jueves, octubre 31, 2013

Es la economía pero también la inseguridad

Artículo Localeando, 31 de Octubre de 2013
Jaime Villasana Dávila

Si en el ámbito político el gobierno de EPN avanza de la mano del Pacto por México, razón por la que el gobierno federal y el PRI harán hasta lo imposible porque no se rompa, en el ámbito económico y ahora también en el de la inseguridad es donde se encuentran los mayores retos.

EPN a grupos delictivos: ¿ni los veo ni los oigo?
Ilustración: The Economist
Bien sabemos cómo la economía comenzó a desinflarse con el arranque del nuevo gobierno federal debido al tradicional parón de fin-inicio de sexenio, más los constantes cambios de señales en la política de vivienda, pilar de la siempre importante industria de la construcción, y el débil crecimiento económico mundial.

Y en el ámbito de la inseguridad, luego de la pax tradicional de fin-inicio de sexenio y auto-impuesta por los grupos criminales, estos han retomado su nivel luego de haber ya analizado las fortalezas y debilidades del nuevo gobierno.

Ciertamente las balaceras callejeras entre criminales vs Policías-Ejército-Marina han bajado respecto al gobierno Calderonista, eso no significa que el crimen muestre una tendencia decreciente en aspectos generales. De hecho algunos delitos como la extorsión van en aumento, según reportó INEGI en días pasados.

Durante la elección presidencial buena parte de la vox populi (yo entre ella) externaba el hartazgo a la estrategia ejercida por Calderón de enfrentamiento directo contra el crimen. Se le exigía más inteligencia y menos bala. Nunca escuchó. EPN en su campaña interpretó la situación y así lo ofreció, acompañado de más prevención. Ganó muchos votos.

Pero a casi un año de la toma de posesión de EPN, insisto, la inseguridad sigue latente. Menos balazos en calles pero igual número de notas rojas. El tema de seguridad concentrado en la Segob, “mucha coordinación” pero resultados limitados. Los grupos de autodefensa y lo ocurrido el fin de semana pasado en Michoacán, son prueba de ello. Peor el contexto si consideramos reacciones oficiales lamentables de negación al grave problema.

¿Qué puede hacer EPN ante este escenario y un tema extremadamente complejo que sólo dará resultados en el mediano-largo plazo?  De entrada hacer algo que a políticos les fastidia; reconocer que el problema sigue presente y es más complejo de lo esperado. Evitar  actitudes que minimizan o tratan de desvirtuar el problema, presentar ya una estrategia integral y no a pedazos y condicionar (de a de veras) entrega de recursos a estados a cambio de resultados.


Y por último; reconocer de una vez por todas que la inseguridad disminuirá cuando tengamos ciudades y municipios fuertes, dinámicos y competitivos en todos los sentidos (incluido sus gobiernos).

jueves, octubre 24, 2013

Las Repúblicas de Chihuahua y de Baja California

Artículo Localeando, 24 de Octubre de 2013
Jaime Villasana Dávila

En un artículo que publiqué en esta misma columna el 12 de agosto de 2010 señalé como los movimientos regionalistas y separatistas han evolucionado en la Internet. Cité que según mis investigaciones la primera página de Internet en promover un movimiento así data de 1997, siendo su lema principal “Nuevo León tiene derecho a su libertad”. Hoy la página ya no existe.

República de Baja California, otro grupo virtual
separatista en México que nace en Facebook.
¿Pasará de ser algo virtual a real?
Luego se crearon los foros virtuales (hasta 2008). Fue en estos espacios donde la polarización de la elección presidencial del 2006 también encontró su desahogo (norteños manifestando su deseo de separarse del país por culpa del Peje).

En esos años una que otra página de Internet fue creada. A finales del 2008 llegan tales ideologías al Facebook (FB), herramienta que ha venido a revolucionar, junto con Twitter, la comunicación política e ideológica.

Para 2010 eran varios los movimientos con página en FB. Destacaba por su número de miembros “Quiero que Monterrey sea un país” con 2,859 seguidores. Hoy tampoco existe.

Con la reforma hacendaria de EPN han surgido nuevos movimientos virtuales en FB, siendo una de las razones principales de su gestación la homologación del IVA en la franja fronteriza del norte.

Destacan dos de estos nuevos grupos virtuales: República de Baja California, creada apenas el 14 de octubre pasado, y República de Chihuahua, creada el 10 de octubre pasado. Hasta el día de ayer la primera tenía ya 121,470 seguidores y la segunda 29,120 seguidores.

Ambos grupos rebasan por mucho al extinto “Quiero que Monterrey sea un país” en cuanto al número de seguidores, pero esto no sorprende. Hoy en día México está más interconectado que en 2010. Además gracias a los medios nacionales están teniendo su minuto de fama.

