jueves, junio 25, 2009

Mi voto será…

Artículo Localeando, 25 de Junio de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

Desde la colocación del tema “voto en blanco (o nulo)” sobre la mesa del debate público mucho se ha debatido al respecto. Argumentos a favor y en contra los hay de todos colores y sabores, siendo vertidos por personajes de cualquier perfil incluyendo los políticos, quienes por razones obvias hacen campaña en contra de este tipo de voto.

Los argumentos de uno y otro bando en su mayoría son válidos y justificados. Algunos acuden a hechos históricos, a las características de nuestras instituciones y/o a la idiosincrasia del mexicano. Las opiniones están polarizadas respecto al voto en blanco tal como aconteció con AMLO en 2006; o se le quiere o se le odia. No hay medias tintas y sus promotores no encuentran algo positivo en lo contrario. Se roza el fanatismo.

En medio del mar de argumentos y sin haber un claro ganador, lo único seguro es el triunfo arrollador del voto partidista sobre el voto en blanco, una opción permitida y tan legal como el primero. Esto no sorprende dada la programación de toda democracia para que así sea. Pero también hay democracias cuyas reglas las hacen más sólidas y sobre todo más ciudadanas (partidos municipales, candidatos independientes, etc.).

Algunos de los críticos del voto en blanco indican que el sistema político que tenemos es el merecido por México. Una ciudadanía apática a la participación, pero sobretodo tenedora de los mismos vicios poseídos por sus políticos, no merece más y por ello debe votar forzosamente por el menos malo, quien es tan diablo como el que le votará. Si lo hace en blanco está en un mundo irreal desde el cual podrá arreglar simplemente nada.

Hasta hace tiempo yo era uno de esos críticos. La frase “cada quien tiene lo que se merece” la aplicaba tal cual y era mi credo. Pero resulta que mi credo, como cualquier otro, tiene un límite (de lo contrario sería un fanático). Mis reflexiones concluyen que los ciudadanos sin cargos políticos y públicos, al votar desde la década de los 40s por el primer gobierno de oposición en México y actuando en otros años simbólicos como lo fueron 1968, 1988, 1989, 1997, 2000 y 2006, han construido una buena parte de la democracia.

Soy creyente de “la democracia no se limita al voto” pero estoy convencido que ha llegado el turno a los políticos (seres también pensantes y sabedores del bien y del mal) de hacer una mucho mayor parte.

Hasta ahora votar por alguien o “por el menos malo” no ha funcionado y tal vez un alto porcentaje de voto en blanco quizás les empuje a actuar. Por ello votaré así.

Al menos que estén esperando un movimiento civil como el que ahora mismo acontece en Irán.

jueves, junio 18, 2009

Movimiento Pro República de Sierramadre

Artículo Localeando, 18 de Junio de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

La semana pasada recibí un email de un miembro del Movimiento Pro República de Sierramadre (MPRS, http://www.republicadesierramadre.net/), una “idea que busca convertirse en proyecto y destino. Representa la construcción pacífica y gradual de un Estado independiente, para el 2022, a partir de la unión de los ciudadanos que habitan actualmente los territorios conocidos como La Laguna, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas”.

El propósito de su email era contactarme para mantener un diálogo sobre MPRS. Según esta persona la iniciativa tiene más o menos un mes de vida, no está organizado y “consta de un pequeño grupo de simpatizantes dispersos, en su mayoría jóvenes cuyo foco de reunión es la página web”.

El MPRS es un grupo virtual del cual no tenía conocimiento así que de inmediato me puse a revisar su página web y la encontré bien armada, con contenido sólido, posee videos, un plan y además con dominio propio, lo que denota esfuerzo, seriedad, dedicación y decisión por hacer realidad una idea ciertamente muy polémica y apasionada.

Pero lo que más me sorprendió es que hay un líder del proyecto; Francisco Enrique Camacho Mezquita, “un oaxaqueño nuevoleonés por adopción y convicción desde 1980”. Esta valiente decisión del Sr. Camacho no es cualquier cosa y ahora relato el porqué.

Según mis registros, allá por finales de 1996 el Centro Patronal de Nuevo León, secundado por la CAINTRA, propuso someter a plebiscito la separación de Nuevo León del pacto federal (La Jornada, 120996). Por esos años hubo también expresiones clandestinas en una página de Internet titulada “República Separatista de Nuevo León” (El Norte, 161196), pero hasta ahí.

Por el 2003 y 2004 surgieron varios foros virtuales pero clandestinos. Con la elección del 2006 y la polarización generada surgieron otros más pero fueron manifestaciones fugaces dada la tensión del momento. Nadie dio su nombre real. Luego en febrero de 2008 comenté en este mismo espacio sobre el Club Regional Río Grande (CRRG, http://www.clubriogrande.cjb.net), un grupo ya no virtual sino real dedicado a reforzar la identidad norestense, con fines más culturales que políticos y no secesionista pero sí autonomista. Es dirigido por Max Almaguer.

Ahora con el MPRS las expresiones regionalistas, autonomistas y secesionistas ya no sólo toman voz sino también rostro. Parece poco pero, hasta donde he investigado, estamos ante un hecho que desde hace más de una década no se daba porque son contados los que tiene el valor para expresar abiertamente algo así.

