jueves, julio 11, 2013

Eco de las elecciones locales

Artículo Localeando, 11 de Julio de 2013
Jaime Villasana Dávila

El resultado general de las pasadas elecciones locales pudiera resumirse en un empate pues prácticamente los partidos mantuvieron posiciones. En lo municipal hay victorias para el PAN aunque no por ello puede decirse que el blanquiazul está de regreso con sus fueros de los 80s y 90s.

El pasado domingo amaneció con un PRI gobernando 11 de las 13 capitales en disputa. A partir del domingo por la noche el PAN retuvo Puebla y le ganó al PRI Saltillo, Mexicali, Aguascalientes y Tlaxcala. En esta última ciudad siempre había gobernado el tricolor. El PRI retuvo Chihuahua, Durango, Ciudad Victoria, Xalapa, Culiacán, Zacatecas, y Chetumal y le ganó al PAN Oaxaca.
 
Isidro López Villarreal;
Alcalde electo de Saltillo. 
El PAN también ganó ciudades no capitales importantes como Nuevo Laredo y Matamoros. Perdió otros como Salina Cruz (ganó PANAL). PRI ganó Cancún (era PRD). Ya los académicos y partidos harán el balance final en el tema municipal. También nos dirán como quedaron los Congresos locales (PRI controlaba 13 de 14), esos espacios donde la democracia pasó de largo pues no han cumplido su papel de contrapeso ante los excesos de los gobernadores.

Me concentró ahora en mi estado natal; Coahuila. Aquí el PRI, pero principalmente el Moreirismo, se llevó una gran derrota al perder Saltillo, Monclova y Acuña. Tres de las cinco ciudades principales. Puede ser mayor si en el reconteo pierde Torreón ante el PAN.

El PRI-Coahuila debe repensarse y recuperar a personajes valiosos que el Moreirismo expulsó. Un primer paso para ello es sustituir a su Pdte. Estatal, pésimo personaje político cuestionable. Además el gobernador debe terminar de deslindarse de Moreira y hay sólo una opción para ello: que sea procesado el ex -gobernador.

Mal hará el tricolor si cae en la tentación de ver culpables donde no existen. En Saltillo algunos priístas apuntan hacia el actual Alcalde por su mano dura. Pero ellos saben dónde estuvo el verdadero error; un mal candidato que olía a más no poder a Moreira y posicionado por no terminar sus cargos electos.

Por su parte el PAN hizo su tarea; buen candidato que aprovecha la coyuntura y que genera confianza y un líder estatal que trajo nuevos bríos. Su candidato electo apunta a ser candidato del PAN para la gubernatura en 2017. 

Felicito a todos los candidatos a Alcalde ganadores. Ahora viene lo bueno, que es convertir en realidad lo prometido. Deben mantener muy presente que son protagonistas para que las ciudades mexicanas avancen hacia el siglo XXI.

Glosa: Lo malo de las elecciones municipales en México es que definen la vida laboral de miles de empleados municipales. La gran mayoría de ellos trabajan realmente por mejorar su ciudad y serán despedidos simplemente por trabajar en el gobierno saliente. Esto debe de cambiar. 

No hay comentarios: