martes, septiembre 28, 2010

Opacidad institucionalizada

Artículo Localeando, 28 de Septiembre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

Con frecuencia expertos, académicos y politólogos achacan una mayor responsabilidad a los gobiernos panistas de la alternancia por el estancamiento de la democracia mexicana. Y ciertamente tienen algo de razón pero deberíamos hacer un análisis más minucioso para asignar responsabilidades de manera más objetiva.

Valores cruciales de la democracia son la transparencia y rendición de cuentas, y el retroceso en ellas al interior de la administración pública mexicana es algo que no podemos achacarles al 100%. Corresponde a cada gobierno estatal, municipal y todos los organismos públicos atender tales temas.

En los últimos meses han acontecido lamentables decisiones que atentan contra tales valores en todos los rincones de instancias públicas. Aquí ejemplos:

a) La incorporación de Wanda Sigrid Arzt y de María Pérez-Jaén, dos personas muy cercanas al Presidente Calderón, al Consejo del IFAI disminuyó la credibilidad de esta institución. A esto hay que sumarle el brinco directo de Alonso Lujambio del IFAI a la SEP.

b) El control de los institutos estatales de transparencia por parte de los gobernadores es una realidad innegable. Son contados los comisionados que realmente ejercen una labor apegada al espíritu de las leyes. De aquí la necesidad de que ni el Presidente ni los gobernadores tengan la atribución de proponer candidatos a comisionados. Deben ser organismos ciudadanos quienes lo hagan.

c) El gobierno municipal no se salva. De acuerdo al Ranking CIMTRA (Ciudadanos por Municipios Transparentes), la calificación promedio en transparencia de los municipios evaluados es de apenas 23.6 sobre una escala de 100. De aquí la urgente necesidad de hacer reformas políticas en los Ayuntamientos para balancear el poder local. La elección directa de regidores abonaría a ello.

Coahuila no se salva de este retroceso. De acuerdo al estudio “Métrica de la Transparencia 2010”, realizado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas, nuestro estado se ubica en el lugar número ¡25 del ranking nacional!. Para agregar a lo anterior y según el ranking de Aregional, Torreón es el municipio más opaco del país (4.50 puntos de 100).

Con estos datos vale preguntarse ¿y el ICAI apá? Después de cinco años en operación y de haberse gastado 107.8 millones de pesos desde entonces, queda la sensación de que estamos igual, incluso peor, pues ahora tenemos una opacidad institucionalizada.

El gobierno del estado también tiene su chamba por hacer, pero al parecer no hay conciencia de ello si consideramos que para el Subsecretario de Transparencia de la SFP estatal, Gerardo Garza Melo, “vamos por buen camino”. ¿¡En serio!?.

jueves, septiembre 23, 2010

Sinaloa; adiós PRI, hola alternancia

Artículo Localeando, 23 de Septiembre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

Por motivos de trabajo llevo varios días en Sinaloa. Si algo me gusta de esta tierra es su comida; el aguachile y los callos de hacha son simplemente platillos incomparables. Pero Sinaloa no solo es su comida. Su potente agroindustria es quizás la más fuerte del país y ni que decir de la producción del tomate. Eso si, el clima es duro con el humano pero, como dicen, a todo se acostumbra uno.

Definitivamente Sinaloa no sólo es su famoso cártel y lugar de nacimiento de los líderes de otros iguales. Posee gente trabajadora y franca. Es tierra de mujeres muy bellas. A estas fechas de la línea de la historia ha logrado mucho y ha dado otro tanto a México. De entrada a Pedro Infante (Guamuchil), Lola Beltrán (El Rosario) y Julio César Chávez (Culiacán).

El pasado mes de julio Sinaloa fue uno de los estados donde hubo elecciones locales. La nota más importante es que por primera vez en su historia reciente tendrá un gobernador que no es emanado del PRI, aunque el gobernador electo es un ex –priísta. Como sea, se respira otro aire en el estado.

El régimen priísta sinaloense obtuvo logros innegables. Sentó las bases de las instituciones que actualmente procuran la gobernabilidad local. Acompañó el desarrollo agrícola y puso en marcha mecanismos que coadyuvan a que la sociedad sinaloense tenga un bienestar más o menos aceptable.

Uno de esos logros destacados es el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (CODESIN, www.codesin.org.mx). El CODESIN fue conformado con el apoyo de un gobernador priísta en 1996 y su función lo dice su nombre. Pero además de ello impulsa la institucionalización de la planeación pública en el estado (se le debe en buena medida la existencia de los Institutos Municipales de Planeación en Los Mochis, Culiacán y Mazatlán) y apoya a los gobiernos municipales a fortalecerse operativa y administrativamente. No tengo duda de que algo así debemos tener en Coahuila.

