jueves, diciembre 18, 2008

De regreso

Artículo Localeando, 18 de Diciembre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Han pasado seis meses desde que llegué a Saltillo a radicar por este periodo de tiempo y llegó la hora de regresar a la capital estadounidense. De inicio doy gracias a mi esposa por el espacio brindado.

De este tiempo ciertamente hay nostalgia y varios sinsabores pero también síntomas de satisfacción personal y profesional.

Sobre el primero pude convivir con mi familia y amigos como desde hace mucho no lo hacía. Aclaré pensamientos, retome contacto con viejas amistades y avance en la edificación del espacio que me albergará cuando sea viejo. El sinsabor es que nunca se convive con los seres queridos y amistades tanto como se desea.

En lo profesional cumplí con un anhelo largamente esperado; dar clases por primera vez. Agradezco al ITESM-Campus Saltillo la confianza brindada y principalmente a cada uno de mis alumnos. Quizás aprendí yo más de ellos que ellos de mí. Confirmo que no es lo mismo pararse frente a jóvenes estudiantes que ante adultos ya en una etapa de su vida profesional. El sinsabor radica en la insuficiente habilidad propia para motivar a algunos actores a evaluar ciertos aspectos de los gobiernos municipales.

Hay otro ámbito para comentar. Se trata de un híbrido entre lo profesional-personal; la sociedad que me encontré en estos seis meses. Aglutina a ambos aspectos porque es en la sociedad donde uno los desarrolla e incluso ella los moldea en buena medida.

Lo encontrado muestra síntomas de avances y retos. Avances por el desarrollo palpable de la infraestructura del lugar en que se desenvuelve esa sociedad. Para explicarme utilizaré la analogía de una “casa”, la cual se llama Coahuila. Pues bien, ésta ya muestra otro aspecto, con uno o dos cuartos adicionales, con avances tecnológicos en algunas áreas, con luz en todos los cuartos, un plan general sobre cómo queremos que quede esa casa en algunas décadas, etcétera.

Pero resulta que esa casa con una fisonomía más avanzada sigue poseyendo viejas prácticas las cuales son las que rigen y no las leyes diseñadas para ello. El administrador de la casa (gobiernos estatal-municipales, Congreso, Poder Judicial) creen que les pertenece y siguen sin darse cuenta que únicamente son los administradores. Lo malo es que el resto de los que viven (vivimos) en ella tampoco hacen lo suficiente por cambiar actitudes.

Hay una gran diferencia entre tener una grande y bonita casa cuyos habitantes saben aprovecharla y vivir en ella y quienes simplemente la tienen por tener. Al final a estos últimos se les puede “caer” mientras los primeros podrán mantenerla y mejorarla.

Feliz Navidad.

jueves, diciembre 11, 2008

Gobernador arrestado; ¿aprenderemos?

Artículo Localeando, 11 de Diciembre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

El martes pasado el ahora ex –gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, fue arrestado por dos delitos principales (hay más); a) vender al mejor postor la vacante dejada por Barack Obama en el senado estadounidense y b) amenazas al periódico Chicago Tribune porque no ha modificado su línea editorial hacia su favor (algo muy-muy común en México).

Cabe mencionar que en EUA cuando un senador deja su cargo el gobernador de ese estado tiene la facultad de nombrar a su reemplazo, atendiendo un principio federalista. En México entra el suplente del senador propietario y en segunda instancia el partido lo decide (principio partidista).

El caso del gobernador de Illinois, hoy todo un escándalo en EUA, me recuerda a los que observé cuando radicaba en Japón y en España; gobernadores, alcaldes y demás funcionarios de elección popular siendo procesados por diversos delitos. Estos hechos no son más que ejemplos puntuales de una democracia funcionando como debe hacerlo, de eficacia de los poderes públicos (el judicial aplicando la ley creada por el ejecutivo y legislativo) y de madurez política de los partidos para no defender lo indefendible.

