jueves, mayo 29, 2008

Mega-regiones

Artículo Localeando, 29 de Mayo de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Hay un libro recién publicado que está en mi lista de espera para leerse; “Who´s Your City”, cuyo autor es Richard Florida y a quien por cierto tuve oportunidad de escuchar en una conferencia que brindó en 2004 en San Diego, California. En aquel tiempo su libro “Surgimiento de la Clase Creativa” causó muy buenas impresiones y al parecer este último va por el mismo camino.

Florida es un científico social que observa el comportamiento de la raza humana entre su entorno y en base a ello emite sus hipótesis digamos futuristas. En su nuevo libro, Florida describe la importancia de las mega-regiones para las actividades del hombre por que albergan en su espacio recursos económicos, capital humano, infraestructura, universidades, entre otros.

El autor ubica las mega-regiones que, desde su punto de vista, están atrayendo al talento humano y a los negocios. Las lideran ciudades como Londres, Tokio, Amsterdam, Paris, Mumbai. En Norteamérica ubica a San Francisco, Nueva York, Toronto y Los Ángeles. De México únicamente al DF y la ubica en posiciones no muy ventajosas. Al final del libro incluye una especie de check-list para el lector con el cual puede evaluar la región donde vive.

Hago esta descripción de un libro que resalta algo no nuevo pero que vale la pena siempre recordar; las regiones como espacios cruciales ante un mundo globalizado y ante la aparición, según ciertos autores, del Homo-Mobilis (hombre-móvil, por aquello del celular inteligente y PDAs), dejando atrás al Homo-Videns de Giovanni Sartori.

Guste o no Saltillo es parte ya de la ¿mega-región? liderada por Monterrey y debería preocuparnos que tan bien nos estamos integrando. Para algunos el Acuerdo para un Progreso Regional Asociado (APRA), firmado en Junio del 2004, es la respuesta a esa integración efectiva que se requiere. Sin embargo tengo mis dudas por una razón; la nula institucionalización del APRA.

Este acuerdo ha sobrevivido por el lado de Coahuila un cambio de gobierno (de Enrique Martínez al actual gobernador), una señal de arraigo, pero un acuerdo de esa magnitud no se puede basar en “señales”. Se necesita un mecanismo formal que dé seguimiento al APRA, visualice el futuro de la región sureste como un todo, realice proyectos integrales y vigile su ejecución. Algo como lo que posee Nuevo León, el programa para la Integración del Desarrollo Regional del Noreste y su Vinculación con Texas (INVITE, www.invite.org.mx).

Por lo pronto a leer el libro de Florida.

jueves, mayo 22, 2008

Fundación ALAS, causas y efectos

Artículo Localeando, 22 de Mayo de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

En los inicios de mi estancia de quince días en México he visto en los canales de Televisa diversos anuncios y reportes noticiosos sobre los macro-conciertos celebrados simultáneamente en México DF y Buenos Aires patrocinados por la fundación ALAS, cuyo objetivo es crear conciencia y exigir a los gobiernos latinoamericanos un mayor esfuerzo para que los niños del hemisferio tengan un mejor futuro.

Esta fundación, cuyos propósitos son sin duda loables, recibió recientemente un cuantioso donativo por más de 110 millones de dólares de Carlos Slim. De entrada afirmo que cualquier donativo tendiente a otorgar a necesitados algo de alivio es de reconocerse. Se necesitan estos y muchos otros cientos de millones de dólares para mitigar un poco las carencias de miles de mexicanos.

Sin embargo me parece que en México, y específicamente las fundaciones de grandes empresas y empresarios, nos estamos enfocando más en tratar de “arreglar” los efectos que las causas. Si seguimos esta estrategia nunca terminaremos con los efectos porque las causas siempre se encargarán de seguir produciéndolos.

Si bien hay que seguir atendiendo los efectos porque es imperdonable e intolerable ver, por ejemplo, pobreza extrema, al mismo tiempo debemos dedicar iguales recursos y esfuerzos en abatir las causas; malas políticas públicas, gobiernos poco comprometidos y actores políticos con un enfoque de beneficio parcial (por decir lo menos).

México es uno de los países con el menor número de ONGs y casi me atrevo a asegurar que la cifra baja dramáticamente si nos enfocamos únicamente en el número de Think Tanks (centros de investigación y estudios). El hecho es muy preocupante porque son precisamente los Think Tanks las organizaciones que se enfocan en analizar las causas y luego hacer propuestas para minimizarlas o eliminarlas.

Se requiere entonces que las grandes fundaciones y empresarios donen mayores recursos hacia estos organismos de la sociedad civil los cuales hoy tienen que buscar financiamiento en fundaciones extranjeras quienes saben y reconocen la importancia de atender las causas (no sólo los efectos).

Ojala pronto podamos ver un balance en las donaciones.

Glosa: Coahuila es uno de los 12 estados donde no existe al menos un Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN). Esto nos pone en desventaja para generar un futuro de nuestras ciudades con rumbo y mayor certidumbre.

jueves, mayo 15, 2008

Un foro interesante

Artículo Localeando, 15 de Mayo de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Del 21 al 24 de Mayo se llevará a cabo en Chihuahua el II Foro Nacional sobre Medición del Desempeño en Gobiernos Locales. La primera edición fue en Puebla en 2007. El foro se torna importante porque a partir del 2009 y por mandato constitucional todos los gobiernos deberán publicar sus indicadores.

La medición del desempeño es una herramienta esencial. La usamos para casi todas las actividades humanas; desde medirle la temperatura al bebe hasta en naves espaciales.

En gobiernos de sociedades avanzadas la medición del desempeño es una actividad común. Ellos entienden que sin esta herramienta difícilmente pueden maximizarse recursos y mejorarse escenarios para incrementar la calidad de vida de los ciudadanos.

Desde mi perspectiva la administración pública mexicana está en pañales sobre el tema. En algunos talleres me han refutado esto. Me indican que, como mínimo, ha estado desde los 80s al menos en el gobierno federal. Pero cuando les pregunto dónde están los documentos que lo avalan simplemente no saben que responder ¿La razón? Porque esos modelos, si existieron, no fueron serios, formales y menos institucionales.

Cierto, hoy se mide en los tres órdenes de gobierno mexicano pero la pregunta es ¿Miden como se debe medir? ¿Son adecuados sus indicadores? ¿Tienen un manual para ello? En la actualidad la medición es muy básica, opaca y muchas veces inclinada para favorecer a quien se mide. Ahí está el caso del IMSS y su indicador de empleos generados.

Pero el escenario no es tan malo como parece. Hoy el tema está colocado en la agenda gubernamental al grado que se está celebrando este II Foro. Algunos municipios van avanzados. La Auditoria de Campeche tiene un modelo que ha sido reconocido. Los gobiernos estatales ya presentan interés y el gobierno federal también. Incluso la aplicación del Ramo 33 para el 2008 ya exige el uso de indicadores.

Ojala pronto en la administración pública de Coahuila se inicie con un proceso serio e institucional de medición porque con ella ganaremos todos. Por lo pronto nos vemos en Chihuahua.

Glosa: Por Internet pude dar seguimiento al primer foro-debate sobre la reforma energética celebrado el martes pasado en el Senado. Actores de todas las visiones debatieron civilizadamente. Este es un ejercicio que debe ser replicable cuando se abordan reformas a temas estructurales del país. Lo mismo debe hacerse localmente cuando se proponen reformas estatales y municipales.

jueves, mayo 08, 2008

Alianza UDC-PRI

Artículo Localeando, 8 de Mayo de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

El año pasado, con motivo de mis investigaciones doctorales, realice un estudio sobre los partidos locales en México y encontré que Unidad Democrática de Coahuila (UDC) no es cualquier partido de entre los de su tipo. Entre 1990 y 2006 fue el partido local más votado en elecciones para diputados locales (56,173 votos en 2005) y ha sido el de mayor constancia en procesos electorales. Posee la segunda votación porcentual más alta (6.7% en 1999), sólo detrás del extinto Nava Partido Político (7.8% en 1993).

Estos datos dicen algo; la UDC tiene cierto nivel de fortaleza institucional y/o habilidad política que le ha permitido mantenerse en la palestra electoral.

