jueves, abril 03, 2014

39 mil maestros piratas

Artículo Localeando, 3 de abril de 2014
Jaime Villasana Dávila

El pasado lunes 31 de marzo la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el INEGI presentaron el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE). Este censo presenta datos muy interesantes y debió haberse realizado hace años pero no fue así porque los gobiernos estatales, coludidos con la SNTE-CNTE, simplemente no querían que se levantara. Se sabía que los resultados no iban a ser muy buenos y, principalmente, le pegaba de manera directa al reparto de privilegios para mantener a fieles escuderos.

La tarea apenas comienza, todavía
falta por concluirla. Se ha iniciado bien.
Ahora gracias al CEMABE sabemos que en México tenemos 208 mil escuelas (números cerrados) y de estas el 86% son públicas y el 14% privadas. El 40% son preescolares, 43% primarias y 17% secundarias.

Un buen número de nuestras escuelas públicas carecen de servicios básicos pues apenas el 52% cuenta con drenaje, 69% tienen agua potable, 87% poseen sanitarios y 88% tiene energía eléctrica. El CEMABE dice que casi el 100% de las escuelas privadas cuenta con todos los servicios anteriores.

El censo no pudo realizarse con una cobertura nacional total pues en un buen número de escuelas de Chiapas, Oaxaca y Michoacán se impidió el acceso al personal del INEGI que realizaba el estudio. Es en estos estados donde las escuelas están en peores condiciones pero son de los que más recursos reciben.

Otra cifra interesante es que los maestros frente a grupo son 978 mil y que existen aproximadamente 39 mil “maestros” que nadie conoce pero que están cobrando su quincena. Ya el titular de la SEP anunció la investigación respectiva.

Para poner en perspectiva esta monumental cifra aquí unas comparaciones. Al estadio del Tecnológico de Monterrey, donde juegan los Rayados, le caben 36 mil aficionados. Si en promedio a cada uno de estos 39 mil maestros se les pagase 10 mil pesos mensuales ello significa que el país pierde 390 millones de pesos mensualmente o 4 mil 680 millones al año. Esta cantidad es casi igual al presupuesto anual de Guadalajara.

Culpables de que existan 39 mil maestros “piratas” hay muchos; desde líderes magisteriales hasta gobernantes, pasando por las mismas personas que aceptan un cargo corrompido. No tienen moral y al ser así simplemente no pueden ser maestros.


Viene entonces ahora una tarea igual de difícil para la SEP; dar de baja a esos 39 mil “maestros” y aplicar las leyes respectivas para que esta aberración no vuelva a suceder, pues con tal dinero ahorrado fácil y rápidamente se podrá dotar de servicios públicos a las miles de escuelas que lo carecen hoy en día, tal como lo descubrió el censo.  

No hay comentarios: