jueves, mayo 29, 2014

Elecciones locales en Coahuila y Nayarit

Artículo Localeando, 29 de mayo de 2014
Jaime Villasana Dávila

En este 6 de julio de 2014 sólo dos estados celebrarán elecciones locales ordinarias. Coahuila elegirá a 16 diputados locales de Mayoría Relativa (MR) y a 9 de Representación Proporcional (RP). Nayarit elegirá a 18 diputados de MR y 12 de RP más 20 Ayuntamientos.

Elecciones intermedias; lo más
difícil es hacer que el ciudadano vote
En términos políticos-electorales existen dos grandes diferencias entre ambos estados; a) En Nayarit ya ha habido alternancia en el Ejecutivo Estatal y en Congreso local (mayoría opositora) mientras que en Coahuila nunca lo ha habido, y b) En Nayarit los regidores se eligen por MR (distritos) y RP, mientras en Coahuila se eligen por la perversa y todavía muy utilizada fórmula de planilla.

Me concentro en la primer diferencia. En 1999 Nayarit eligió como gobernador estatal al ex -priísta Antonio Echevarría Domínguez, quien compitió por una coalición de partidos (PAN, PRD, PT y PRS). Los nayaritas igualmente le dieron a los partidos de oposición la mayoría en el Congreso local.

En ese momento Nayarit experimentó a plenitud y por primera vez en su historia reciente el significado de la alternancia a nivel estatal. Lamentablemente la gestión del entonces gobernador fue para olvidarse y se sumó a las múltiples desilusiones generadas con gobiernos de oposición. No obstante algunas cosas buenas (pocas) dejó dicho suceso y esa fue la gestación de la reforma política-electoral a nivel municipal que se concretó en 2008.

Pasemos a Coahuila. En mi estado natal jamás ha habido alternancia a nivel estatal. Lo más cerca aconteció en la elección de 1996 cuando la oposición estuvo cerca de ganar la mayoría en el Congreso local. De hecho hubo empate pues PRI y oposición ganaron 16 diputaciones. Posteriormente el gobernador de ese entonces maniobró para “convencer” a algún diputado opositor y alinearlo a las votaciones priístas. Esto no debe sorprender pues así es la política.

Pero muchas cosas han pasado de 1996 a la fecha. Resalto dos; a) el Moreirazo que comenzó a gestarse en 2007 y explotó en 2011 y b) la reforma electoral de 2010, la cual modificó la fórmula de distribución de escaños en el Congreso local y es fuente de serios reclamos de los partidos de oposición, principalmente el PAN, quien obtuvo el 33% de votación en las elecciones de 2011 y sólo obtuvo tres diputaciones.


Luego del Moreirazo los resultados electorales no han sido favorables para el PRI. En la elección federal de 2012 y para Ayuntamientos de 2013, el PAN ganó espacios importantes. Pero a tres años de distancia y en una elección que el ciudadano no considera relevante (cuando lo es), se antoja difícil que la inercia ganadora le alcance al PAN. Y si gana el mayor beneficiado en el largo plazo será, por raro que parezca, el mismo PRI. Así es la política.

jueves, mayo 22, 2014

Gobiernos actuando en base a resultados

Artículo Localeando, 22 de mayo de 2014
Jaime Villasana Dávila

Hasta el día de hoy la inmensa mayoría de los gobiernos municipales en México operan presupuestalmente hablando bajo una forma: a) “al ahí se va” (o por milagro). La minoría aplica por política arraigada una metodología profesional (por programas y objeto del gasto).

Se ve fácil, es complicado.
Imagen: SHCP
No obstante lo anterior, este escenario va cambiando para agregarse una tercera forma; Presupuesto Basado en Resultados (PbR). De hecho se espera que en el largo plazo todos operen bajo PbR.

El PbR es muy importante para los ciudadanos pues, como su nombre lo indica, se busca que el gobierno invierta su dinero buscando resultados y ya no “hacer por hacer” o sólo por objetivos políticos.

El PbR es un elemento del modelo de Gestión para Resultados (GpR). El otro elemento es el Sistema de Evaluación del Desempeño (SED). Si uno falla entonces no se puede llegar a GpR.

El gobierno federal y los gobiernos estatales han venido migrando a GpR desde 2006 pero, como llevarlo a cabo implica hasta un cambio de cultura organizacional, los avances han sido limitados pero hay avances. Miles de funcionarios públicos se han capacitado en el tema.

La migración a GpR en México es liderada por el gobierno federal y por la CONAC (Consejo Nacional de Armonización Contable). Ambos van fijando las reglas tanto contables como presupuestales, con cierta participación de los gobiernos estatales. Los gobiernos municipales si acaso pueden opinar pero nada más.

De aquí que la armonización contable y la migración a GpR les está quedando como un zapato apretado pues sus opiniones prácticamente no fueron tomadas en cuenta. Añádase que todos en la administración pública mexicana estamos aprendiendo sobre la marcha.

