jueves, septiembre 12, 2013

Apple y sus nuevos iPhones ¿eso es todo?

Localeando, 12 de septiembre de 2013
Jaime Villasana Dávila

Nota: este artículo fue publicado el 11 de septiembre, 2013 en www.xataka.com.mx 

Hoy en día en el mundo de la tecnología nadie levanta más expectativas que Apple. El lanzamiento de su primer iPhone en 2007 le hizo establecer dicho estándar el cual por sí mismo se convirtió momentáneamente en algo insuperable.

Apple ya entró a una etapa
de madurez.
El estándar definido en ese entonces por Apple tuvo dos facetas principales: a) la parte concreta (hardware y software) y b) la parte abstracta (la percepción). La concreta rápidamente fue imitada por sus competidores. Al cabo de dos-tres años fue superada aunque muchos de sus seguidores (y fanáticos) no lo quieran reconocer.

Los smartphones insignia de Sony (Z1), Samsung (Galaxy S4), LG (G2) y de Nokia (Lumia 1020) poseen características técnicas iguales o de más alto valor comparado con el recién anunciado iPhone 5S. Su resolución es mayor, tienen más pixeles por pulgada, sus cámaras tienen mayor capacidadd, poseen pantalla más grande, etc.

Ciertamente los que usan Android (Sony, Samsung, LG) están un poquitín más atrás a iOS (iPhone) en la calidad-utilidad de muchas aplicaciones, pero la diferencia es casi ya imperceptible. Ambos ecosistemas sobrepasan el millón de aplicaciones. Historia diferente la de Nokia y Windows Phone, cuyo ecosistema todavía no pasa 160 mil ¿pero quién las usa todas?.

En la parte abstracta Apple sigue ganando aunque ya no por mucho. Son varios factores que así lo confirman. Uno de ellos es el menor crecimiento en las ventas de iPhones. El otro es el inestable precio del valor de su acción (en su día estelar –ayer- perdió 2.3%).

Uno más es la cobertura de los medios especializados en tecnología. Sus portales ya no fueron monopolizados por la presentación de Apple sino que incluyeron otras notas relevantes del día. El mejor ejemplo lo fue CNET, para mi gusto un fan de closet de Apple.

¿Qué presentó ayer Apple? Más de los mismo de los últimos dos o tres años. La principal novedad del iPhone insignia (5S) es su lector de huella digital, un mecanismo añejo ya implementado en las PC. Apple ciertamente lo recupera para insertarlo en un dispositivo que es más íntimo y por lo tanto quizá más necesario. Pero para quienes nos sudan las manos o bien las ensucian por su trabajo, el lector de las huellas digitales puede ser un problema y no una solución.

Del 5C no vale la pena hablar salvo que es apenas 100 dólares más barato y con un precio (US$550) todavía demasiado alto para los clase-medieros.

Apple pierde rápidamente su Mojo, es decir, la percepción. Cuando ésta se pierde en una industria donde es crucial entonces comienzan los problemas.


Apple cuenta con aprox. 150 mil millones de dólares en reservas.  Aunque hay cosas que ni todo el dinero del mundo puede comprar. La percepción es una de ellas.

No hay comentarios: