lunes, enero 26, 2015

AT&T no se anda por las ramas en México pero el reacomodo aún no termina

Jaime Villasana Dávila

Artículo Xataka-México, 26 de enero 2015

En menos de seis meses AT&T ha soltado dos bombas comerciales (e informativas) que han venido a cambiar el panorama de la industria de la telefonía móvil en México. El pasado 7 de noviembre anunció la compra de Iusacell y el día de hoy la compra de Nextel México. En ambas invirtió alrededor de 4,500 millones de dólares.

De golpe y porrazo se queda con el 8.7% del mercado de la telefonía móvil mexicana (aunque falta que IFT le autorice la compra de Nextel México). Todavía muy lejos de Telefónica (Movistar) con el 21.1% y el 70%.1% de Telcel, según The CIU, pero con un arsenal poderosísimo para hacerles frente no sólo en México sino en Norteamérica, el mercado que importa.

En un artículo anterior que escribí a raíz de la compra de Iusacell por AT&T sobre los efectos que tenía dicha compra no sólo en México sino también en el hemisferio norte del continente, describí en lo general la situación prevaleciente en dicho mercado. En EE.UU. las cuatro grandes (Verizon, AT&T, Sprint, T-Mobile) mantenían sus posiciones y los movimientos de compra-venta ya no eran como antes al ser un mercado maduro, salvo la compra de Sprint por parte de la japonesa Softbank en 2012 por la friolera cantidad de 20,100 millones de dólares.

Seguir leyendo en Xataka-México

miércoles, enero 21, 2015

Malas prácticas tecnológicas en México; entre la ilegalidad y la ética

Jaime Villasana Dávila

Artículo Xataka-México, 21 de enero 2015

Hay muchas formas de caer en una ilegalidad tecnológica; desde robarle la señal de WiFi al vecino y hasta descargar música de Internet de sitios no autorizados para ello. Ya no hablemos de comprar bases de datos en el mercado negro.

Foto: NRK Beta
Algunas son más inocentes que otras. Unas son realmente imperdonables, como hackearle la cuenta a tu novio(a) o esposo(a) para monitorear su actividad ¿cuántas y de cuáles has realizado tú?

Seamos honestos, todos hemos cometido o seguimos cometiendo algún tipo de ilegalidad o mala práctica tecnológica ya sea mayor o menor. De hecho quizás algunos no sean del todo “ilegal”, pues ello implica quebrantar una ley y, para el caso de México e incluso de muchos países, la tecnología y su vasto mal uso siguen todavía sin ser en su mayoría tipificados en los códigos penales correspondientes. 

Lo cierto es que los países han venido atendiendo el tema y han creado policías tecnológicas o cibernéticas. El Gobierno Mexicano cuenta con la suya desde hace más de 10 años. Actualmente es la Dirección General de Prevención de Delitos Cibernéticos, adscrita a la Comisión Nacional de Seguridad. Recién en 2013 el Gobierno del Distrito Federal creó la propia y otros estados han venido haciendo esfuerzos similares.

Seguir leyendo en Xataka-México  

martes, enero 13, 2015

Adquiriendo o vendiendo tecnología en lugares dudosos; ¿se toleran o se cierran?

Jaime Villasana Dávila

Artículo Xataka-México, 9 de enero 2015

Son varias las razones por las que nos vemos tentados u obligados a realizar transacciones sobre dispositivos tecnológicos por medios o lugares de dudosa reputación, por decir lo menos. Personalmente yo lo he hecho para vender un par de “viejos” smartphones. Miles hacen lo mismo cada día o bien para adquirir un dispositivo, pues en tales lugares su precio es significativamente menor.

Foto: Phil Campbell
Este tipo de lugares a primera vista son cuestionables pero ¿son condenables? Todo depende desde la perspectiva en que se analicen y a quien se le pregunte. Lo cierto es que para millones de personas en México (y el mundo) son quizá la única opción en el mercado para comerciar o adquirir los productos o servicios que desean. 

Mi experiencia personal

Para los que vivimos en el Distrito Federal el lugar donde se pueden encontrar e intercambiar productos tecnológicos de origen tanto legal como dudoso es el Eje Central, entre calle Artículo 123-V. Carranza y Victoria-República de Uruguay, en el Centro de la ciudad. En ese tramo vial se encuentra la Plaza de la Tecnología y la Plaza Victoria. Ambas de características comerciales distintas.

Seguir leyendo en Xataka-México