Y no olvidemos una cosa más; a nivel municipal la cosa es más compleja. No es lo mismo mover al al gobierno federal y a los 32 gobiernos estatales, poseedores de mayores recursos y mecanismos para hacerse de ellos, que a la gran disparidad de los 2 mil 500 municipios.

Para visualizar los avances a nivel municipal (y estatal) en la migración a GpR, la SHCP acaba de publicar el Informe sobre los resultados del Diagnóstico 2014, el cual fue aplicado a 32 gobiernos municipales. Los tres municipios con mayor avance son Monterrey (82%), Puebla (77%) y Acapulco (64%). Los tres con menor avance son Oaxaca (23%), Saltillo (22%) y Campeche (20%).

Como en cualquier estudio, los resultados pueden ser cuestionables. En mi opinión, por ejemplo, Tijuana debería estar mejor ubicado.

¿Podrán los municipios migrar a GpR? Sí, pero requieren de apoyos e incentivos constantes y sonantes. Por ahora no los hay.


Glosa: Urge que la CONAC defina un formato único de Matriz de Indicadores para Resultados (MIR). Hoy es un desastre y genera confusiones.

jueves, mayo 15, 2014

CEMEX, recuerdos de infancia

Artículo Localeando, 15 de mayo de 2014
Jaime Villasana Dávila

Una de las primeras imágenes que recuerdo de mi niñez temprana es caminando entre bultos de cemento en un pequeño local comercial ubicado en la conocida calle de Urdiñola, de mi ciudad natal Saltillo. Era por el año 1979-80. Tenía yo 5-6 años. La mayoría de tales bultos era Cemento Monterrey, la marca que forjó al hoy enorme grupo cementero CEMEX.   

Para la mayoría un simple bulto, para
algunos otros recuerdos.
Imagen: www.telediario.mx
En aquel entonces mis padres comenzaban su aventura de vender materiales para la construcción y el cemento era el producto principal de venta. Recuerdo que el negocio prosperaba y la relación con CEMEX se hacia mayor. Varios agentes de ventas de dicha empresa fueron amigos de la familia.

Corría 1981, esto si lo recuerdo bien, cuando mis padres adquirieron su primer tráiler. Era marca Autocar 1974 con transmisión 4 x 4. No cualquiera podía operar esa transmisión pues había dos bastones al piso y en determinados cambios había que ser; a) demasiado rápido con una mano para maniobrar ambas o b) demasiado arriesgado para con dos manos mover ambos bastones simultáneamente (volante sujetado con piernas).

Por casi 10 años ese tráiler hizo cientos de viajes a la planta de CEMEX, ubicada en la Ave. Ruiz Cortines de Monterrey, y en uno de sus primeros participé yo. Para mí sí era el primer viaje en tráiler y su motor, alltura y grandiosidad me dejaron impresionado de por vida. Mi madre se enojó con mi padre por dejarme ir tan chico a traer cemento con el chofer (muy querido por la familia – Chuy Limón, se llama). 

Antes de llegar a la planta de cemento Chuy me advirtió que me escondiera debajo del tablero pues obvio no dejaban entrar niños. Al llegar a la caseta de entrada, el guardia le preguntó si andaba sólo al tiempo que le entregaba los papeles para cargar. Mi curiosidad pudo más.

Chuy trataba de impedirme que me alzara para ver pero no lo logró. El guardia me descubrió y me bajó a pesar de la insistencia de Chuy para que me dejara entrar. Ahí estaba yo sentado en la caseta de seguridad triste y acongojado por mi impertinencia.

Con la lección aprendida, en los siguientes viajes me escondía hasta  más no poder en la cabina del tráiler. En ocasiones subsecuentes y mientras se cargaba el cemento salía de la cabina. Quería saber que había dentro de la planta. Muchas más experiencias personales guardo con CEMEX.

Comento esta anécdota personal por el lamentable y sorpresivo fallecimiento reciente del Sr. Lorenzo Zambrano, presidente de CEMEX, quien como ser humano tuvo aciertos y desaciertos en su vida empresarial y como líder social.

Miles de personas de la zona noreste, y luego de muchos países del mundo, seguramente guardan experiencias como la mía. De ese tamaño fue su aportación.


D.E.P. el Sr. Zambrano. 

jueves, mayo 08, 2014

Smart Cities

Artículo Localeando, 8 de mayo de 2014
Jaime Villasana Dávila

Han pasado muchas cosas en el ámbito urbano desde que la ciudad más antigua del mundo y poblada de manera constante (Jericó, Palestina), fuese establecida hace once mil años. Todas las ciudades actuales han sido fundadas. No pocas han desaparecido (Teotihuacán, Catalhöyük, Cahokia) y debido al cambio climático decenas de ciudades  están en grave riesgo de desaparecer.

Muchos caminos para llegar a ser una
Smart City, pero un sólo destino.
Imagen; www.smartid.it 
Y mientras las ciudades nacen, crecen, se desarrollan y algunas van muriendo, al interior de ellas se toman decisiones y se generan dinámicas protagonizadas por sus habitantes que definen el destino que tendrán cada una de ellas.

Así pues, tenemos que las ciudades que aprovecharon la Revolución Industrial y la migración del campo a la ciudad hoy son modelos urbanos de sostenibilidad (Copenhague, Helsinki, Toronto). Otras han ido recomponiendo el camino luego de desastres sociales o naturales (Tokio, Berlin, Barcelona, Medellín) y muchas se encuentran con serios retos (Detroit en EE.UU. y la mayoría de las ciudades de México).

La buena noticia para todas las ciudades y sin importar su estatus es que la Revolución Tecnológica y de Información (RTI) que estamos viviendo, y donde el Internet, la innovación y los dispositivos móviles son factores centrales, brinda soluciones sin distingo siempre y cuando sus líderes tengan la voluntad de aprovecharlas y sus ciudadanos la voluntad de presionar para que sean aprovechadas.

Y precisamente ha sido esta RTI la que ha ido moldeando el concepto de Smart City (SC) en los últimos cinco años.  Hay muchas definiciones de lo que es una SC. Una de ellas gestada por la consultora Navigant Research la define como la “integración de tecnología en una visión estratégica para la sustentabilidad, el bienestar ciudadano y el desarrollo económico”.

Son varias las ciudades que han emprendido esfuerzos para irse acercando al amplio mundo de una SC y que por ello mismo es difícil aplicarlo al 100%.  Algunas son Barcelona, Dublin, Dallas y Londres. En México el concepto es poco conocido y son contadas las que han comenzado a aplicar principios de una SC, siendo Toluca y Zapopan de las primeras.

Para promover a nivel internacional la adopción del concepto se creó el Smart Cities Council. UN-Habitat también le está dando impulso así como grandes empresas, principalmente relacionadas con la tecnología. IBM y Cisco lideran, seguidas por Siemens, GE e Hitachi y más atrás Microsoft, SAP, Capgemini, entre otras.


¿Es la SC la solución al gran reto urbano mundial? Depende a quien se le pregunte. Lo cierto es que ha venido a enriquecer el debate por tener mejores ciudades.

jueves, mayo 01, 2014

¿Quién debe regular el desarrollo urbano; municipios, estados o federación?

Artículo Localeando, 1 de mayo de 2014
Jaime Villasana Dávila

Todos sabemos que el desarrollo urbano en México ha sido discrecional, egoísta, disperso, desastroso y todo lo que quiera agregarse. Esto nos ha generado muchos problemas, iniciando en la pérdida de competitividad por lentos traslados de habitantes y mercancías y terminando con inundaciones que conllevan a muertes.

Crecimiento sin ton ni son.
Por lo general suele culparse de este caos a los municipios, liderados por Alcaldes, Regidores y funcionarios tramposos y corruptos, dicen, pues son sus gobiernos quienes autorizan las licencias de construcción, realizan los planes de desarrollo urbano, administran las reservar territoriales, vigilan la autorización del suelo, etc. según lo indica la Fracción 5ª del artículo 115 Constitucional.

Pero si vemos la película completa en realidad la culpa la tenemos todos como país, pues no le hemos dado al municipio como institución y a su gobierno las capacidades técnicas, la estructura política y las facultades legales necesarias que requiere para llevar a cabo sus responsabilidades. Basta citar que la última reforma municipal data de 1999 y la última reforma estructural data ya del lejano 1983.

Para tratar de componer un poco la situación, el actual gobierno federal amplió una política pública del gobierno anterior que busca atacar una parte de este gran problema; limitar el crecimiento urbano construyendo más vivienda vertical.

Además reciéntemente el Congreso Federal hizo una reforma parcial a la Ley de Asentamientos Humanos en materia de prevención de riesgos, pero falta la reforma integral a esta añeja ley (1976) y que el gobierno federal está empujando.  

Pero esto es sólo de una parte de la compleja ecuación urbana, la cual requiere de medidas integrales, visionarias (Smart Cities, metropolitano, etc.) y multidisciplinarias. Algunos organismos civiles y académicos han planteado públicamente sus propuestas. Uno de ellos muy completo es la del IMCO con su documento “Reforma Urbana, 100 ideas para las Ciudades de México”.  

En medio de todo esto hay un debate dándose ya en ciertos círculos y que más temprano que tarde se dará públicamente; ¿quién debe ser el nuevo rector del desarrollo urbano; los gobiernos municipales, el gobierno federal, los estatales o una combinación?.

Por lo que he escuchado en algunas reuniones el gobierno federal tiene la intención de tomar el control del tema, pero los gobiernos municipales ya se están moviendo para que siga en sus manos.


Estoy seguro que al ciudadano común le importa poco quien sea el rector, siempre y cuando el desarrollo urbano se lleve a cabo de manera sostenible. Veremos que decide al final el Congreso.