierten en debidos ya que son hechos por ellos?

Andrés Manuel ha sido avasallador ante una opinión pública que rara vez le cuestiona sus actos. Los medios de comunicación, pero más los reporteros que cubren la fuente, se han visto algo sumisos y muy benévolos para con el Jefe de Gobierno. Le festejan sus declaraciones en contra de algún personaje de la política, ríen en algunos chascarrillos que dice el “Peje” y hasta modifican su vocabulario para señalar un “encharcamiento”, cuando todo el mundo ve sobre algunas calles de la Ciudad de México auténticas ríos de agua.

Desde mi punto de vista, los 60 mil pesos que gana “Nico” es demasiado dinero para un coordinador de logística, y mucho más para un chofer. Sin duda que el primer trabajo citado es una ardua función y que requiere una alta capacidad organizativa y de sincronía sobre las funciones que se manejan, lo que lo hace ser un trabajo que no es compatible con el de chofer, pero su sueldo es demasiado alto, como lo son la mayoría de los sueldos en el sector público en México a nivel directivo. De hecho, este país tiene el rango de salarios más alto en este sector. Vayan incongruencias.

Y ya que andamos en el tema (de los sueldos) abro un paréntesis y les contaré una anécdota. 

Recuerdo en una ocasión que un regidor del municipio de Zapopan, Jalisco, me pidió información sobre los salarios de los integrantes del cabildo de alguna ciudad de Estados Unidos para compararse con ellos, y justificar de este modo que sus sueldos ( aproximadamente ¡90 mil pesos! y ya libres) eran los justos. Sobra decir que esta persona pensaba que allá los sueldos eran más altos que en México. En ese entonces había un debate nacional por los altos salarios que ganaban algunos Alcaldes y que llegó a ser un escándalo. En Jalisco no cantaban mal las rancheras.

Al escuchar esto una sonrisa sarcástica se dibujo en mi rostro y le dije “bueno, agárrate. Allá en la mayoría de las ciudades los cargos de regidor son honoríficos, son funciones de medio tiempo, los que ostentan el cargo tienen otra actividad y finalmente donde hay ‘salarios’ solo son para cubrir gasolina y uno que otro gasto, así que no lo podemos llamar precisamente  como eso, un salario”. Al escuchar esto el regidor se quedo pasmado e inmediatamente hizo uso de nuestra desarrolladísima habilidad para justificarnos ante un hecho que nos resulta adverso.

Por cierto, actualmente en San Antonio o Dallas, no recuerdo bien, hay hoy en día un intenso debate por que alguien por ahí presentó una iniciativa para que los integrantes del consejo de la ciudad (regidores) recibieran un sueldo fijo, hecho que hizo que el avispero del contribuyente se agitara en demasía. Ya veremos que resulta.

Pero regresando al tema de “Nico”. Les señalaba que es prácticamente imposible lidiar con ambas funciones al mismo tiempo, al menos que esta persona tenga un subdirector que realizara todas las funciones logísticas cosa que sería el colmo. Conozco del tema porque alguna vez me encargué de funciones de logística y además convivía con el chofer de uno de mis ex -jefes.

Para mí no existe algo criticable en todo este asunto, lo que disgusta en todo caso es la relación chofer-sueldo que a primera instancia se hace. Me parece que se manejo el caso de una forma incorrecta por parte de las gentes que rodean al Jefe de Gobierno ante el vendaval de señalamientos que se les hicieron, a lo que no estaban acostumbrados. Otro mal paso dado fue el quitar de la página de Internet el listado de los sueldos y salarios, según esto “para corregir algunos errores”, lo que fue como echar gasolina a una fogata que se convirtió en un auténtico incendio.

Me alegro que hayan sucedido todos estos hechos para ver la capacidad de Andrés Manuel ante situaciones como estas, mismas que hacen que salga lo desconocido de los conocidos. Por cierto, acabo de descubrir algunas cosas nuevas sobre su personalidad. Es terco e insistente en algunos propósitos al expresar por ejemplo que seguirá insistiendo en el tema hasta que quede claro ¿Qué ya no lo aclaró? ¿Porqué seguir desgastándose ante algo así?

Y a pesar que su equipo de trabajo hace hasta lo imposible por reconstruirle a su jefe esa imagen “pura”, casi de un Dios de la democracia y poseedor de la verdad absoluta, su relación con los defeños y con los medios de comunicación ya no será como antes. Más con estos últimos al declarar en una rueda de prensa que los ataques son embates de la derecha a través de los medios de comunicación, osea que les dijo a los reporteros que tanto lo miman casi “vendidos”. ¿Se habrán sentido aludidos o de plano es tanta su admiración que esto no lo registraron?.

Mi opinión sobre este personaje no ha variado mucho, aunque ya le puse más tachas. Veamos entonces como se dan las cosas a partir de ahora y observemos con suma meticulosidad al personaje político que en estos momentos es el favorito para ganar las elecciones presidenciables del 2006. Eso sí, que le baje el sueldo a “Nico” y de paso que Fox haga también lo mismo con sus gentes. Hasta la próxima.

sábado, enero 17, 2004

Intensificando el Centro Histórico


Localeando, El Diario de Coahuila, 17 de enero 2004

De entrada, iniciaré diciendo que a nadie gusta que le comparen. Cuando esto sucede, una de las partes comparadas, el menos favorecido, sale siempre renegando de la metodología utilizada o en el peor de los casos descalificándola. Pero también se sabe que la comparación tiene sus bondades, y hoy en día no hay persona física o moral que tome como referencia a alguien o a algo para actuar en consecuencia.

Así pues, una empresa se compara con su competencia. Cuando hay la intención de cambiar de auto, el deseado se compara con el que se tiene. Comparamos escuelas para seleccionar la mejor para los niños. Comparamos ciudades para saber a cual ir en caso de mudarse debido a un nuevo empleo. En fin comparamos infinidad de hechos y de situaciones.

Pero hoy me centraré en describir brevemente el centro histórico de otras ciudades del país para al final comentar el de Saltillo. Sin duda se rondará en algún momento la frontera de la comparación, pero a veces es necesario acudir a ella.

Iniciaré comentando brevemente de Querétaro, ciudad fundada en 1531 (apenas 46 años antes que Saltillo) y que hoy es patrimonio de la humanidad gracias a la conservación y al cuidado que sus habitantes hicieron de sus edificios antiguos a lo largo de los siglos. Caminar por su centro histórico, de día o de noche, es como trasladarse en el tiempo y regresar a épocas llenas de imaginación arquitectónica. Recorrer sus andadores, donde hay comercio ambulante debidamente organizado y con puestos acordes a la arquitectura, o visitar algunos de sus restaurantes, como el Mesón de Chucho el Roto, localizado en plena Plaza de Armas, o quizás dormir en alguno de sus bellos hoteles, como el Mesón del Alfarero, localizado a dos cuadras del antiguo edificio municipal. En suma, por donde se camine, se respira un aroma  lleno de nostalgia.

La no menos bella Morelia, fundada en 1541 (36 años antes que Saltillo), al igual que Querétaro, supo y sabe conservar la riqueza arquitectónica que posee. Hasta hace no más de dos décadas, su centro histórico se encontraba en no muy buen estado. Aunque en ese entonces se carecía de recursos supieron organizarse, y hoy también es una ciudad patrimonio de la humanidad. La vieja Valladolid, llena de historia, bien merece una visita de fin de semana.

Pasemos finalmente a Zacatecas, que fue fundada en 1546,  es decir 31 años antes que la capital de Coahuila. Viviendo Usted en Saltillo y estando a solo 3 horas y media, la pregunta es ¿La ha visitado? Déjeme decirle que si su respuesta es no, entonces está usted cometiendo casi un sacrilegio. Esta ciudad, también patrimonio de la humanidad, posee maravillosos hoteles, uno de ellos sin duda lo es el Mesón de Jobito. Y si bien su tarifa no es muy económica, bien vale la pena pernoctar ahí aunque sea una noche. Ahora, caminar por su centro histórico, lleno de edificios coloniales o llegar hasta el cerro de la bufa para contemplar la ciudad, son una linda experiencia que hay que vivir. Pero nada fue gratis. La recompensa del trabajo es que Zacatecas también es patrimonio de la humanidad.

Pero hablemos de Saltillo, ciudad fundada en 1577 y que en su momento tuvo también bellos edificios, quizás no tan espectaculares como los de las ciudades antes citadas, pero si lo suficientemente pulcros como para que merezcan nuestra admiración. Cito ejemplo. El edificio que estaba donde hoy se encuentra el Bancomer de calle Juárez y Allende. Era una verdadera joya arquitectónica. Y así podemos citar algunos otros, no muchos, es cierto, pero al fin y al cabo eran parte de la también rica historia saltillense.

No pretendo ser ingenuo diciendo que algún día Saltillo puede llegar a ser patrimonio de la humanidad. De entrada muchas edificaciones fueron destruidas y otras tantas de la época, están por venirse abajo. A pesar de lo anterior, esfuerzos se han realizado: La Plaza Acuña, el teatro García Carrillo, la nueva fachada del Mercado Juárez, en su momento la plaza de la Nueva Tlaxcala y la reconstrucción de la fachada del citado Bancomer. Pero todo ello no es suficiente.

Algunos dirán que se requiere dinero para reconstruir o para regenerar espacios,  y es correcto, pero a veces realizando ciertas acciones se atraen inversiones por “carambola”. La Ciudad de México es un claro ejemplo. Como se sabe, grandes empresarios, como Carlos Slim, están invirtiendo dinero en el centro histórico y hoy está quedando realmente maravilloso.  El dinero no lo están regalando, están invirtiendo porque saben que recuperarán esas inversiones mediante el establecimiento de negocios. La gente que visita el centro también es consumidora. Hago otra pregunta ¿Hacen lo mismo las familias ricas de Saltillo? ¿El gobierno tiene planes novedosos para motivar su participación?.

Si me lo permiten haré una breve sugerencia para el centro histórico. Basta con cerrar la calle de Juárez, en su tramo Gral. Cepeda a Allende, y cerrar la calle Hidalgo, en su tramo de De la Fuente a Aldama, y convertirlas en andadores, para que en ellas se establezcan restaurantes, cafés, bares, librerías, comercios, centros culturales y de servicios, entre otros. Todos obviamente respetando la arquitectura del lugar y otras disposiciones legales. Inclusive, se reconstruirían aquellas fachadas que no fueran de la época antigua, y lo harían los mismos inversionistas. Entonces ¿Qué estamos esperando para hacerlo? Estas acciones, no requieren de dinero, simplemente de hacerlo.

¿Habrá resistencias? Sin duda, y de entrada los miembros del Casino de Saltillo, pero al final a ellos también convendrá. Y es que ese edificio está desaprovechado. Ahora, el tráfico de calle de Hidalgo se desvía por la calle de Bravo (que en un futuro también se cerraría, hay hermosos edificios antiguos entre De la Fuente y Juárez) y el tráfico de la calle Juárez se denvía a Pérez Treviño. Señores  y señoras automovilistas o transeúntes, lo bueno cuesta pero al final la recompensa para todos es enorme.

Hable de este tema, porque en marzo se celebrará en Saltillo el Encuentro Nacional de Centros Históricos (creo que se llama así). Sin duda, un evento que puede motivar para intensificar el centro histórico.

domingo, enero 11, 2004

Congreso Coahuilense


Localeando, El Diario de Coahuila, 11 de enero 2004

Aunque no hay estudios o investigaciones que comprueben que un Congreso Estatal compuesto por mayoría de diputados de oposición (es decir los diputados locales son de distinto partido al del Gobernador) sea o haya sido mejor para la vida democrática de ese Estado, si puede ser que al menos algo bueno haya dejado.

Zacatecas, Nayarit, Morelos y ahora Tabasco son algunos ejemplos de lo arriba mencionado. Por lo pronto en Nayarit el Gobernador de ese Estado ha dejado de hacer de las suyas, y es que por todos era conocido que Antonio Echavarría es o era campeón del nepotismo, el sobre-gasto y la nula rendición de cuentas para con el Congreso. En un Congreso con mayoría opositora al menos un Gobernador modera su actuar y piensa dos veces antes de dar el siguiente paso. Además el argumento, el consenso y el debate, tres características políticas que urgen desarrollar en este país, se ven notablemente favorecidos.

Coahuila no ha tenido esa vivencia y es que desde que se celebran elecciones modernas la mayoría de los diputados locales en el Congreso siempre han sido del mismo partido que del Gobernador. El caso más cercano ocurrió en las elecciones estatales de 1996, cuando el PAN tuvo su mejor momento y casi tenía igualdad de diputados que el PRI.

Como consecuencia de las elecciones del 2002 la composición del Congreso no es la excepción en la historia y el PRI presenta un amplio dominio que es dirigido por Abraham Cepeda Izaguirre. Sin embargo tal parece que los problemas y traspiés políticos han sido más frecuentes que los registrados en la pasada Legislatura, y aquí no hay más que dos causas: a) que la minoría opositora hoy existente haya salido más “brava” que los que conformaron la pasada Legislatura o b) que al coordinador de los diputados del PRI le ha faltado mayor habilidad política para tender puentes con los de oposición y además ser un mejor comunicador e involucrador para con sus compañeros de partido.

Las disputas por la conformación de la Comisión permanente es quizás el resultado de un cúmulo de desacuerdos políticos que vino a encontrar su máxima expresión. Hay que recordar que actualmente dicha comisión se conforma por 8 diputados y es responsabilidad de las distintas bancadas pactar su composición.

El primer capítulo de esta disputa incluyó la exigencia opositora de ocupar 4 de los 8 puestos, exigencia para mí fuera de lugar y sin sentido ya que la oposición no tuvo el 50% de los votos en las pasadas elecciones ¿Otorgaría el PAN dicha concesión de haber obtenido ellos la mayoría en el Congreso? Por supuesto que no. Me parece en este sentido que el PAN se dejo embaucar por el resto de los partidos minoritarios para luchar una batalla cuyo resultado ya se sabía.

Por otra parte, la reacción del PRI a esta cerrazón opositora fue con una respuesta que reflejó el aún autoritarismo clásico existente en algunos diputados priístas y se fueron con el  ancestral hecho de “pan o palo”, siendo en esta ocasión un palo que tuvo resonancia nacional.

Ahora bien, la salida al conflicto pactada por Abraham Cepeda con la oposición dejó al interior del PRI un sabor amargo que me trajo al instante la rebelión de los diputados priístas en el Congreso federal para con Elba Esther Gordillo. El aprendizaje aquí es muy claro: los acuerdos que un coordinador de una bancada priísta, del Estado que sea, haya pactado con la oposición, tendrán que ser primero rebotados y acordados con sus compañeros de bancada. Es decir,  el legislador priísta ha tenido una evolución y ahora exige ser tomado en cuenta en las negociaciones que su dirigencia haga. A partir de ahora, Cepeda deberá tener esto muy en cuenta, so pena de que alguno de sus compañeros le exija dejar la coordinación, sin importar que tenga relaciones muy estrechas con el Gobernador.

Aunque parece que el capítulo dos de esta disputa llegó a un acuerdo con la conformación de la Comisión de 11 diputados (6 para el PRI), esto no simboliza  que todo esta definido. Vienen las reformas a la Constitución del Estado (artículo 70) y a la Ley Orgánica del Congreso (artículo 68) donde sin duda habrá debates interesantes. Lo fundamental será que se prevenga en la Ley que esto que se vivió no vuelva a suceder en el futuro.

Sin duda que un gobierno y un congreso reflejan el grado de desarrollo de una sociedad, aunque algunas veces las voces extremas logran imponerse alejándose de este reflejo. Tal fue el caso en esta ocasión de la respuesta dada por la fracción del PRI. Con éste antecedente de discrepancias con sus compañeros de partido, Cepeda Izaguirre deberá aplicar a profundidad sus habilidades políticas para que su capital político no se vaya a al baja, y se le complique el panorama en caso de desear competir por algún cargo de elección popular en el 2005, amén de empedrarle el camino al Gobernador dentro de sus aspiraciones presidenciales.

Pero tampoco lo anterior significa dejar de hacer la tarea por muy ardua o difícil que esta sea, con el fin de “nadar de muertito” para salir bien librado. El primer reto entonces es lograr una reforma integral a la Ley Orgánica del Congreso para que se convierta en un organismo profesional en sus tareas, transparente y rendidor de cuentas para con la sociedad.

Coahuila aún requiere de vivir experiencias que otros Estados ya han vivido para
consolidar sus avances institucionales y democráticos. Para que estas nuevas experiencias se den se requieren de al menos dos factores: a) que la oposición juegue un papel competitivo y oferte buenas causas públicas (alejándose de argumentos ya trillados y aburridos), y que sea generador de iniciativas valiosas a la vida coahuilense (por ejemplo un sistema de medición de desempeño para el gobierno estatal y los municipios, como ocurre en Campeche para estos últimos) y b) que la sociedad sepa identificar dichas causas y las lleve a los órganos de gobierno, para este caso, al Congreso.

