sábado, noviembre 28, 2015

Reforma educativa y reforma anticorrupción

Artículo Localeando, 28 de noviembre de 2015
Jaime Villasana Dávila

Luego de una reacción dubitativa ante los embates de la CNTE y que hizo dudar a muchos mexicanos sobre la implementación de la reforma educativa, el gobierno federal ha venido reaccionando debidamente para concretarla.

¿Será implementada con la misma firmeza que la
reforma educativa? 


Primero mostrando una postura férrea de diálogo sólo sobre como implementar la reforma, luego forzando el renacimiento de las instituciones educativas en Oaxaca (aunque falta Guerrero) y ahora llevando a cabo las evaluaciones docentes en Michoacán y Chiapas con el apoyo de la Policía Federal y del Ejército. Hasta en helicópteros trasladaron a los maestros a los centros de evaluación.

Todo este esfuerzo merece un reconocimiento al gobierno federal y que seguramente le traerá dividendos políticos en 2016, pues para la mayoría de mexicanos es un tema central. Así que enhorabuena al Presidente y a no aflojarle en este tema.

Ahora pasemos al tema de la reforma anticorrupción. En los últimos meses se han aprobado reformas constitucionales y leyes secundarias para dar vida al Sistema Nacional Anticorrupción y al de Transparencia.

Se dieron mayores atribuciones a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), al titular de la Función Pública deberá ratificarlo el Senado y se ampliaron las facultades de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción. También se creó el Tribunal de Justicia Administrativa como una entodad autónoma.

En el tema de transparencia se aprobó la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información. De ella se derivará una ley federal (aplicable para el gobierno federal) y además los estados tienen hasta mayo del 2015 para que homologuen. En términos generales estás leyes obligan a los gobiernos a transparentar más información y sin menoscabo de la que deben entregar vía solicitud de acceso.

Sobre esta amplia reforma soy de la idea de que un gobierno será mas transparente y combatirá más la corrupción si tiene voluntad más que leyes. Me explico; aún con las leyes viejas y actuales el gobierno, cuando ha querido, ha metido a la cárcel a los corruptos o ha transparentado tal o cual información.

De aquí surge mi duda sobre el éxito de la reforma anticorrupción. Pienso que tendremos resultados muy limitados o nulos. Hoy hay miles de casos de corrupción que fácimente pueden ser procesados y los responsables castigados. Nada ha pasado por falta de voluntad.

Por ello, para dar esperanza a esta reforma es necesario que, tal como lo hace con la reforma educativa. el gobierno federal ajusticie un caso pesado de corrupción (¿OHL?) y mande señales claras y contundentes, pues con el caso de Arturo Escobar no es suficiente.

lunes, noviembre 23, 2015

Re-municipalizar a México

Artículo Localeando, 21 de noviembre de 2015
Jaime Villasana Dávila

México se urbaniza y los retos de nuestras ciudades se hacen más complejos de atender. En este contexto he escuchado cientos de discursos de presidentes, gobernadores, diputados, senadores y alcaldes señalando la urgente necesidad de meterle mano a nuestra anarquía urbana.

Sobran municipios ¿quién se atreve a re-hacerlos?
Imagen: Mapas para colorear
Al momento nada ha pasado y quien sabe si pasará aun cuando la ley de asentamientos humanos tiene más de 40 años de vigencia y a nuestro querido municipio no se le quiere tocar ni con el pétalo de una rosa. Ya no hablemos de darle vida jurídica a las zonas metropolitanas, algo igualmente muy necesario.

¿Qué hacen en otros países? Japón, Suecia, Francia, Canadá, Reino Unido, etc. han emprendido serias reformas urbanas que van desde la redefinición de sus fronteras municipales y/o regiones y hasta la creación de nuevos órdenes de gobierno, como los metropolitanos. En suma, se adecuan a los nuevos tiempos urbanos y nosotros seguimos igual.

Y para sumar a mi ánimo de frustración o alimentar mis sueños guajiros hago la siguiente propuesta (otra más); re-municipalizar a México. Muchos dirán que eso es imposible debido a la cultura y tradiciones afincados en cada uno de los 2,450 municipios y que, al contrario, hay que crear más.

Pero insisto ¿si en otros países pudieron porqué en el nuestro no?

Las fronteras de nuestros estados y municipios son producto de un arreglo desordenada y cuyo mejor reflejo se ve en los cientos de conflictos territoriales existentes para ambos tipos de territorios.  

