jueves, junio 30, 2011

Voto de balance

Localeando, 30 de junio de 2011 
Jaime Villasana Dávila 

Llegó la hora de votar. ¿Por quién?. Para muchos ya no hay duda, otros la mantienen y al resto le importa un comino. Tres mundos, tres realidades y todos con preocupaciones diferentes.

Quiénes no tienen duda vale figurarse el porqué. Unos para mantener el trabajo (o esperando tener uno), otros para conservar privilegios, otros por compromiso sincero, unos más porque siempre han votado así. Votarán puntual el domingo y decidirán el resultado de la elección pues son la mayoría.

Su decisión, al estar ya ilustrada por las encuestas, nos conllevará a mantener el rumbo por el mismo camino “democrático”, el cual ha sido monopolizado por una sola fuerza política disfrazada de partidismo.

La historia nos dice una y otra vez que la excesiva concentración del poder no es buena bajo ninguna circunstancia política. Ni siquiera para quien ostenta el poder. Ejemplos al respecto sobran y estos, como era de esperarse, ya se ven en Coahuila.

No se trata de mantener o quitar una dinastía familiar, como muchos lo quieren hacer ver. Se trata de un asunto fácil de escribir pero a veces difícil de asimilar; de pesos y contrapesos, y nuestro estado lo requiere hoy más que nunca. Por ello al menos démosle la gubernatura a un partido pero el Congreso a otro. Esto le permitirá purgarse al partido en el poder y, en una de esas, tener una oposición de más calidad.

Si decides con tu voto mantener el status quo esta bien, es tu derecho, pero es cobardía ciudadana olvidar que también tienes la obligación de exigirles transparencia y rendición de cuentas o denunciar hechos ilicitos. Si no lo haces, te habrás convertido en complice y en obstáculo para consolidar nuestra endeble democracia.

Quienes no han decidido su voto las razones de dividirlo han sido expuestas, faltando entonces el concretizarlo. Quizás se sienten marginados e impontentes por, insisto, los números de las encuestas. Pero cada voto que contrabalancea el poder minimiza paulatinamente las desventajas cantadas, y en política el ganar con tal o cual diferencia importa muchísimo. De aquí la necesidad de no dejar de votar y hacerlo por balancear el poder.

Finalmente están a quienes les importa nada el tema electoral. Para este grupo ¡todos son iguales! o, como dijeron los argentinos en su momento de crisis, se inclinan por un ¡que se vayan todos!. Pero la actitud de valemadrismo confirmará lo primero y lo segundo no sucede si se deja de votar.

Bajo el actual contexto político y con una alternancia de gobierno cada vez más alejada, Coahuila no necesita cualquier voto. Necesita un voto que dé balance. Un voto moral, y ese solo lo puedes dar tú.

jueves, junio 23, 2011

RMV; buenas propuestas, faltan detalles

Artículo Localeando, 23 de junio de 2011 
Jaime Villasana Dávila 

Rubén Moreira Valdés (RMV) ha presentado múltiples propuestas durante el transcurso de la campaña y en seguida describo las que, a mi juicio, son las más interesantes:

1. Competitividad; la promesa es puntual “seremos líderes nacionales en competitividad y crecimiento económico… y hay más de 400 indicadores que tenemos que elevar”. En el mundo actual competitividad es clave para atraer inversiones, generar conocimiento y aumentar el desarrollo.

2. Reforma constitucional integral; esta promesa es de extrema relevancia pues fortalece la institucionalidad coahuilense. Él propone: a) nombramientos de secretarios ratificados por el Congreso, b) aumentar los periodos de sesiones y c) comparecencia del Gobernador y Pdte. del Poder Judicial ante Congreso. Esto me suena hacer al Congreso local más parecido a un Parlamento para un mejor equilibrio de poderes (así quiero pensarlo), lo que tanta falta nos hace.

3. Impulso al auténtico federalismo; muy de acuerdo, pero no al “feuderalismo”. Propuestas puntuales (hay muchas al respecto) ante el Senado y/o el Congreso federal (órganos que deciden), es lo que deberá hacerse. No más meras palabras como aconteció con el ex –gobernador HMV.

4. Seguridad; plantea una nueva Ley de Seguridad para el Estado buscando con la misma medir su desempeño y rendir cuentas de los resultados. Aquí no hay que inventar el hilo negro. El semáforo del delito es la opción. Hoy prevalece opacidad.

5. Nueva Ley Estatal de Planeación; mi propuesta favorita pero no dió más detalles al respecto. En el tema hay mucho por hacer luego de seis años de abandono. Los actuales Consejos de Planeación Estrategica Regionales (COPER) ya no dan para más. Hace falta institucionalizarlos y reanimarlos.

El “pero” radica en aquellos temas omitidos y que son igualmente cruciales. Con la deuda prefirió limitarse a un “sin deuda no hay desarrollo”. Hay de deudas a deudas. Hubiera callado muchas bocas comentando la baja de grado de las calificadoras y describiendo un plan genérico para controlarla. En transparencia tampoco entró en detalles y ocupamos últimos lugares.

En educación se quedó a medias. Prometió elevar escolaridad (de 9.5 años a 11) pero no abordó la calidad mediocre de la misma. Los juicios orales los ignoró y no fue contundente sobre el impulso al transporte alternativo (metrobús y ciclovías), energías alternativas y el crecimiento urbano en nuestras ciudades.

Sería bienvenido un mayor desglose de todo lo aquí comentado. No cuesta mucho hacerlo y hay tiempo (limitado), pero podrá hacerlo luego del día de la elección si resulta triunfador. Todo indica así será.

jueves, junio 16, 2011

El caso Chaires

Localeando, 16 de junio de 2011 
Jaime Villasana Dávila 

Se veía venir por algún lado. Era un secreto a voces. Leyendas y rumores urbanos rondando pláticas y espacios virtuales. Nadie dando el primer paso. Unos por miedo. Otros simplemente por no tener pruebas. Pero éstas al fin llegaron.

Y es que una deuda estatal de más de 14 mil millones de pesos en menos de cuatro años y la acumulación de tanto poder en pocas manos (atípico en el PRI), no son buenos presagios. Es jugar con fuego. Por algún lado el barco, tarde o temprano, tiene que hacer agua.

He hizo agua por un lado inesperado y delicado, cerca del cuarto del capitán, quien ha optado por la mudez y dando pie a infinitas especulaciones, tan ciertas como el silencio mismo.

¿Es culpable Chaires? No lo sabemos. ¿Sospechoso de malos manejos? Sí. ¿Es Chaires un prestanombres o traicionó la confianza de su jefe? Con la denuncia puesta por el PAN deberemos saber. ¿Abrirá la Contraloría de Coahuila una investigación? Debe hacerlo pues fue en sus años de funcionario coahuilense cuando acumula lo descrito por Grupo Reforma.

Un hecho cierto es que sus cargos han sido de extrema confianza. Sin página en Facebook o Twitter, Chaires había seguido al pie de la letra una regla clásica del poder tras el trono; ser siempre lo más discreto posible para no abrir flancos innecesarios.

El caso Chaires tiene efectos amplios. El gran ganador en el PRI es el Senador Beltrones pues es otro golpe a Peña Nieto vía Humberto Moreira. Además “el profe” ya está fuera de la carrera presidencial como relevo de Peña en caso de una catástrofe política.

El PRI ha actuado confusamente. El lunes bajó de su directorio electrónico al cuestionado, un movimiento torpe. El martes se deslindó, siendo un buen paso, en voz del diputado priísta Penchyna (vocero del PRI nacional); “..tendrá que responder por los eventos que se le imputan." Es lo mínimo que se esperaba de un partido que quiere ser serio.

Son momentos difíciles para el Sr. Chaires, escondido luego de haber gozado un poder enorme. Son de regocijo para esos priístas coahuilenses honestos (que los hay), quienes han visto en su alrededor movimientos y decisiones que no comparten pero no combaten por temor. Son tiempos de alta preocupación para los miembros de un grupo pues en www.corporationwiki.com pueden quedar expuestos.

Cuando trabajé en el municipio de Saltillo un colega, ahora funcionario de primer nivel del gobierno coahuilense, me dijo; “aguas, que la caca siempre flota”. Parece que comienza a flotar.

Glosa: Con el caso Hank caído, el gobierno de Calderón da una nueva estocada a la de por sí débil credibilidad social en la procuración de justicia. No sorprende. Siempre ha sido así.

jueves, junio 09, 2011

Más allá de la enorme deuda coahuilense

Artículo Localeando, 9 de junio de 2011 
Jaime Villasana Dávila 

El reporte de Fitch sobre la deuda coahuilense es frustrante y desperanzador. La deuda total (incluyendo indirecta y solidaria) se ubica en más de 14 mil millones de pesos (y aumenta cada día), acercándose peligrosamente al 50% del presupuesto. Por ello bajó la calificación a Coahuila al igual que antier lo hizo S&P.

Fitch clasificó a la deuda como manejable (por ahora), S&P con perspectiva negativa y además “con información parcial”. Unos dirán que la relación deuda versus PIB estatal (234 mil millones de pesos aprox.) es apenas alrededor del 6% mientras para México es de 36%, EUA más del 50%. La respuesta rápida a esto es que, a diferencia de un gobierno nacional, Coahuila no puede emitir dinero para enfrentar su deuda o manejar variables económicas para financiarla.