De estas dos páginas destaca la de Baja California por la colocación de una bandera, lo que demuestra un mayor nivel de esfuerzo intelectual y conceptual que el de Chihuahua. Pero tampoco es algo nuevo. Otros movimientos virtuales crearon o adoptaron su respectiva bandera. Ejemplo: Viva la República de Rio Grande con apenas 1,330 seguidores y nacida en FB desde el 25 de marzo de 2010.

Concluyendo. En un país como México este tipo de movimientos se generan rápidamente en la Internet cuando sus promotores sienten que algo les afecta. Pero una cosa es nacer en el mundo virtual y otra en el real. Hasta ahora sólo conozco dos que lo intentaron y ambos tuvieron una vida fugaz.  En mi tesis doctoral (2011) los analicé.


Por experiencia auguro corta vida a estos dos grupos recién nacidos. Pero los ingredientes para formar uno real y duradero siguen estando presentes. En mi e-libro Premoniciones sobre el Futuro de México y su Unidad Nacional destaco algunos. Falta algo crucial; un líder.

jueves, octubre 17, 2013

EPN y PRI: quiten candado para reelección de alcaldes y regidores

Artículo Localeando, 17 de Octubre de 2013
Jaime Villasana Dávila

En este preciso momento PRI, PAN y PRD están negociando la reforma político-electoral que permitirá subsanar algunas omisiones al respecto, derivadas de la elección de 2012. De los temas en la mesa de discusión algunos provienen de la agenda del Pacto por México (PxM) como es la reelección de diputados federales y locales así como senadores (compromiso 94 del PxM).

Incluso la FENAMM, afiliada al PRI, se ha
pronunciado por la reelección de
alcaldes y regidores.
Sin embargo, conforme el debate va evolucionando se han agregado otros temas, uno de ellos la ya añeja petición de eliminar el candado constitucional para reelección de alcaldes y regidores. Las posturas al menos públicas son las siguientes: PAN a favor por unanimidad, PRD a favor aunque sin unanimidad y EPN-PRI rechazo.

Si en su momento la no reelección fue un mecanismo positivo, indudablemente hoy en día es un mito muy perverso. Cierto, una mayoría de ciudadanos están en contra de la reelección pero esto se razona desde una óptica muy superficial y por ello dicha postura colectiva es errónea.

Está muy estudiado y debatido el problema que genera la no reelección municipal; discontinuidad de la gestión pública, visiones cortoplacistas, chapulineo masivo, compromiso con el partido y no con el ciudadano, incentivo de no hacer las cosas bien al “cabo ya me voy”, etc. Es suficiente con abrir cualquier periódico en cualquier día para darnos cuenta de la crisis en que vive el municipio mexicano, en parte por la no reelección.

Por esto es necesario que se elimine tal candado y que cada estado decida si lo quiere o no en su territorio. Pero hay un gran obstáculo para ello ya conocido: el PRI y EPN.

En mi opinión muy personal si hay un partido federalista en su interior es el PRI. Insisto, hablo de su interior y no como gobierno federal, pues en éste ámbito sus posturas apuntan hacía una recentralización que comenzó con Calderón.

A nivel partido el PRI otorga a sus sedes locales atribuciones que los otros dos grandes partidos no lo hacen. Incluso, el PRI fue fundado allá por 1929 por decenas de partidos locales que reflejaban posturas e intereses muy plurales. Desde entonces el PRI ha respetado dicha heterogeneidad.

Por ello sorprende que el PRI en la actualidad siga manteniendo una postura contradictoria y centralista sobre la no reelección municipal. Incluso la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM), afiliado al PRI, se ha manifestado a favor de la reelección. Decenas de legisladores tricolores también lo están.


EPN y PRI han sido actores cruciales para que el PxM camine. Hagan más historia y quiten el candado para la reelección de alcaldes y regidores. El país y los municipios son más importantes que unos cuantos intereses partidistas ¿o no?. 

jueves, octubre 10, 2013

Cabildeo en su máxima expresión

Artículo Localeando, 10 de Octubre de 2013
Jaime Villasana Dávila

El cabildeo, también llamado “lobbying”, es una actividad tan antigua como los gobiernos mismos, aunque su profesionalización data apenas del siglo XIX, siendo el país pionero en este tema Estados Unidos.  El cabildeo goza de mal prestigio pues siempre ha estado asociado con el lado oscuro de la política y del poder, además de que por lo general se utilizan métodos poco éticos.

La imagen lo dice todo.
El cabildeo en México fue recién regulado en 2010 y es ejercido principalmente en el Congreso federal, lugar donde se hacen las leyes que impactan al resto del país. También los hay en los Congresos locales y obviamente en los Ejecutivos. A julio de este año había registrados en el Congreso federal mexicano más de 250 cabilderos que representan a empresas, asociaciones, consultoras, personas físicas, etc.

Traigo a colación el tema del cabildeo porque me parece que hoy en día se encuentra en su máxima expresión. No digo que antes no había (públicamente lo hay desde 1997), pero sí que su ejercicio no se hacía tan evidente. Y lo está por dos razones; las reformas hacendaria y la energética, dos temas de suma importancia entre los grupos de poder político y económico y que tienen altas posibilidades de aprobarse.

Cito un ejemplo puntual del cabildeo ejercido a través de una vía (desplegados) y observado en estos días en un medio de comunicación. En la edición del pasado 3 de octubre del periódico Reforma fueron publicados varios desplegados apoyando diversas posturas; uno a favor del “impuesto contra la obesidad” y otro en contra del mismo.

Dos más apoyando la reforma hacendaria. Estaba también el nuestro (IGLOM) solicitando una reforma político-electoral a nivel municipal. A estos súmense varias notas informativas.

En lo personal estoy a favor del cabildeo, siempre y cuando se ejerza de manera transparente y regulada. Pedir su prohibición es tan inútil como prohibir el consumo de alcohol o la prostitución.

Por lo pronto para antes de que termine el año podremos ver que cabildeo tuvo más éxito en sus encomiendas.

Glosa: Y hablando de política, si aún no ha visto House of Cards, una serie web (no de TV, pues sólo es transmitida por Internet) producida por Netflix, le recomiendo lo haga a la brevedad. Su protagonista es el galardonado Kevin Spacey quien interpreta a Francis Underwood, un Congresista del Partido Demócrata que se siente traicionado al no ser nombrado Secretario de Estado, y que por lo tanto maniobra para vengarse y de paso ocupar el cargo político que según él le corresponde. Es realmente adictiva y no muy alejada de la realidad.


En esta serie sale el personaje Remy Danton, un cabildero profesional y ex –colaborador de Underwood. Danton ilustra perfectamente el lado oscuro del cabildeo.  

jueves, octubre 03, 2013

El momento del municipio es ahora

Artículo Localeando, 3 de Octubre de 2013
Jaime Villasana Dávila

Han pasado catorce años desde que el municipio mexicano fue objeto de una reforma de gran calado a nivel federal. Y es que fue en 1999 cuando se le reconoció en la Constitución mexicana como orden de gobierno. Luego de esta reforma ya no pudo concretarse otra más.

El Pacto por México dejó de lado
al municipio. Pero eso puede cambiar
si se  añade y aprueba la reelección de
Alcaldes, Regidores y Síndicos.
Urge así sea.
Los dos gobiernos federales panistas abandonaron o no impulsaron debidamente uno de los viejos pilares de su partido (el municipio). El PRI y PRD por su parte tampoco hicieron propuestas al respecto.

Fue a nivel estatal donde sí se modificó el escenario pero de manera muy limitada, de hecho sólo en dos estados. En Coahuila (2001) se amplió el periodo de gobierno a cuatro años (en el resto sigue de tres años) y en Nayarit (2007) los regidores se eligen ahora por distritos y por representación proporcional (en el resto por planilla).

Es evidente que al municipio mexicano le urgen reformas que lo actualicen. Prácticamente mantiene las mismas características estructurales de hace 500 años para unos retos del siglo XXI.

En la actualidad están muchas condiciones dadas para que una nueva reforma municipal sea concretada. Si bien el Pacto por México no consideró inicialmente una reforma de este tipo, posteriormente uno de sus protagonistas está impulsando una dentro de la inminente reforma política-electoral. Se trata de eliminar la prohibición de la reelección de los miembros del Ayuntamiento (Alcalde incluido).

Es sabido que este tema es impulsado por el PAN. Que en el PRI están divididos así como en el PRD, por lo que su futuro es incierto.   

De aquí que es crucial que los actores del mundo municipal hagan oír su voz para que sea aprobada en el Congreso federal. Las tres asociaciones municipales manifestaron su apoyo a la reelección en su pasada Conferencia Anual (mayo). La IP y otros think tanks están en la misma sintonía.

La semana pasada en nuestro 8º Congreso de la Red de Investigadores en Gobiernos Locales (IGLOM), celebrado en Guadalajara, ratificamos nuestro apoyo a la reelección la cual hemos promovido al menos desde 2004.

Son muchos otros temas a incluir en una reforma municipal amplia tanto a nivel federal como estatal. Entre ellos están la libertad para que cada municipio elija la forma de gobierno local que  considere conveniente (no sólo Ayuntamiento), la creación de partidos municipales, elección diferenciada de regidores y síndicos, entre otras.

Pero por ahora sólo existe una en la mesa; eliminar la prohibición de la reelección. Y sobre ella hay que ir y manifestarse.


Si dejamos pasar esta oportunidad, difícilmente tendremos otra en el corto-mediano plazo.