Saludos. Deseo mandar un fraternal saludo a mi tío Raúl que se recupera de un
infarto. Animo Tío.

domingo, enero 04, 2004

Un 2004 muy político


Localeando, El Diario de Coahuila, 5 de enero 2004

Para algunos el ya muy próximo año tendrá un alto contenido de retos y asuntos económicos debido al frágil crecimiento que tendrá el país, y a la incapacidad de éste para generar empleos. La fracasada reforma fiscal, aunque no era la mejor solución a todos nuestros problemas, sí nos iba a permitir un mayor margen de maniobra monetaria y económica. Y eso lo dicen los números, no yo. Y a pesar de que la economía de EUA creció 8% en el trimestre pasado, eso no debe ilusionar y alentar en demasía, simplemente porque el real y verdadero trabajo no lo hemos hecho en casa.

Ahora entonces el ambiente es otro y habrá que seguir tomando precauciones, así que señoras y señores a cuidar el dinero y ha hacer un ahorro por ahí, por sí acaso de un día para otro deciden decirnos en el trabajo “adiós”, y créanme que sí lo anterior me llegará a pasar a mí, me acordaré mucho de varios políticos, y es precisamente en este escenario, la política, donde se realizará una vez más el “juego nacional” durante el 2004. En otras palabras, prepárese para seguir viendo en T.V. y leyendo en periódicos pleitos, luchas, espectáculos, traiciones y demás hechos cargados y aderezados de política, mucha política.

Así pues tenemos que Madrazo y Fox seguirán dándose patadillas por debajo de la mesa y el PAN tratará de subirse al ring, aunque dudo mucho que lo logre. Ahora el ring nacional le pertenece a dos actores: al PRI (específicamente a los diputados federales) y a Andrés Manuel López Obrador (el PRD no, ya que como siempre seguirá siendo presa de sus actitudes) y son ellos los que decidirán a quién desean subir.

Por su parte AMLO seguirá encantando ya no solo a los capitalinos sino a mexicanos de otras partes del país, aunque la verdad no entiendo porque se le da un cheque en blanco a este personaje, cuando la deuda del D.F. se ha duplicado desde que los gobiernos perredistas imperan en la capital y cuando la inseguridad pública en dicha ciudad sigue siendo igual, sino es que peor. Tengo que confesar que AMLO tiene algo que me agrada (sencillez, austeridad, franqueza, serenidad, etc), pero hay un “no se qué” que hace que mis reservas hacia él permanezcas sólidas. ¿Será el tema de la deuda del D.F. que me recuerda a 1995 y ese grado de populismo que me recuerda a Chávez, presidente de Venezuela?

Madrazo en cambio hará mover cielo, mar y tierra con tal de posicionarse entre la gente como el candidato ideal del PRI a Presidente de México. Su equipo de campaña, que funciona desde hace meses, trabajará a marchas forzadas para generarle esa imagen pero ¿Cómo olvidar su negro pasado? ¿Cómo borrar de tajo los 210 millones de dólares que empleó durante su campaña a gobernador por Tabasco allá por 1993-94? ¿Cómo creerle a un personaje que esta rodeado por lo más oscuro y negro del PRI?. Definitivamente Madrazo debería retirarse de la política he irse a su tierra natal a luchar por la sobre-vivencia del pejelagarto, lo que de paso le agradaría mucho a su paisano (AMLO).

Y siguiendo con el mismo tema anterior, aunque descontando a Madrazo y a AMLO, durante el 2004 se ahondara en lo referente a la sucesión presidencial. Los gobernadores priístas de Coahuila, Hidalgo, Veracruz, Tamaulipas y Estado de México, seguirán diciendo “yo quiero”. Mis preferencias se inclinan por los dos primeros ya que representan al PRI nuevo aunque mucho tendrán que trabajar para posicionarse en aquellas zonas del país donde son prácticamente desconocidos, pero ¿Cómo hacerle?.

Sin duda que la polémica y el debate con ciertos personajes de renombre son básicos y muy necesarios. ¿Se acuerda Usted de la confrontación de EMM con Bartlett? Bueno, pues esta confrontación retumbó en todos los rincones del país dado el momentum que estaba presente; la reforma energética. Entonces tenemos que algo así tendrán que hacer estos dos gobernadores para acaparar espacios noticiosos.

El resto de los mandatarios estatales (Veracruz, Tamaulipas y Edo. Mex.) son de la vieja guardia y a esos habrá que decirles “bye, bye”. Sin embargo dudo mucho que el poderoso grupo del Estado de México se haga a un lado tan fácilmente, por lo que una nueva alianza entre Madrazo-Montiel no se ve tan lejana.

Con respecto al PRD no hay de otro más que AMLO, aunque Cárdenas siga gritando a los cuatro vientos que el debe ser el candidato de los “progresistas”. Además representa también el viejo México, por lo que ya debe de jubilarse. Por el lado del PAN obviamente están Santiago Creel, Felipe Calderón, Pancho Barrio y Carlos Medina. Aquí definitivamente me inclino por el segundo: Calderón. Creel se me hace el personaje político más tibio y aburrido de México. Sus constantes discursos no convencen a nadie. De Barrio y Medina la verdad se les ve con muy pocas fortalezas, dado sus recientes fracasos en el gobierno federal y en las pasadas campañas, respectivamente.

En temas de grandes reformas estructurales habrá uno muy interesante y muy plural que borrará del escenario a la reforma energética y a la laboral; me refiero a la Convención Nacional Hacendaria. Este hecho histórico que arranca el 5 de febrero será otra oportunidad importantísima para realizar ajustes a todo el modelo fiscal que data desde 1981 y que resulta hoy en día ya caduco. Solo espero que durante estos trabajos, el PRI no se monte en su macho con su lema de “No al IVA en alimentos y medicinas porque fue un compromiso de campaña en las elecciones del 2003”.

La sucesión en Coahuila estará también a la orden del día. Por parte del PRI Moreira al parecer lleva ventaja sobre los demás, aunque no me parece que utilice recursos públicos saltillenses para promover su figura en otros municipios. La solución es simple; que gaste de su bolsa o de la bolsa de sus amigos y así ningún problema. El PAN por su parte tiene hoy en día y según las encuestas, a Ernesto Saro como el más reconocido ¿Será el bueno?.

La sucesión en Saltillo tiene a varios suspirantes por parte del PRI, aunque hay un caballo negro que quizás pueda darse y acabar con las esperanzas de los otros; Enrique Martínez Morales, el hijo del actual gobernador. Por el PAN tenemos a Armando Rubio, hoy en día tesorero de Ramos Arizpe, como el más viable. La decisión por contender por la presidencia municipal no recae más que en ellos mismos.

Amigos y amigas, lo  mejor para el 2004, hasta la próxima aunque será desde la Ciudad de México, mi casa por el momento.

Retos partidistas en Saltillo


Artículo Localeando, El Diario de Coahuila, 4 de enero 2004

Cualquier organización del índole o tipo que sea, al igual que la sociedad, va construyendo con el tiempo redes de convivencia, costumbres y reglas escritas cuyo propósito es garantizar una armonía que conlleve a la consecución de objetivos y metas previamente establecidos.

Pero como todos sabemos no todo es “miel sobre hojuelas” en el andar diario, y mucho menos cuando algunos pilares que sostienen el status quo están siendo cimbrados por un acontecimiento o hecho aislado que al parecer esta fuera de línea. Cuando esta organización es de carácter político, digamos un partido político, entonces la situación requiere de una mayor atención (y de acciones) por parte de quienes son los responsables de dirigir en ese momento las riendas respectivas.

Un partido político casi es igual de complejo que una sociedad. Pudiéramos encontrar algunas salvedades, aunque una muy importante es que en una sociedad todos tienen derecho a voz y voto y en el primero solo algunos votan, pero todos pueden tener voz por ser entidades de interés público.

En mi breve estancia por Saltillo humildemente pude observar que su sociedad marcha a buen ritmo aunque se encuentra quizás algo frenado por la calidad de sus partidos políticos y es que estos son los que, nos guste o no, lo conducen hacia su futuro (como sucede en el resto del país), aunque vigilados de cerca por algunos sectores, principalmente el empresarial.

