jueves, octubre 30, 2008

Un Coahuila mejor desde el Congreso

Artículo Localeando, 30 de Octubre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

La semana pasada comenté sobre las potenciales consecuencias que pudiera enfrentar el PRI-Coahuila con su contundente triunfo electoral. Señalé que ello pudiera llevarlo a ser presa de su propio éxito debido a la falta de contrapesos.

Pues bien, así como hay retos hay oportunidades…y muchas. De entrada quiero mencionar que el éxito de un Congreso no se construye por la dominancia de un partido sino por la actuación del mismo. La bancada priísta, con integrantes de experiencia probada y perfil respetable, bien puede construir y ejecutar una agenda legislativa de altas miras.

Muchos son los temas donde puede marcar diferencias. Se trata de no sólo construir obra física sino también estructura institucional para seguir colocando a Coahuila en el camino del desarrollo. Abordo dos temas; a) Planeación y b) Medición del desempeño.

La planeación en el ámbito público es un tema rezagado no sólo en Coahuila sino en el país entero y es normal luego de vivir por décadas en un sistema político donde el planear no tenía sentido cuando una persona lo decidía todo. Pero el escenario es otro y una realidad compleja, exige, obliga a planear.

En Coahuila tenemos la Ley de Planeación y la Ley del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Coahuila (COPLADEC) pero son corto y medianoplacistas porque implícitamente se refieren a periodos de gobierno.

Se tienen tres leyes adicionales referentes a los Consejos de Planeación Estratégica de largo plazo de la Región Centro, Sureste y La Laguna. Sin embargo y a pesar de incluir a Comités Técnicos de Consulta, son órganos voluntarios no dedicados al 100% de su tiempo a planear ni tampoco con profesionales dedicados exclusivamente al tema.

¿Quiénes planean a largo plazo por Coahuila y sus municipios? Nadie. El gobernador tuvo la respuesta al principio de su sexenio con su propuesta para crear el Instituto de Planeación y Políticas Públicas. Lamentablemente lo dejó morir. El nuevo Congreso puede rescatarlo.

El otro tema es el de la medición del desempeño. En 2009 será obligatorio para toda entidad pública difundir sus indicadores. La lógica indica que es mejor que te critiquen por lo que es que por lo que no es. Pues bien, regular el tema para sentar bases conlleva a lo primero además de que te guía a no sólo medir por medir sino hacerlo bien.

Están estos temas y varios más (ambiente, transporte, energía). Con tal dominación del Congreso, para el PRI esto es sólo cuestión de voluntad.

jueves, octubre 23, 2008

¿La “China del Norte”?

Artículo Localeando, 23 de Octubre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Muchas interpretaciones dejan los resultados de la pasada elección celebrada en Coahuila. De entrada el PRI hizo lo que tenía que hacer para llevarse su carro completo y el PAN para que así sucediera. Todos sabemos las causas y creo sería redundante ahondar en ellas. Así pues felicidades PRI, PAN ¿podrás levantarte?.

Pero la elección ya es tiempo pasado y debemos ocuparnos del futuro. De entrada un carro completo a estas alturas refleja que algo no está funcionando bien en la democracia de nuestra matria. En las democracias consolidadas no ocurren los carros completos porque su estructura está diseñada para que precisamente eso no suceda, y no me refiero a meramente dar diputaciones o regidurías plurinominales.

En estas democracias los contrapesos (Congreso independiente, medios imparciales, IP crítica, universidades públicas apolíticas, ciudadanía atenta y educada, oposición innovadora, burocracia independiente, poder judicial soberano, etc.), no sólo existen en el tintero sino también en la realidad.

En Coahuila no tenemos una democracia consolidada porque los actores antes citados no cumplen con su rol de manera efectiva. Tan sólo basta con observar el muy estrecho vínculo partidista de la burocracia con el PRI o bien leer sobre los pleitos internos del PAN. Ya no hablemos del clientelismo político entre un sector de la ciudadanía.

Dadas las circunstancias políticas actuales, donde un partido ostentará prácticamente todo el poder público a nivel estatal y municipal, el PRI local deberá reforzar sus mecanismos internos para sancionar a aquel funcionario público que, siendo parte del partido, cometa actos de corrupción, impunidad, abuso. Y digo lo anterior porque las instituciones coahuilenses no podrán aplicar las sanciones que deben aplicar si el PRI no lo autoriza.

El tricolor coahuilense deberá buscar su propio equilibrio interno donde el interés común (no el partidista) esté al centro de su mira política. No le será fácil porque cuando se tiene tanto poder hay muchas tentaciones y estas empujan a hacer renacer viejos vicios o a consolidarlos.

Coahuila es pues, por ahora, la “China del norte”, donde el cuasi-unipartidismo será la constante acompañado de un desarrollo económico en ascenso pero con un desarrollo político y social todavía muy endeble.

Tiene el PRI-Coahuila la mesa servida, pero no debe olvidar que del plato a la boca…. Esto los líderes chinos, lo saben muy bien y por eso actúan cuando deben hacerlo.

jueves, octubre 16, 2008

El Congreso estatal

Artículo Localeando, 16 de Octubre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Este domingo Coahuila tendrá elecciones sui generis al elegir únicamente a diputados locales, pero no por ello la elección es menos importante que la de un Alcalde-Cabildo o Gobernador.

En toda democracia, cual sea su forma de gobierno (presidencial, parlamentario, monarquía parlamentaria y constitucional, y los híbridos de todas), el cuerpo colegiado (Congreso o Parlamento) juega un rol crucial dentro de la vida política de una nación.

En nuestro país (presidencial y además federal), los cuerpos colegiados (Congresos Federal y estatales), son todavía más importantes porque su estructura político-gubernamental está diseñada para que funcione equilibradamente con la otra parte; el Ejecutivo. Por su naturaleza, cualquier desbalance puede ocasionar más perjuicios que en uno parlamentario.

A nivel nacional, el balance de poder entre Ejecutivo y Congreso está en plena construcción desde 1997, luego de 67 años de presidencialismo. Todavía no le encontramos el justo medio pero en ello estamos. El mejor logro hasta ahora es que hoy ya no vemos a un Presidente todopoderoso. Al menos ello nos ofrece oportunidades para que exista competencia política y se dé una mayor transparencia y rendición de cuentas, algo fundamental.

Pero en nuestra matria (Coahuila) y los demás estados las cosas son muy distintas. Si bien la alternancia en Ejecutivos y Congresos se dio primeramente en estos, la misma no se ha extendido a todos los estados (Coahuila por ejemplo) y donde sí, su efectividad ha sido muy limitada siendo una razón de ello el desbalance del poder estatal. Vivimos pues en un “feuderalismo”, dijo alguien y tenemos 32 “gobernadores imperiales”, agregó otro.

En Coahuila el mejor resultado de la oposición en una elección de diputados ocurrió en 1996, ganando el PAN 7 distritos de 20 y obteniendo el PRI una votación apenas del 44.89%. El entonces gobernador, Rogelio Montemayor, tuvo que hacer uso de sus habilidades políticas para transitar con un Congreso con fuerte presencia opositora y no hubo una catástrofe para él, al contrario salió más fortalecido que cuando entró.

El que un Ejecutivo goce de una mayoría de colegas partidistas en el Congreso no es algo nocivo. Incluso en ocasiones es deseable. Pero cuando en ese estado jamás ha habido una alternancia en el Ejecutivo y una efectiva mayoría de oposición, como votantes debemos pensarlo dos veces para darle a ese gobernador una nueva mayoría.

Mientras no crucemos ese sendero, en Coahuila no podemos hablar de una democracia probada. Votemos todos.

jueves, octubre 09, 2008

Indicadores para saber

Artículo Localeando, 9 de Octubre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

El viernes pasado la Asociación de Municipios de México (AMMAC) presentó en rueda de prensa celebrada en San Pedro Garza García, los resultados del programa SINDES (Sistema de Indicadores de Desempeño), el cual está compuesto por 53 indicadores que miden áreas cruciales de los gobiernos municipales mexicanos.

Para la edición 2008 participaron 18 municipios aportando datos del año fiscal 2007 para ser procesados. Entre los participantes había dos coahuilenses, Ramos Arizpe y Torreón, publicando éste último, al igual que otros 13, sus resultados.

Gracias a estos 14 municipios, que no es un regalo a la sociedad mexicana sino una obligación moral por cierto no cumplida por el resto de los municipios mexicanos (entre ellos Saltillo, Ramos Arizpe, Piedras Negras, Monclova, Acuña, etc.), podemos saber, por ejemplo, el costo promedio de la recolección de basura por vivienda el cual ronda $392.20 Algunos resultados particulares son: Torreón, $577.74; Hermosillo, $470.06; Chihuahua, $299.33; Monterrey, $441.87; San Pedro GG, $520.88; San Nicolás de los G, $351.31 etc.

