martes, septiembre 10, 2019

¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia


Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019
Jaime Villasana Dávila




Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que las bicicletas gravel son capaces de hacer, experiencia que relaté en un artículo publicado previamente. Tanto me gustó el tipo gravel que en lugar de vender mi Anyroad, catalogada por Giant como de Aventura, que decidí mudarla a mi ciudad de origen en México para seguir disfrutándola allá, y opté por comprarme una de mejores prestaciones: la Giant Revolt Advanced 2 2019 (GRA2).

Giant Revolt Advanced 2019; mi nueva gravel.
La Anyroad me demostró la gran variedad de recorridos que puedo realizar en este tipo de bicicletas. Puede andar en casi cualquier tipo de camino; desde calle, hasta pistas tipo Trail diseñadas para MTB, obvio no a la misma velocidad. Su versatilidad es única. Seguro estarás pensando que la MTB puede hacer eso y mucho más. Y tienes razón, pero lo hace a un costo físico mayor para el ciclista ¿la razón? Su peso. No es lo mismo pedalear por una, dos, tres o hasta 10 horas una bicicleta MTB que pesa alrededor de 13-14kgs a una gravel de 10 a 11.5kgs. 

La diferencia del gasto en energía, calorías y en tiempo de rodada es muy significativa. Lo anterior lo comprobé en las rutas que realicé viviendo en Ciudad de México con mi MTB Trek Marlin 7 2015 y la Anyroad.



Pero bueno, en gustos se rompen géneros y este no es un artículo de convencimiento para que te hagas “gravelista”, sino un artículo para compartirte el proceso analítico de compra que experimenté para adquirir mi Giant Revolt 2 2019, así como una review de su desempeño.  

Mi análisis de compra ¿cuál gravel comprar?

Me tomó alrededor de seis meses (febrero a agosto) decidirme en comprar una bicicleta de US $2,100 dado que no es un monto y una decisión por tomarse a la ligera. Este monto era mi límite de presupuesto para invertir en una bicicleta en ese momento.  

Para mi análisis elaboré una matriz con las opciones de bicicletas gravel disponibles en Japón, que es donde vivo. Debe tenerse presente que la variedad de bicis gravel en este país es limitado pues es una modalidad que aún no “prende”, como en EE. UU, Australia, UK o España. Lamentablemente en México no es el caso, todavía.

Ahora bien, es cierto que hoy en día se pueden importar bicicletas de marcas que no tienen presencia en el país (Genesis, Canyon, Vitus, etc.), sin embargo, debe agregarse el costo de transportación, pago de impuestos de importación y, si la bici no llega en buenas condiciones, en lidiar con devoluciones. Muchos lo hacen y hasta lo disfrutan, pero no es para mí. Otra opción era comprar sólo el cuadro y añadirle los componentes, aunque tampoco es mi estilo. Me encantan las bicicletas, pero sólo pedalear en ellas.   

Como señalé previamente, la variedad de bicis gravel de las grandes marcas presentes en Japón es limitado. Por ejemplo, la Revolt Advanced únicamente está disponible en el modelo 2 pero no en el 0 y 1, y estas no se pueden importar. Al menos no en las páginas web de distribuidores donde las busqué.

Una cuarta opción que tuve fue haberla comprado durante mi estancia en México en el verano pasado acudiendo a alguna ciudad fronteriza de EE. UU. (Laredo o McAllen, Texas), pero la deseché por el tema logístico. México no era opción pues la variedad de bicis gravel es mucho más limitada que en Japón; Specialized Diverge, Trek Checkpoint, Giant Anyroad y párale de contar. Además, únicamente ciertos modelos.

Seguir leyendo TodoGravel.com

domingo, junio 09, 2019

La corrección de AMLO ante los aranceles es el camino



Vaya días que ha vivido el país. De un sentimiento semi trágico por la amenaza de Trump con los aranceles, se ha pasado a uno de alivio para muchos (me incluyo) y de festejo para otros (simpatizantes de la 4T).

Y analizando tal contexto y con los ánimos calmados, conviene reflexionar donde estamos parados y lo que sigue. Aquí mis reflexiones.

El peligro no ha pasado presidente. Fuente: Sol de México
La primera reflexión es que estuvimos en un serio peligro económico debido a la errónea política migratoria del gobierno federal (específicamente AMLO) de invitar a todos los centroamericanos a migrar a USA dado que México les iba a ayudar con visas humanitarias y hasta con autobuses para llegar más rápido. Haciendo una analogía es como si tu vecino le dice a una veintena de extraños necesitados que pasen a tu casa pues ahí se les dará de comer y a ti ni siquiera te avisaron. Incluso el vecino les ayuda a tocar la puerta y, en una de esas, hasta le da una manita a algunos para que se brinquen tu barda ¿sinceramente, te hubieras enojado o alegrado? Seguro tu ayudarías a los necesitados, pero con orden.