La UDC posee una fuerte presencia en el norte del estado. En las elecciones de 2005 para diputados locales el PAN se le alió en los distritos VII, XVIII y XIX y se ubicó en segundo lugar, incluso perdiendo el XIX (Acuña) por 504 votos ante el PRI. En el resto de los distritos tuvo malos resultados, incluso pésimos en los de Saltillo, Monclova y Torreón.

La elección de Octubre le presenta a la UDC un área de oportunidad única ante el circo de los panistas. Los electores anti-priístas bien pudieran votar a un partido con buen mensaje y una plataforma electoral de ideas sólidas y discurso propositivo respecto por donde debe transitar el Estado y sus municipios. La UDC puede ser ese partido.

Sin embargo tiene dos puntos débiles; a) es un partido familiar y b) su extrema debilidad en los tres principales municipios.

Es tarde para la UDC iniciar un proceso de renovación de dirigencia y hacerla realmente plural pero deberá hacerlo luego de la contienda electoral si quiere atraer votantes y líderes para sus filas. Respecto del segundo punto debe trabajar con urgencia en el sureste o La Laguna. No puede darse el lujo de desatenderlos como lo ha hecho hasta ahora.

Pero estos retos sólo puede enfrentarlos de manera efectiva si decide ir sólo a esta elección y no aliarse con el PRI, como así esta negociándose actualmente según declaraciones del líder estatal tricolor (Palabra, 020508).

La pregunta a realizar cuando se llegue la hora de las definiciones de alianzas político-electorales es ¿pesará más el deseo de consolidar un partido con potencial, y que le urge a Coahuila debido al desastre panista, o pesará más la conveniencia político-económica?

Glosa; en Santa Cruz Bolivia dijeron sí a la autonomía ¿Seguirá Zulia en Venezuela?.

jueves, mayo 01, 2008

Deuda coahuilense

Artículo Localeando, 24 de Abril de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Tener o contratar deuda no es una acción negativa. Tiene su utilidad, por eso existe. Sí lo es no tener la capacidad de pagarla o contratarla sabiendo que no se tiene tal capacidad. También es negativo no saber para qué endeudarse.

La palabra “deuda” (pública) tiene una connotación muy especial para el mexicano. Su mero pronunciamiento significa crisis, inflación, miseria, corrupción, saqueo, pobreza, entre otros. Tal efecto tiene su fundamento; los pésimos gobiernos que hemos tenido.

La misma palabra en países desarrollados genera rechazos y cuestionamientos menos radicales. Hace levantar cejas de todo mundo pero los procedimientos que poseen para definirla hacen que al final todos queden más o menos contentos. En la mayoría de condados, ciudades y estados de EUA se organizan incluso referéndums para aprobar el endeudamiento público.

Hago esta breve reflexión sobre la deuda porque el gobierno coahuilense anunció en días pasados la intención de contratar una deuda por 3,500 millones. La iniciativa parece de entrada razonable y lógica dado los bajos niveles de deuda del estado y es quizás saludable. Actualmente se encuentra armando el paquete de obras a construir con la deuda (si contáramos con el Instituto de Planeación y Políticas Públicas, propuesta de campaña aún incumplida, tal recopilación sería más fácil y ágil) así como haciendo los primeros cabildeos con diversos sectores sociales.

El cuestionamiento a su iniciativa no radica en el deseo de endeudarse, sino en la forma de como el gobierno coahuilense armará y procesará su iniciativa y luego como la ejecutará. Es en estos puntos donde debemos estar atentos.

El gobernador de Sonora, Eduardo Bours, propuso recientemente una iniciativa de deuda llamada Plan Sonora Proyecta. Fallas en su estructuración y cabildeo han hecho que actualmente se encuentre en la corte debido a denuncias de inconstitucionalidad interpuestas por opositores a su contratación.

¿Seguirá el mismo sendero la iniciativa del gobierno coahuilense? De ellos depende.

Glosa: Sería muy benéfico que dentro del plan de obras que el gobierno estatal está preparando para esta deuda, incluya “proyectos verdes” como la construcción de ciclovías en ciudades, obras para la infiltración y recarga de acuíferos, recolectores físicos de pilas usadas, entre otros. A Coahuila le urge actuar en este sentido, además encajarían en el programa Chulas Fronteras, recién anunciado por el gobernador.