jueves, enero 23, 2014

La Laguna, Escocia y Cataluña

Artículo Localeando, 23 de Enero de 2014
Jaime Villasana Dávila

El 18 de septiembre próximo Escocia llevará a cabo un referéndum para decidir si continúa en el Reino Unido y del cual forma parte junto con Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. La organización del referéndum no ha sido fácil pero al final se impuso el muy conocido pragmatismo anglosajón; si quieren irse, que se vote y asunto arreglado.

Poco a poco rumbo al destino deseado por los
laguneros ¿se les dejará decidir?
Las encuestas un día dicen que ganará el sí por la independencia y al otro día dicen ganará el no. El escocés sigue deshojando la margarita pues no decidirá cualquier cosa. Los independentistas tienen sus razones (www.scotreferendum.com) y los unionistas las suyas (www.gov.uk/government/topical-events/scottish-independence-referendum). Ambos tratan de convencer, no de bloquear.

La otra cara de la moneda son España y Cataluña. Pero antes un poco de historia. España y el Reino Unido (RU) se formaron a raíz de la unión de diversos reinos cientos de años atrás. La evolución histórica no ha sido la misma. De entrada en RU la democracia casi siempre ha prevalecido desde que se creó. En España va y viene, aunque ya tiene casi 40 años de permanencia.

La relación del gobierno central con sus territorios igualmente ha sido diferente pero más diferente aún ha sido la forma de abordar los movimientos secesionistas. Ya antes dije que en RU siempre ha imperado el pragmatismo, en España el emocionalismo.

Regresemos a Cataluña. Los catalanes van a celebrar su consulta soberanista el 9 de noviembre próximo (toda la información en http://catalanassembly.org) y el gobierno español encabezado por Mariano Rajoy está aferrado en que no puede haber dicha consulta porque la Constitución no lo permite, lo cual es cierto, pero ante un escenario así de sui generis no hay Constitución “irreformable”.

Toca el turno a La Laguna. En esta región histórica de México hay un grupo de laguneros que quieren formar su propio estado. Iniciaron divididos pero la mayoría ya se ha unido en un solo movimiento, sin embargo falta se sume una organización importante; ELLA. Poco a poco todos estos movimientos van cumpliendo con los requisitos marcados por la Constitución para crear un estado (ejemplo; llevan 300 mil firmas).

En un artículo anterior cité mis razones de porque no debe haber trabas para la consulta en La Laguna. Lo cierto es que los gobernadores de Coahuila y Durango se niegan rotundamente a la secesión y por lo tanto a la consulta. Por su parte los senadores mexicanos no arreglan ni un café.  

Una vez que los “independentistas laguneros” cumplan con los requisitos constitucionales exigirán se organice la consulta, de lo contrario irán a la Corte y quizás ganen.


Urge que gobernadores actúen más como británicos y menos como españoles. Más que bloquear deben convencer.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema es que los laguneros creen que separándose de Coahuila y Durango tendrán más recursos y un gobierno eficiente y sin corrupción.

Si la sociedad se organizara para exigir resultados a los gobiernos actuales y esto se lograra sería mucho mejor para mejorar la calidad de vida de los laguneros que una separación sin objetivos claros y realistas.

Jaime Villasana Dávila dijo...

Hola Anónimo, gracias por escribir. Muy de acuerdo contigo en que creando su propio gobierno tendrán más recursos y un gobierno eficiente y corrupto. Lo cierto es que ya sería SU gobierno. De los recursos pues no hay recursos que alcancen, incluso para los estados actuales. Cierto también que si las condiciones en todas las temáticas serían mejores quizás esto no estaría sucediendo. Lo mismo seguramente en Cataluña y Escocia. Pero cuando ha llegado a una gran parte de esa sociedad el deseo de ser ellos, de hacer nacer oficial e institucionalmente su propia identidad, entonces no habrá nada ni nadie que pare ese deseo de convertirse en realidad. Saludos.