jueves, agosto 28, 2014

El fiasco del nuevo aeropuerto de Berlín y el nuevo aeropuerto del DF

Artículo Localeando, 28 de Agosto de 2014
Jaime Villasana Dávila

El pasado martes Klaus Wowereit, el otrora popular Alcalde de Berlín renunció a su cargo por el escándalo del nuevo aeropuerto de la ciudad, mismo que lleva más dos años sin inaugurarse y un grotesco sobrecosto en su construcción. Las razones de dicho fiasco son varias pero van desde una mala planeación hasta corrupción. El aeropuerto calculan abrirá hasta 2018. A su paso habrá dejado muchos daños. La carrera truncada de este político es una de ellas.

La T2 del actual aeropuerto del DF
sirvió, pero rápido caducó.
Construir o ampliar un aeropuerto no es cualquier cosa. Son vastísimas las consideraciones a tener presente y muchos los actores con los cuales negociar (desde taxistas y hasta pasajeros). Por ello en cualquier lado del mundo genera rechazo, principalmente de los habitantes que vivirán cerca de él. El caso de Berlin lo demuestra. La  ampliación del aeropuerto de Heathrow en Londres y la construcción del de Tokio-Narita son otros ejemplos puntuales.

En México también sabemos lo que implica tratar de construir un aeropuerto. El caso de Atenco, Estado de México, lo ilustra cuando allá por 2001-2002 hubo enfrentamiento entre fuerzas federales y estales contra los pobladores. Diversos actores achacaron a la pésima estrategia del gobierno foxista el fracaso por hacer realidad el tan necesario nuevo aeropuerto para el DF.

Todos sabemos que el gobierno de EPN ampliará (no construirá) el aeropuerto actual, aunque nadie sabe todavía con certeza como será dicho plan y que rol jugará el actual. El gobierno federal ha dicho que antes de que termine el año lo dará a conocer. Por lo pronto una empresa de arquitectos ya presentó su propuesta.

Hasta ahora la estrategia de ampliación-construcción ha sido mucho mejor manejada que hace 13 años. Sólo se ha dado un enfrentamiento menor y fue entre los mismos ejidatarios de Atenco.

Y si el gobierno federal logra saldar con éxito la compra de tierras ejidales y por lo tanto dar luz verde al inicio de la ejecución del plan, tan sólo será el logro de una etapa, faltando muchas más por lograrse como por ejemplo, y de entrada, la aceptación social del plan pues pudiera darse que se gestase un movimiento social fuerte una vez conocido.

En este punto el caso del nuevo aeropuerto de Berlín vuelve a servir de ejemplo. En mayo pasado los berlineses rechazaron en votación el plan del alcalde de convertir al viejo aeropuerto en un complejo de viviendas y oficinas. Fue otro clavo al ataúd del ex –alcalde berlinés.

En suma, espero que todo salga bien con el “ampliado” aeropuerto del DF y no tengamos nuestro “Berlinazo”.


Glosa: Se veía venir. Rusia invadió el este de Ucrania ¿responderá Occidente como debe? Esta guerra no se ganará con armas.

jueves, agosto 21, 2014

El salario mínimo

Artículo Localeando, 21 de Agosto de 2014
Jaime Villasana Dávila

Vaya show que se ha hecho con el tema del salario mínimo derivado de la propuesta que hizo el Jefe del Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, el pasado 5 de agosto durante la inauguración de un foro internacional relativo al tema. Ese día simplemente comento, entre otras cosas, que “el salario mínimo se tiene que hacer al margen de ideologías, posturas políticas y no es permisible que nadie pretenda capitalizar electoralmente un tema tan importante”.

Un vestigio que debe desaparecer.
Sólo dos comunicados de prensa en
2013. Ninguno en 2014. De ese
tamaño es su importancia.
Y como por arte de magia, y seguro sin pensar en que sus palabras tendrían resonancia nacional, su propuesta se hizo protagonista en el debate político y en medio de las muy importantes leyes secundarias relacionadas a la reforma energética.

El tema le robó escenario a la promulgación de dichas leyes y tan sólo un día después (12 de agosto) el Secretarío del Trabajo (ST) convoca a la IP y a sindicatos a una reunión especial cuyo resultado fue un comunicado indicando que el aumento al salario mínimo debe considerar la productividad.  

En otras palabras, el gobierno federal hizo más grande el show. El martes pasado, y viendo que el tema no bajaba de primeras planas, el titular de la ST declara que el gobierno federal propuso primero la discusión del salario mínimo hace más de año atrás. Es decir, lo hace más grande y de una manera a todas luces favorecedora al Jefe de Gobierno del DF.

Razones no faltan para que medio México esté hablando del tema pues es entendible que luego de la reformas estructurales, el siguiente beneficiario en la lista y de manera tangible deba ser la clase trabajadora. Pero nadie había visualizado este proceso, hasta que de pura casalidad lo hizo el gobernante del DF, llenando un hueco temático que a todas luces le impacta a todos los mexicanos.

Es muy positivo que el tema esté en los medios, pero más positivo será cuando se debata en serio y en los lugares apropiados (Congreso de la Unión), pues es en éste donde se definen las políticas públicas.

¿Qué debe hacer el gobierno federal? Atender de una manera más inteligente el debate y no de manera reactiva y con argumentos pobres. Opciones no tiene muchas; a) darle largas al asunto hasta que se desgaste y muera o b) poner sobre la mesa su propuesta a debatir por el Congreso.

¿Sadrá algo bueno de todo esto? Quien sabe. El 2015 electoral prácticamente arrancó y difícil que el gobierno federal le ceda algún beneficio al jefe del DF en un tema muy sensible, aún y cuando ambos gobiernos llevan una muy buena relación.


Lo cierto es que la estructura y monto actual del salario mínimo es ridícula pero tampoco puede aumentarse nomás porque sí. Veremos si en este tema también hay “reforma estructural”, la cual no estaba contemplada en el Pacto por México.

jueves, agosto 14, 2014

Reforma al campo va ¿y la municipal?

Artículo Localeando, 14 de Agosto de 2014
Jaime Villasana Dávila

Luego de concluida la “primera ronda” de reformas estructurales (así lo quiero ver yo) con la promulgación el pasado lunes de las leyes secundarias en materia energética, la siguiente reforma (y única) que por ahora asoma la cabeza es la reforma al Campo.

La reforma municipal es tan importante
como la reforma al campo o la
energética. Sin ciudades fuertes no
hay países fuertes.
La Comisión de Reforma Agraria de la Cámara de Diputados elaboró una iniciativa de reforma consensuada y se espera se analice junto con la iniciativa presidencial, aunque no hay fecha de su presentación. El que dicha Comisión haya presentado tal documento indica, entre otras cosas, que no quieren dejar pasar la oportunidad histórica que vivimos. Bien por sus integrantes y por demás actores del sector, incluido el titular de la SAGARPA, mi paisano Enrique Martínez y Martínez.

Pasemos a la reforma municipal, local, metropolitana, urbana o como quiera llamarle.  La última reforma de este ámbito ocurrió hace 15 años pero, si somos serios, la verdadera ocurrió en 1983 cuando al municipio se le dotó de diversas facultades.

¿Hay en la actualidad algún movimiento fuerte y coordinado de diversos actores para sacar la reforma municipal? Tristemente no. Por un lado jala el IMCO con algunas ONG. Por otro las tres principales asociaciones municipales agrupadas en la CONAMM quienes hasta ahora no han sido capaces de redactar una iniciativa conjunta de reforma al 115 constitucional, mucho menos reformas a leyes secundarias.

De las Comisiones sobre el tema en el Senado y la Cámara de sus Diputados no hay ninguna luz salvo foros y más foros que llevan a nada. La Secretaría de Gobernación, a través del INAFED, está en el mismo canal, es decir, apagado.

La única esperanza que queda es que desde la Presidencia se muestre el liderazgo faltante para avanzar en esta reforma. Algunos colegas me dicen que eso no sucederá por dos razones; a) no está contemplada en el plan origial de reformas y b) hay un cierto agotamiento político por el enorme esfuerzo realizado al momento con las otras reformas.

Así pues, el escenario para una potencial reforma local (una de verdad) es casi inexistente y no es por falta de propuestas (las hay a montones), sino por falta de voluntad coordinada de todos los involucrados.

¿Hay tiempo para generar una propuesta consensuada y luego procesarla/votarla en el Congreso de la Unión antes del 2015, año electoral? Sí, siempre y cuando nos movamos ya.

En Francia en tan solo dos meses han reformado su histórico mapa político-territorial interno y por lo tanto las facultades que a gobiernos regionales y municipales les corresponde. Las demagogias e identidades locales se hicieron a un lado.


En México también podemos lograrlo. De muestra están las pasadas reformas aprobadas.

jueves, agosto 07, 2014

Reformas concluidas

Artículo Localeando, 7 de Agosto de 2014
Jaime Villasana Dávila

Hace poco más de dos años y previo a la elección presidencial señalé en este mismo espacio que era improbable que el hoy Presidente pudiera llevar a cabo algunas de las reformas más urgentes que el país necesita. Mencioné que el sistema donde el Presidente se movía era como “una arena movediza de la cual muy difícilmente puede salirse aun y con el poder que otorga” el máximo cargo del país.

Ha concluido una etapa de reformas
muy importantes. Bien. Faltan otras.
Añadí que “hoy México es diferente y su poder para controlar gobernadores y otros poderes fácticos será, para bien o para mal, muy limitado. Otros elementos transformadores son necesarios y complicadísimo que EPN los genere desde donde está”.

Pues bien, debo reconocer que me he equivocado y afortunadamente para bien. Hoy el país ha aprobado las reformas estructurales ya por todos sabidas. Resalta la reforma energética, la más compleja de todas por la complejidad que la envolvía.

Viene otra etapa igual de complicada; hacerlas realidad, en otras palabras, que sus beneficios bajen a la gente y su nivel de bienestar se incremente. Operar en el mundo real un marco legal es todo un reto. En México tenemos leyes muy buenas que simplemente no sabemos y/o queremos aplicar. De aquí que debemos ser muy disciplinados para que el nuevo marco legal en dichos temas se aplique.

El primer responsable para que esto ocurra es el gobierno (en sus tres órdenes), pero como ciudadanos nos toca también una parte. Las empresas son igualmente cruciales. En suma, ya no tenemos excusas para prosperar y a partir de ahora comenzamos a escribir otro capítulo.

Habiendo dicho todo esto no me queda más que reconocer el liderazgo del Presidente, la generosidad del PAN, la experiencia del PRI e incluso la terquedad del PRD. Ha sido una mezcla de trabajo y voluntades que llegó en el momento adecuado.

Pero a estos mismos actores les digo que nos falta mucho más y dentro de ello al menos dos reformas adicionales; la del campo y la municipal-urbana. Son igual de importantes que las reformas aprobadas. La buena noticia es que la reforma al campo es muy probable que sea procesada por Diputados y Senadores a partir de septiembre. Foros y otras actividades han arrancado ya.

La mala noticia está en la municipal-urbana. Ni siquiera un proceso mínimo legislativo se ha iniciado por más que las tres grandes asociaciones municipales tengan su agenda prioritaria. Es aquí donde también urge se haga visible el liderazgo del Presidente. El tiempo se agota pues en 2015 ya no habrá reformas por las elecciones. Sería hasta 2016 y quién sabe.


Francia ha iniciado una profunda transformación territorial en tiempo record y de ejemplo para la reforma urbana-municipal nos puede servir. Esto lo abordaré la siguiente semana. 

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...