Pero el mismo régimen priísta fue también en parte responsable de la situación de inseguridad actual y las limitaciones democráticas. Es como en la vida personal; hay éxitos y hay fracasos. El caso es que a los mexicanos nos cuesta mucho aceptar públicamente los fracasos, y de eso ha pecado también el PRI.

A partir de enero los sinaloenses tienen un gobierno estatal de alternancia. Es un hecho histórico pero sobretodo algo muy deseable para cualquier sociedad que nunca lo ha tenido (como Coahuila). Es incluso benéfico para el partido que tuvo largo tiempo el poder pues tendrá la posibilidad de reinventarse.

El gobernador entrante no la tendrá fácil pero no imposible. En lo personal espero que esta alternancia sinaloense no vaya a ser una alternancia fallida como la de Nayarit.

jueves, septiembre 16, 2010

México; 200 años

Artículo Localeando, 16 de Septiembre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

México es un mejor país que hace 200 años. De eso no hay duda, pero tampoco la hay respecto a que pudiésemos celebrar este aniversario siendo un país con todavía más altos estándares democráticos y de vida.

Pruebas de ello hay muchas; si Peña Nieto no hubiera ordenado al Congreso local mexiquense que anulara las candidaturas comunes, México sería un mejor país. Si el Pdte. Calderón se hubiese rodeado de personas competentes en lugar de incondicionales, México hoy sería un mejor país. Si AMLO no se hubiera aferrado al conflicto postelectoral (evitando la polarización), seguramente México sería un mejor país.

Así como estas acciones y decisiones de los políticos, hay miles más que tomamos todos diariamente y retrasan nuestro desarrollo; desde un ciudadano que arroja la basura en la calle, hasta el funcionario municipal que decide hacerle la “valona” a un compañero para que éste pase la tarjeta por el reloj checador.

Algunas personas me dicen que suelo ser muy pesimista debido al contenido de mis artículos o cuando posteo en Facebook, pero no necesito promover las cosas buenas que tiene México porque ya todos las sabemos. Se trata de señalar lo que está mal o equivocado para tratar de eliminarlo o mejorarlo. Pero más que ello, se trata de hacer lo que nos toca (y si se puede un poco más) para ser participes de la mejora. La crítica y el señalar es también ser coparticipes.

En lo personal considero a México y Coahuila como dos grandes casas que están todavía semi equipadas, faltando por poner una que otra ventana, que requiere pintura en algunas áreas, reforzar algunos muros y construir uno o dos cuartos más. Se puede vivir en ellas e incluso hacer carnes asadas. Pero lo peor del caso es que tenemos el dinero (recursos) para hacerlas de primer nivel pero decidimos dejarlas como están, pues a algunos pocos conviene ello. Eso es lo frustrante.

México y Coahuila requieren mejores ciudadanos, políticos, empresarios, profesores. Requiere de más carreteras, puentes, infraestructura. Requiere mejores leyes y normas y que además los jueces las apliquen y los policías las hagan respetar y ¿adivinen qué? Las únicas personas que pueden darle todo ello somos los ciudadanos (y los políticos son también ciudadanos).

Como lo escribí hace exactamente un año: ¿Qué celebramos en 2010? Depende a quien se le pregunte: Millonarios y políticos dirán que mucho (les va de maravilla). La clase media celebra su creatividad para seguir luchando a pesar de los obstáculos que muchas veces pone ¡su propio gobierno!. Los pobres que siguen sobreviviendo.

Glosa: ¡Viva México! y todavía más que ¡Viva Coahuila!. Felices fiestas.

jueves, septiembre 09, 2010

De COPERES a INPERES; institucionalizando la planeación

Artículo Localeando, 9 de Septiembre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

La semana pasada el periódico Vanguardia publicó una nota sobre la parálisis que vive el Consejo de Planeación Estratégica para la Región Sureste (COPERES) de Coahuila, cuyo titular es el rector de la UAdeC.

La nota también indicaba como líderes empresariales han venido solicitando “trabajo y seguimiento a los proyectos del Plan Director de Desarrollo Urbano 2025, el cual debería funcionar a través del COPERES”. Añade que los empresarios solicitan se reforme el decreto del COPERES (que data de 2005) “para que su titular sea una persona que trabaje de tiempo completo”.

El rector declaró en la nota que “Estamos ahorita en un ‘impasse’ organizando, reorganizando los grupos de trabajo”.