En diversas pláticas que sostuve con algunos miembros del PAN pude comprobar que este partido todavía se encuentra muy lejos de poder armonizar ya no digamos con la sociedad y por lo tanto acceder al poder municipal, sino entre sus integrantes mismos. Y es el que el cáncer del divisionismo sigue muy presente.

De todos es sabido que existen dos bandos en este partido: rosendistas y garciavillistas y también se sabe que recientemente realizaron un evento en Torreón para “limar” asperezas entre sus dos eternos cabecillas que llevan más de diez años como líderes morales (¿Acaso se ve esto en el PRI hoy en día?), aunque lo malo para los panistas es que dicho evento tuvo muy poca o nula difusión. Lamentablemente el daño y el divisionismo es  mucho mayor a eso, y se requiere más que una simple reunión y que una fotografía para borrar todas las controversias históricas existentes. Se requieren de medidas fuertes y de acciones contundentes, no simulaciones.

Siendo honestos, el horizonte dentro del PAN no se vislumbra nada fácil, salvo que sus actuales líderes verdaderamente ostenten una actitud de autocrítica y de voluntad política que vea hacia delante. Incluso, algunos de ellos deberán de modificar actitudes por el bien del partido que tanto dicen respetar. De lo contrario el cáncer seguirá avanzando.

Ahora bien, un PAN débil es igual de malo para el PRI aunque ostente el poder, ya que llegará un día en que el elector simplemente se canse de él. Y es que sin ese contrapeso político externo el PRI corre el riesgo de verse secuestrado por líderes con visiones egoístas e intereses extremadamente personales, mismos que difícilmente se dan cuando existe un buen sistema de competencia partidista que permite renovar a los cuadros y oxigenar el sistema de relaciones interpersonales.

No hay que olvidar que en un ambiente de competencia, que sé dá en cualquier ámbito (no veo porque no en la política), hace que ese extra aparezca.  Es más, ni siquiera las compañías altamente dominantes en su mercado, o el atleta más competente, deja de fortalecer sus fuerzas y trata de llenar vacíos competitivos. El caso del PRI en Saltillo, es similar y no debe dormirse en sus laureles, so pena de que sus fortalezas se vayan minando de una manera invisible para ellos.

Y de cara a la selección de candidatos para el final del 2004 diré que aunque que hoy en día la tendencia es que los electores votan más a una persona que a un partido, no hay que perder de vista que esto sucede casi exclusivamente cuando: a) una sociedad esta cansada sobre la forma en que sus autoridades actuales conducen el gobierno (caso PRI en el 2000), b) debido a un escándalo mayor (caso Eleazar Galindo en 1989 y que a la postre condujo al triunfo de Rosendo Villarreal en 1990, y que de no haberse dado lo primero difícilmente el segundo hubiera ganado) y c) cuando el elector duda de la capacidad del candidato cuyo partido esta actualmente en el poder (elecciones municipales de 1996 o 1999).

Tenemos entonces que aquel partido que apueste únicamente al carisma de su candidato para ganar una elección, debido a su debilidad institucional partidista (caso PAN), definitivamente esta condenado a la derrota. Pero que no cante victoria aquel partido que es fuerte en lo institucional (caso PRI) si su candidato no tiene el carisma necesario. Hoy la victoria se centra en una suma de factores.

El 2004 será sumamente interesante en el ámbito municipal, estatal y nacional, y habrá que disfrutarlo en todos sus sentidos. Los retos de los dos partidos políticos en Saltillo ahí están: El PAN recomponer en todos los niveles sus relaciones interpersonales y de estrategia mediante la disminución (y en el futuro jubilación activa) de los líderes tradicionales (Rosendo Villarreal y Juan Antonio García Villa) para que se permita el surgimiento de otros nuevos (Zermeño, Saro, Gómez, López, etc.) y por su parte el PRI deshacerse de la todavía imagen de partido de liderezas y de paternalismos recalcitrantes mediante la sustitución de malos elementos que siguen dañando la nueva imagen que pretenden dar. En lo demás creo que las tiene todas consigo.

Familia y amigos. Aunque no vi a la totalidad de mis amigos de antaño en estas vacaciones de fin de año, si pude ver a los suficientes como para cargarme de energía en esta nueva ausencia. Mi conclusión es que la familia y los amigos son importantísimos para abrirse camino en esta vida. Hasta la próxima.

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...