martes, octubre 11, 2016

Réquiem por el Galaxy Note 7 ¿y por Samsung?

Artículo Xataka-México, 11 de octubre de 2016

Jaime Villasana Dávila

Samsung retira de manera definitiva al Galaxy Note 7 y pasa a mejor vida un móvil con apenas dos meses de vida. Contaba con lo último en tecnología y especificaciones técnicas sorprendentes pero cuyo centro de poder (batería) tuvo defectos devastadores. Tanto que lo mató. A estas alturas del desarrollo tecnológico del móvil era imposible que algo así sucediera. Pero ha sucedido.

¿Qué fue lo que pasó para que ello sucediera? ¿En realidad fueron las baterías? ¿Cómo fue posible que la empresa número uno en ventas de celulares y smartphones cometería tan grave error? ¿Qué impacto tendrá no sólo en Samsung sino en todo el sector en el que ahora participa Google directamente? ¿Quién aprovechará mejor un nicho cuyo reinado sigue estando todavía bajo Samsung?

Anteriormente habían ya desaparecido móviles del mercado de manera rápida. En 2010 el Microsoft Kin fue uno de ellos. Duró apenas seis semanas en el mercado. Más recientemente, en 2015, el Amazon Fire Phone, aunque duró en el mercado un poco más tiempo: nueve meses, para luego desaparecer completamente. Aunque no hay punto de comparación dado que ambos teléfonos murieron en su primera versión mientras que el Galaxy Note lleva ya seis versiones, lo cierto es que la desaparición de los tres móviles en cuestión respectivos se debe a fallos en su planeación y diseño. Quizá en algo más.

Incluso el fallo de Samsung puede verse como el peor de los tres por varias razones. Cito sólo una: experiencia. Con cinco muy exitosas versiones previas, era impensable que Samsung fuese a cometer un error así. Existen teorías que apuntan a que su prisa por adelantarse a Apple fue la causa. Tengo mis dudas de ello y no sabremos las razones exactas en meses, siempre y cuando Samsung quiera hacerlas públicas, que deberá hacerlo por transparencia, responsabilidad empresarial y mandato de las autoridades respectivas.

Galaxy Note, un nicho donde Samsung era el rey

Fue a finales de 2011 cuando Samsung presentó por primera vez el Galaxy Note 1, una phablet de 5.3 pulgadas que buscaba cubrir la necesidad de quienes deseaban algo más grande que un smartphone tradicional pero menor a una tablet y con un valor agregado: el S Pen o stylus. De ese dispositivo se vendieron en casi un año alrededor de 10 millones de unidades. 

Samsung había descubierto una mina y pronto otros fabricantes se apresuraron a también explotarla, siendo el más exitoso LG Stylus, cuya última versión se presentó en junio pasado pero que siempre ha atacado la gama media. En otras palabras, las dos empresas coreanas no son competidores directos pero atienden un mismo nicho. En realidad han sido pocas las empresas que lo han atendido, siendo Alcatel otra de ellas.

Debido a su éxito y a que nadie le empataba en calidad, Samsung continuó actualizando su modelo Note. En agosto 2012 presentó la Note II con una pantalla de 5.5 pulgadas y obvio mejores prestaciones. “The bigger, the better”, era el slogan de Samsung por aquellos años para su Note. En 2013 presentó dos modelos; Note 3 (5.7 pulgadas) y Note 3 Neo, con éste último atacó la gama media. El Note 4 llegó en 2014 junto con el Galaxy Note Edge. Para agosto 2015 introdujo el Note 5, un hermoso súper móvil al considerar sus especificaciones.   

Seguir leyendo en Xataka-México