El COPERES no es cualquier otro organismo. Es nada más y nada menos el mecanismo que teóricamente debe ir alineando las acciones gubernamentales y sociales para arribar a la meta que como sociedad tenemos para el 2025. Es el “vigilante” de que el futuro se vaya construyendo diariamente.

Pero resulta que el “vigilante”, o sea COPERES, requiere una mejor estructura para llevar a cabo su tarea. Un ejemplo: su titular, que participa de buena fe, tiene poco tiempo que dedicarle. Sin embargo él puede darle un mejor rumbo más allá de una “reorganización”, pues lo que requiere COPERES es una “reestructuración” y hay varias opciones para ello.

Varios municipios mexicanos y cientos de estadounidenses, así como sus estados, tienen mecanismos de planeación institucionalizados. Para el caso de los municipios mexicanos se les conoce comúnmente como Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN). En California hay un Instituto de Políticas Públicas (http://www.ppic.org) enfocado en elaboración de políticas y planes.

Estos organismos tienen un director y personal experto y dedicado exclusivamente a dar seguimiento y verificar la ejecución de los planes, a enriquecerlos, a conseguir recursos, a vincular a actores sociales, etc. Son organismos descentralizados y/o autónomos en lo jurídico, organizacional y presupuestal.

Si el ex-gobernador nos dio los planes 2025 y una ley para organizar en lo básico esa planeación, el rector (con el apoyo del gobernador actual) puede institucionalizar la planeación no solo del sureste sino de todo Coahuila. Un paso crucial en el cual ganamos todos. Necesitamos que el COPERES se transforme en INPERES.

Glosa: La peor actitud que puede tomar un funcionario público es esconderse y no dar la cara para aclarar un error propio y en su caso pedir disculpas. Esta ha sido la actitud del consejero electoral Manuel Gil Navarro. Estaremos esperando su versión o decisión sobre el “blackberrygate”.

jueves, septiembre 02, 2010

De RCG a Televisa: una venta frustrada…lamentablemente

Artículo Localeando, 2 de Septiembre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

Durante algunas semanas se rumoró fuertemente la venta de Cablevisión-Coahuila, propiedad de RCG, a Televisa. Está última en su intento de consolidar una operadora nacional de televisión por cable junto con otras empresas del ramo.

Se publicaron notas periodísticas dando tal venta como un hecho. Incluso el periodista Gerardo Hernández publicó una muy buena columna titulada “RCG: adiós monopolio” (Zócalo, 290710). Reproduzco algunos interesantes párrafos:

“La operación [de venta] permitirá abrir, modernizar y adecentar el monopolio que Roberto Casimiro González Treviño erigió en los últimos 25 años a base de visión para los negocios, astucia y malas artes”.

El dueño de RCG, escribió Hernández, “no supo aprovechar la potencialidad de su pequeño imperio para ganar credibilidad, aprecio, buena fama. Tampoco quiso rectificar cuando los primeros signos de repulsa social empezaban a manifestarse. La codicia y la soberbia primaron sobre el servicio…Saltillo ganará con la venta de RCG. Habrá competencia y una televisión más profesional. No es la panacea, pero sí un avance”.

A mí parecer Hernández reseña un sentir común entre muchos saltillenses (me incluyo), sin embargo las predicciones y buenos deseos del periodista no podrán ser realidad debido a que la operación de compra-venta se cayó de último momento. Al menos por ahora.

Esto es lamentable. Lo rescatable del escenario actual es que RCG ha visto disminuir su poder político-mediático. Ya no posee radiodifusoras, algunos de sus operadores-administradores históricos han emigrado, tiene ahora competencia local y su desempeño financiero ha sido deficiente. Tanto que el mismo dueño tuvo que regresar del retiro para hacerse nuevamente cargo de la empresa.

Por años RCG ha sembrado muchas disconformidades y enconos político-sociales. Ha minado el avance democrático estatal y evadido su responsabilidad social de informar verazmente. Ha prostituido y/o difamado a buena parte de la clase política (algunos dijeron basta, como el ex –gobernador Montemayor) y ha sido mal ejemplo para los comunicadores jóvenes.

Para muchos RCG es una empresa priísta. No lo es. Simplemente vende su editorial al mejor postor de acuerdo a sus técnicas. Dos o tres colaboradores se salvan. El gobierno foxista pudo hacer mucho para desmonopolizar esta industria no sólo en Coahuila sino en muchos otros estados con problemas similares. No lo hizo.

Al igual que los hombres, las empresas también pueden redimirse moralmente ante la sociedad. La pregunta es si ahora que el dueño regresó del retiro buscará esta acción. Lo dudo.

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...