Hasta donde investigué (y así lo cito en mi tesis doctoral –págs. 52 a 60-) el único intento conocido por rehacer la configuración territorial del país aconteció durante la vigencia del Segundo Imperio Mexicano (1864-1867), cuyo líder fue Maximiliano de Habsburgo. Durante tales años el emperador solicitó la elaboración de la Carta General del Imperio, la cual fue encargada a un experto en la materia de la época llamado Manuel Orozco y Berra, quién argumentaba que la nación debía organizarse en por lo menos 50 departamentos (Carlos Contreras, 2005).

El famoso historiador mexicano del siglo XX Edmundo O´Gorman señaló alguna vez que el proyecto territorial del Imperio fue “el único intento científico de organización territorial que tenía una intención organizadora y constructiva, a diferencia de las leyes y decretos de la República que, en esa materia, expresaban la anarquía y la desidia” (Contreras, 2005).


ONU-Habitat está elaborando una interesante investigación de prosperidad humana en 130 ciudades y poblaciones de México. Los resultados los hará públicos a inicios del 2016. En él incluirá territorios delimitados que bien pudieran servir de base para crear los 130 nuevos municipios de México. 

sábado, noviembre 14, 2015

Cataluña y España; ojalá aprendan la lección

Artículo Localeando, 14 de noviembre de 2015
Jaime Villasana Dávila

En 2006 decidí hacer mi doctorado en el País Vasco porque en ese momento era una de las pocas regiones democráticas donde un movimiento secesionista y regionalista estaba vivo.

Totalmente de acuerdo. Imagen: sergimateo.com 
Me interesaba experimentar de primera mano ese entorno y compararlo con lo que por esos años sucedía también en México; el incremento del sentimiento regionalista derivado del derrumbe del sistema presidencialista y el empoderamiento de los gobernadores, algunos de ellos ejerciendo un discurso regionalista (Humberto Moreira, Coahuila) o creando instituciones representativas de su región (Natividad González Parás, Nuevo León, y el Museo del Noreste, Monterrey).  

Y quien iba decir que ocho años después el País Vasco está más o menos estabilizado (pero sin seguir renunciando a su sueño), mientras que Cataluña ahora está en ebullición y poniendo en duda a la España que conocemos, cuando en ese entonces  poseía un nacionalismo dormido,

Esa ebullición no es por obra de magia. Tiene dos componentes. El primero es el histórico. Cualquiera que lea un libro de historia sobre España podrá interpretar que esa nación es un colectivo de naciones (o reinos) que existieron tiempo atrás. Pudo amalgamarse en paz durante buena parte del siglo XIX y luego a partir de la muerte de Franco.

El sentimiento nacionalista en sus naciones nunca murió. Siempre estuvo y ha estado ahí. Por lo tanto el nacionalismo catalán o vasco no es una invención como muchos dicen. Una invención es crear un nacionalismo en Aguascalientes o Coahuila pues nunca fueron naciones en el pasado.

El segundo componente es político y está en función del momento que se vive, en este caso en España. Si España estaba en crisis entonces el nacionalismo tomaba aire y con ello lo político también. Y así sucedió luego del 2008.

Este es un fenómeno que pasa en cualquier país con características similares o incluso diferente, como en México.

En lo político el conservador Presidente Mariano Rajoy ha fallado rotundamente. Todo esto pudo desactivarlo uno-dos años atrás haciendo las reformas constitucionales respectivas. Luego tuvo otra oportunidad cuando los líderes catalanes le pidieron hacer un referéndum conjunto, tal como aconteció en Reino Unido (RU) un año atrás bajo el mandando del también conservador David Cameron.

Hoy existen en España y Cataluña dos bandos no legitimados. Además tóxicos y poco racionales; Un Rajoy que polariza y un movimiento secesionista que no cuenta con una mayoría ciudadana para seguir adelante.

Los españoles deben aprender a administrar sus nacionalismos como hacen Canadá o RU y no tratar de eliminarlos, pues esto nunca sucederá aún bajo dictaduras como la de Franco.


Ojalá aprendan esta vez la dolorosa lección. España no lo merece.

sábado, noviembre 07, 2015

Otra opinión más sobre la marihuana

Artículo Localeando, 7 de noviembre de 2015
Jaime Villasana Dávila

Wow!, jamás pensé que ese día iba a llegar a un país tan lastimado por el combate a las drogas y menos con una Suprema Corte (SC) que recientemente no había tomado algunas resoluciones acertadas. ¿Ejemplo? su decisión de julio pasado al avalar que en DF los autos 2007 y anteriores accedan a holograma cero. Con esta decisión el programa “Hoy No Circula” prácticamente dejó de existir, razón también porque hoy el tráfico en la capital es insoportable.