Un indicador en materia de finanzas es la eficacia en el monto de recaudación del impuesto predial, cuyo promedio es del 68.9% En Torreón es de 60.99%; Hermosillo, 79.05%; Chihuahua, 84.96%; Monterrey, 78.97%; San Nicolás de los G, 85.34%; etc. El reporte está disponible en www.ammac.org.mx

¿Y en el resto de ciudades coahuilenses cómo andamos?

El SINDES, obviamente un modelo imperfecto, nos ofrece no meramente resultados sino información para que autoridades y el ciudadano común pueda tomar decisiones no bajo la retórica de los políticos sino con datos puntuales. Por eso son valiosos y necesarios los indicadores. No son una necedad, son una herramienta comprobada y utilizada en países de vanguardia.

La buena noticia es que a partir del 2009 será una obligación constitucional para todas las entidades públicas y órdenes de gobierno publicar sus sistemas de medición y/o indicadores. La mala es que muchos de estos serán muy cuestionables por su conformación, amañados pues.

Algunos estados llevan delantera. En Campeche existen desde 2003 el SIMDEG (Sistema de Indicadores de Medición al Desempeño Gubernamental) y la Ley de Reconocimiento a la Gestión Gubernamental, aunque no aprovechada debidamente.

¿Y en Coahuila? No lo sabemos, de aquí que es importante que comencemos a debatir públicamente el tema y los candidatos a diputados locales bien pueden mostrar sus ideas al respecto.

jueves, octubre 02, 2008

Crisis histórica

Artículo Localeando, 2 de Octubre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Es imposible no hablar de la crisis financiera de EUA. Incluso con los taxistas con los que me he topado ha sido tema de conversación. Y para darnos una idea al respecto aquí algunos datos aproximados; a) el tamaño del rescate pretendido por Bush (US$700 mil millones) representa el 70% del PIB de México. Lo que perdió la bolsa de Nueva York el lunes (la mayor de su historia) fue de 125% el PIB de México y lo que ganó el martes fue de 60%; el rescate tan sólo de AIG fue del 8% del PIB de México, etc.

Estamos ante una crisis financiera colosal que, con la globalización, se difunde como un virus computacional. La bolsa de Brasil tuvo que cerrar temporalmente el lunes y la de Rusia el martes. El Banco Central Europeo y el japonés inyectando también decenas de miles de millones de dólares para que el sistema financiero mundial tenga suficiente liquidez para seguir operando.

Pero lo anterior es sólo una parte de la película; es la económica y está, guste o no, bajo la influencia de la política y, por ahora, de la estadounidense.

El rechazo a la propuesta de Bush el pasado lunes (205 votos vs 228, se requerían mínimo 218 para aprobarse) nos dice mucho sobre lo que se juega en el plano ideológico-filosófico en el corazón mismo del capitalismo estadounidense; se trata de una lucha entre capitalismo radical (el ganador en los últimos años) vs capitalismo moderado (el ganador de la siguiente batalla); del libre mercado vs mercado regulado.

Otro mensaje interesante es la fortaleza de la democracia estadounidense; 133 diputados republicanos votaron en contra de la propuesta de su propio presidente ¡en un momento de crisis!. Tanto diputados demócratas (95) como republicanos (133) no siguieron la línea marcada por sus líderes de bancada. Estos diputados hicieron a un lado sus filiaciones partidistas y votaron por lo que consideraron era justo para sus electores. Se trata pues de algo que muy difícilmente veremos (por ahora) en nuestra aún incipiente democracia mexicana.

Y a todo esto hay que agregarle que están ¡en plena campaña electoral!, cuando las sensibilidades están a flor de piel. Con todo lo anterior el debate de hoy jueves entre Biden y Palin será ahora de suma importancia para Obama-McCain.

¿Es el fin del capitalismo como lo conocemos (radical y muy liberal en EUA)? ¿Cuál será el impacto en el sistema internacional?. Habrá rescate sin duda y hoy los socialistas y comunistas están de fiesta, pero no estoy tan seguro que les vaya a durar para siempre.