Mis respetos Sr. Camacho.

jueves, junio 11, 2009

El voto nulo

Artículo Localeando, 11 de Junio de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

Aunque “oficialmente” estamos en una etapa de transición política-democrática y por lo tanto de arreglo de nuestras instituciones nacionales y locales, algo grave acontece en México desde hace tiempo y muchos al parecer no quieren darse cuenta. A casi nueve años de la alternancia en la Presidencia y más de 20 años a nivel estatal y municipal, los signos de “descomposición” son más numerosos a los de “composición”.

Los terribles hechos de Hermosillo, en donde múltiples irregularidades están presentes, son una prueba más de tal descomposición así como el debate del voto nulo, el cual sí es una forma de participación ciudadana (no deseable por supuesto) y es distinto a la abstención.

¿Y por qué el debate del voto nulo es un signo de descomposición? El simple hecho de que una buena cantidad de ciudadanos estemos considerando esta opción significa un claro rechazo al sistema de partidos que tenemos; descompuesto, opaco, monopolizado y cerrado a los ciudadanos.

En EUA, Canadá y Europa si bien son dos o tres grandes partidos los dominantes, las opciones políticas son numerosas. En EUA hay por lo menos seis partidos nacionales y decenas de estatales. En España más de 70. En ambos países se permiten las candidaturas ciudadanas.

En México contando los nacionales y estatales no pasan de 20 y el ciudadano que quiera candidatearse por su cuenta (cumpliendo mínimas reglas) simplemente no puede, a pesar de que la Constitución indica “que todo ciudadano tiene derecho a votar y ser votado” (art. 35). Vaya falacia.

Sigo preguntándome si con el voto nulo obtendremos lo que buscamos como ciudadanos pero es un hecho que este movimiento es bienvenido. Al parecer los partidos están preocupados pero eso no significa que después de las elecciones vayan a actuar. Habrá que seguir presionándoles.

Los temas del debate al terminar las elecciones son numerosos. Aquí algunos; bajar o eliminar diputados plurinominales, permitir la reelección, candidaturas ciudadanas, partidos municipales, partidos estatales compitiendo en elecciones federales, etc.

Estos debates no deben darse únicamente a nivel nacional sino también a nivel estatal. En Coahuila podemos marcar el camino en estos temas pero ¿habrá voluntad?.

Glosa; El 23 y 24 de Junio se llevará a cabo en Saltillo (Villa Ferré) el Foro Nacional Económico de la Industria Automotriz, organizado por el IMEF. Anima que este tipo de eventos nacionales se realicen en la ciudad. Saltillo comienza a ocupar el lugar que le corresponde en temas automotrices. Enhorabuena a los organizadores.

jueves, junio 04, 2009

Si yo fuera candidato a Alcalde II

Artículo Localeando, 4 de Junio de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

La semana pasada comenté, a propósito de las elecciones venideras, sobre las propuestas que incluiría en mi plataforma electoral si yo fuese candidato a Alcalde de Saltillo. Inicié con los temas de; Instituto Metropolitano de Investigación y Planeación (IMIP), profesionalización del recurso humano, Administrador Municipal y Centro Histórico. Aquí los siguientes;

1. Transporte público más amable; si bien no es fácil avanzar en este rubro dada su complejidad, si es posible lograr pequeñas “grandes victorias”. Ejemplo; se producirían, con patrocinio de empresas y otras organizaciones, mapas y horarios sobre las rutas del transporte para colocarse en las paradas (¡no las hay!). Se trabajaría con expertos y sindicatos para analizar la viabilidad de una terminal de transporte urbano en el centro de la ciudad.

2. Transporte alternativo; el propio gobernador reconoció días atrás que los puentes no resolverán el problema vial por ello se construirían ciclovías que cruzarían Saltillo. Ya existen proyectos al respecto. Somos la ciudad del “clima ideal” ¡y sin ciclovías!. Exploración para construir un tranvía Fundadores-Reforma-Coss.

3.- Una Policía apolítica; no es posible combatir inseguridad si está politizado o partidizado la operación de la policía. Ello la hace opaca, parcial, etc. Paso inicial; se invitaría a debatir públicamente la creación del Comisionado de Policía.

4. Desarrollo del Sistema Municipal de Indicadores (SIMI); el artículo 6º. Constitucional obliga a los gobiernos a poseer y a hacer público su sistema de indicadores ¿Lo hay en Saltillo? Ya existen varios buenos ejemplos en México y muchos más en EUA y Canadá.

5. Creación de la Auditoria Municipal para sustituir a la Contraloría Municipal la cual, como todas las del país, está bajo control del Alcalde. Imposible combatir ilícitos al interior del gobierno bajo un esquema así.

6. Iniciativas al Congreso local; impulsaría una iniciativa para que los regidores sean electos por distritos, algo que los priístas de Nayarit ya consiguieron y que ahora mismo opera. Es la mejor forma de crear nuevos liderazgos municipales y de darles legitimidad a los regidores. Además se enviaría al Congreso una iniciativa sobre las candidaturas ciudadanas.

Hasta aquí mis 10 propuestas. Una aportación que espero sirva de algo a alguien.

Glosa: Parece que el Pdte. Calderón va en serio; Michoacán, Nuevo León, etc. qué bueno pero no es suficiente. ¿Harán los gobernadores su parte contra secuestros, extorsiones, cohechos, asaltos?

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...