Felicidades compañera, pero échese su churro en casa.
Que cada quien decida si le entra o no.
Foto: Eldeforma.com
Pero regresemos al tema. La resolución de la SC del pasado miércoles avalando el uso de la marihuana para usos lúdicos a cuatro mexicanos es histórica. Ya mucho se ha escrito al respecto y de los impactos jurídicos que ello tendrá, como el hecho de que otros mexicanos puedan ampararse y poder usar la marihuana sin ser perseguidos y que, además, no pasará años para que dicha disposición se generalice.

Claro, los Diputados federales en el Congreso pudieran modificar la Constitución y otras leyes y echar para abajo esta resolución, pero les costará mucho del poco prestigio que les queda, aún y cuando una mayoría de mexicanos sigue oponiéndose a la legalización total de la marihuana.

En los últimos años combatir la “mota” y otras drogas nos ha costado miles de millones de pesos y miles de vidas ¿Los resultados? muy limitados, quizás nulos. El ganón es el crimen organizado; a menor oferta, mayor precio y mayores utilidades. Además es claro que NUNCA eliminaremos su consumo ni tampoco se vencerá a sus oferentes. Miren a EE.UU.

A nivel mundial el tema de su legalización es y seguirá siendo muy polémico. Hay gente valiosa en ambos lados del debate incluso al interior de organismos internacionales. En Portugal, Holanda, Uruguay y varios estados de EE.UU. su consumo está despenalizado. Quienes apoyan esta última vía argumentan que su consumo es una decisión personal y que en todo caso deben castigarse los malos comportamientos generados por su consumo y restringirlo en vías públicas. Similar al consumo del tabaco y alcohol, aseguran.

El tema de su uso tiene que ver con derechos humanos, valores cívicos y la libertad para decidir lo que queremos para nuestra vida siempre y cuando no afectemos a terceros. En estos criterios se basó la decisión de la SC.

Lo relevante a partir de ahora es lo que se construye alrededor de esto (educación, prevención, reglas claras, campañas de salud, etc.) para controlar su consumo bajo un marco legal y no uno ilegal con tremendos costos.

Mire a su alrededor; ahora mismo hay millones de fumadores de marihuana ¿en serio habrá más si se despenaliza? Si usted quisiera ya la hubiera fumado.


En resumen; al igual que lo escribí en 2010, es hora de legalizar la marihuana en México. Y conste que nunca la he fumado.

viernes, noviembre 06, 2015

Un mes con Android TV

Jaime Villasana Dávila

Artículo Xataka-México, 9 de noviembre 2015

Hace poco más de seis meses mi esposa y yo comenzamos a discutir sobre la necesidad de comprar una nueva TV luego de tener una de ocho años de antigüedad y que comenzaba a mostrar signos de cansancio. Luego de discutirlo ampliamente, hace un mes nos decidimos adquirirla.

Pantalla de inicio en Android TV
Pasaron algunos días de buscar y comparar precios y modelos. Finalmente la elegida fue una Android TV de Sony. Si estás por adquirir una TV nueva, por aquello de la transición digital o por el Buen Fin, entonces sigue leyendo. 

La búsqueda y el diferencial de precios

En 2011 una amiga se mudó a otro país y nos vendió su TV usada LG de 37 pulgadas con pantalla LCD y que tenía ya cuatro largos años de uso. Desde entonces nos dio buen servicio hasta hace como 10 meses que comenzó a fallar. No encendía a la primera sino al segundo o tercer intento. Buscando en el Internet encontré que posiblemente se debía al uso de ciertos transistores que ya debía cambiar.

Así que luego de reflexionar si la reparábamos o no, concluimos que ya merecíamos una TV nueva y decente. Así que cinco o seis semanas atrás me puse a investigar modelos bajo dos criterios; no más de 15 mil pesos y de marca japonesa.

Estos dos criterios limitaron en mucho la búsqueda, principalmente el segundo pues en México las marcas niponas que quedaban vivas eran Sony y Sharp, aunque ésta última recién había anunciado que abandonaba el negocio. En este sentido nos quedaba Sony. Lejos quedaron los 80s y 90s cuando había las japonesas Panasonic, Hitachi, Sanyo, Toshiba. Ahora todas dejaron el mercado y se enfocan en otros productos.

Una vez definido lo anterior la búsqueda se limitó a dos tipos de TV; Smart TV y Android TV. Como no soy experto en TVs me limitaré a mi comprensión de ambos tipos. La primera funciona con un sistema operativo (SO) diseñado por el fabricante de TV (en este caso Sony) mientras el segundo es una versión adaptada del que se usa en los smartphones y tablets y diseñado por Google.

Seguir leyendo en Xataka-México