¿Es grave la situación de la deuda coahuilense? Todavía no. ¿Preocupante? Sí y mucho pues con la tendencia y discrecionalidad actual nos acercamos a un punto peligroso.

Pero el tema de la deuda es algo secundario o consecuente de algo más profundo que como sociedad padecemos los coahuilenses. Nuestros valores democráticos siguen siendo muy débiles. Más que en otros estados de nuestro nivel.

Este incremento no en la deuda sino en ese virus llamado clientelismo, nos carcome lentamente y pone en entredicho el desarrollo social, económico y político de Coahuila.

Una clase empresarial local cegada por el capitalismo de cuates (o callada por sus vínculos comerciales con el gobierno), una sociedad civil organizada demasiado incipiente (o en exceso enfocada a la filantropía) y una clase académica ajena a los asuntos públicos (una parte es participe de ese clientelismo), nos conllevan a un estadio de mediocridad y desbalance social al que he hecho referencia anteriormente; mucho desarrollo económico y de infraestructura pero con habitantes obesos, mal educados y conformistas.

Otros estados tienen un mejor balance. En Nuevo León es envidiable como el CCINLAC (Consejo Cívico de Instituciones de NL) o la CANACO local le plantan cara al gobierno estatal y municipales. O como en Jalisco su sociedad civil organizada obligó par de años atrás al gobernador a cancelar un replaqueamiento innecesario.

No, el problema de Coahuila no es su creciente deuda. Su problema es deshacerse de esa red de intereses perversos tejida cuidadosamente y reforzada para atrapar a cualquiera. Su problema es no querer construir esa relación de pesos y contrapesos indispensable y crucial en cualquier democracia.

Y es que mientras alcance para la carne asada del fin de semana y la hielera llena de cervezas, lo demás vale madre. Somos chinahuila.

jueves, junio 02, 2011

Los presidenciales

Artículo Localeando, 2 de junio de 2011 
Jaime Villasana Dávila 

Pues bien, de entre los presidenciables Ernesto Cordero ha movido ficha y, a excepción de Peña Nieto, el resto no tardará en hacerlo. Aquí mis reflexiones al momento sobre cada uno de ellos.

Ernesto Cordero; posee la imagen más débil y gris de todos (panistas y no panistas). Experiencia en el ámbito público pero poco comprometido con el cambio. Nada con la corriente. Se dice es el preferido de Calderón. Al igual que su tocayo (Ernesto Zedillo) no ha ocupado un cargo de elección popular.

Santiago Creel; su buen talante se vino abajo con su ambición personal en 2005, la cual le hizo cometer un terrible error político restándole credibilidad; apoyar la “Ley Televisa”. Ha reconocido dicho error y quiere corregirlo siendo Presidente ¿demasiado tarde?.

Josefina Vázquez Mota; aunque de carrera corta en el ámbito público la intensidad de dicha experiencia es notable pues ha ocupado cargos complejos. Buena ejecución del programa Oportunidades (antes Progresa). Capacidad negociadora. Enfrentó a Elba Esther ¿la mejor opción para el PAN?.

Alonso Lujambio; un neopanista cuyo desempeño en el IFAI es cuestionable pues dañó la credibilidad del instituto debido a su cercanía con el Presidente. Discreta actuación en la SEP. Ejemplo vivo de que en el IFE son contados los consejeros realmente ciudadanos.

Javier Lozano; el más franco, directo (y twittero) de todos pues nada tiene que perder. Irradia confianza personal aunque su intervención inicial en el caso Mexicana fue desafortunada. Es el “duro” del gabinete. Políticamente el más débil de todos.

Manlio Fabio Beltrones; carga con el estigma de supuestamente haber protegido como gobernador al Señor de los Cielos, según una investigación del The New York Times en 1997, pero oficialmente no hay nada. Lo cierto es que es el impulsor principal de las reformas política y hacendaria. Me gusta para candidato del PRI.

Enrique Peña Nieto; clásico político con nuevo rostro. Enfocado en lo superficial y minador de lo institucional. Le gustan los “qué” pero odia los “cómo”, pues aquí esta el diablo. ¿qué ha hecho como gober del Edo. Méx. más allá de obras y meros programas? Nada.

Marcelo Ebrard; de difícil ubicación ideológica pero de buen desempeño como Jefe de Gobierno del DF. Le faltan cuadros y fuerza política. Quisiera yo sea el candidato de la izquierda y si es posible también de la derecha.

AMLO; por su culpa ganó Calderón. Sigue siendo un “mesías tropical”. Posee algunas ideas viables y atractivas que merecen ser rescatadas pero espero se jubile luego de su derrota en el 2012.