En México los delitos cometidos por ex –gobernadores y algunos gobernadores en turno han sido peores y no pasa nada. En democracias consolidadas basta tan sólo la sospecha acompañada de la crítica para que ese funcionario público cuestionado presente su renuncia. Hay un mínimo de moral y ética pública, un ingrediente muy escaso en nuestro país.

Pero lo peor es que cuando casos como el del gobernador de Illinois, Puebla (Marín), Oaxaca (Ruiz) o Estado de México (Montiel) suceden en México, nuestra clase política confirma con sus actos y decisiones que la sociedad mexicana como un todo (valores, democracia, leyes, medios) no está preparada para afrontarlo y procesarlo, y por lo tanto la impunidad es válida y aceptable.

Por lo pronto los gobernadores (hoy un tapón para nuestra democracia junto con los Congresos locales y Poder Judicial estatales) pueden continuar con su fiesta porque saben que por ahora pueden hacer lo que quieran, aún y cuando los buenos ejemplos los tenemos frente a nuestras narices. Al fin y al cabo como sociedad seguimos sin estar preparados. Que frustrante.

Glosa; es martes y veo López-Dóriga en el Noticiero con la esperanza de ver la nota sobre el gobernador de Chicago en titulares por el mensaje que nos manda, pero acapara (oootra vez), el caso de la ballena atrapada en la red ¿Nuestra democracia se resume a una ballena?.

jueves, diciembre 04, 2008

Palabra

Artículo Localeando, 4 de Diciembre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Como quizás usted ya sabe el periódico Palabra del Grupo Reforma dejó de publicarse a partir de ayer. Recuerdo muy bien su primera edición del 20 de Noviembre de 1997. En ese momento trabajaba en el municipio de Saltillo como Secretario Técnico del Alcalde y entre los funcionarios era una incógnita el perfil editorial que tomaría el nuevo periódico. Sabíamos cómo era Vanguardia así como El Diario, los principales de la época.

Con el tiempo descubrimos sus encabezados; muchos tirándonos buenos periodicazos, y no sin razón la mayoría (luego lo reconocí). Creí que tal actitud tenía un propósito y ese era negociar un buen paquete publicitario. Fui descubriendo que ello no era así, al menos no con los elementos de juicio que tenía.

Sus reporteros no aceptaban ningún tipo de regalos de clientes y menos del gobierno. A las comidas y desayunos organizados por organismos públicos no podían acudir. Cubrían el evento y se despedían para no comprometerse.

Terminé mi función pública y Palabra me invitó a escribir por varios meses en 1999 y 2000. Nunca me “marcaron línea” para el contenido de mis columnas sin embargo quien “dejaba el barco” (sea cual fuere la causa), no podía regresar a él. Esta es quizás mi única crítica hacia Palabra, el extremo de rigidez en la aplicación de una política. Sé que otros colegas tienen más críticas y son válidas porque tampoco era un periódico perfecto (no los hay).

Saltillo pierde un periódico que modificó el estatus quo editorial de la plaza. Deja una escuela entre los reporteros y editorialistas. Su desaparición es oportunidad para su competencia, alivio para no pocos políticos y festejo para muchos priístas, quienes lo llamaban “Panhabla”.

Saltillo pierde balance informativo cuando más se necesita ante el gran dominio de un partido político y la vendeta varios. El Alcalde y el Gobernador pierden información (confiable) que nunca recibirán de sus funcionarios, quienes aseguran que todo marcha bien cuando no es así. Yo lo viví.

La desaparición de Palabra es pues una gran pérdida para el entorno saltillense.

Glosa; la “aprobación” fast track de la pena de muerte en Coahuila puede traer serias consecuencias legales y políticas para el estado. El caso irá a un juicio de constitucionalidad el cual perderemos. Apoyo al gobernador cuando defiende a Coahuila y su soberanía pero hay otras formas de brindar justicia (depurar policías y jueces, capacitar MPs, limpiar penales, etc.), enviar un claro mensaje a secuestradores y defender el federalismo sin violar la Constitución.

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...