La segunda reflexión es sobre cómo ha cambiado el pensamiento de una buena parte de la izquierda (MORENA) para con USA. Hasta hace pocos meses, y según sus líderes y miles de simpatizantes, nuestro vecino del norte era una nación imperialista que desde siempre se había aprovechado de México. Pero hoy en día promueven un mayor acercamiento con tal país y hasta organizan eventos masivos para expresarles nuestra amistad. Siendo norteño y sabiendo desde niño lo importante que es USA para nuestro país (y más para nuestra región), celebro este cambio de pensamiento. Ahora todos (o casi todos), estamos en el mismo canal. Que bien.

La tercera gira en torno al acuerdo logrado. El punto que más me preocupa es el segundo que dice algo así; aquellos migrantes que crucen la frontera sur de USA para solicitar asilo serán retornados sin demora a México. En el acuerdo no queda claro si esta regla aplica para los que vayan a cruzar o los que ya cruzaron, pero analistas piensan que se trata de ambos. Esto significará que miles de centroamericanos serán retornados a México o, mejor dicho, retornados a las ciudades fronterizas del norte mientras los jueces estadounidenses procesan los casos, lo cual tomará tiempo. ¿Adivinen quien cargará con los mayores costos? Las ciudades de la frontera norte, cuyos albergues ya están saturados. Esperaría que el gobierno federal les asigne recursos extraordinarios, pero no lo hará. Y aquí es donde deberían alzar la voz las asociaciones municipales, pero dudo lo hagan de manera unida y/o fuerte. Así que alcaldes fronterizos, más vale que se vayan organizando para exigir recursos extras. Nadie lo hará por ustedes.

La cuarta reflexión es sobre ganadores y perdedores. El principal ganador sin duda es Ebrard. De haber pasado desapercibido en los primeros meses del sexenio, ahora es hasta un héroe para muchos, aunque para mí no, pues esa es su chamba. No obstante, hay que reconocerle su espléndida labor. Más por haber hecho que AMLO corrigiera sus graves errores cometidos. Ahora espero que el secretario de Hacienda actúe igual y haga lo mismo respecto a Dos Bocas, Santa Lucía, etc. de modo que se cancelen y le den un respiro a la prospectiva de las finanzas públicas del país (y Pemex) y se recupere en algo la confianza de los inversionistas.  

Por otro lado, el perdedor es sin duda AMLO, pero como buen político que es, entre sus simpatizantes ha vendido un triunfo sobre un problema que el mismo generó (al estilo Trump).
Y la quinta y última es sobre el futuro, mismo que pinta gris oscuro en lo económico. Para mejorar esta perspectiva, AMLO debe ser el mismo AMLO prudente y sensato de estos últimos días mediante la corrección de malas decisiones en los temas ya citados de Dos Bocas y Santa Lucía, pero también en la política energética retomando subastas eléctricas y petroleras, retomando construcción del aeropuerto en Texcoco, acelerando la reestructuración laboral en Pemex, entre otras acciones económicas.   

Ojalá que correcciones de AMLO no se deban solamente a presiones externas como sucedió con los aranceles, pues las internas son igual o quizá más importantes. Lo veremos.

www.localeando.com @jvillasanad

viernes, mayo 31, 2019

Trump y las tarifas a México; sugerencias para AMLO

Por Jaime Villasana Dávila

En mi podcast del 10 de abril titulado “Qué hacer con los centroamericanos en México” señalé que el gobierno de AMLO debía implementar cinco acciones ante la entonces radicalización de Trump en el tema de los migrantes (hoy es doblemente radical). Estas acciones fueron:
  1. Cerrar la frontera sur.
  2. Generar un plan nacional de migrantes.
  3. Aplicar el plan y que, en una estimación somera, esto iniciaría a mediados o finales de 2020.
  4. Mientras se desarrolla y aplica el plan, seguir atendiendo a los migrantes que ya se encuentran en México al tiempo de actualizar los programas improvisados que ahora mismo implementa el gobierno federal. (Este punto ya se ejecuta).
  5. Convocar a una conferencia internacional con énfasis en los países del continente. (Este punto ya se ejecuta).

Fuente: Uniradioinforma.com
Alrededor de esas fechas el gobierno de AMLO convocó a tal conferencia internacional y también endureció un poco la detención de migrantes, creando un cinturón de seguridad en el Istmo de Tehuantepec, y reforzó la seguridad en la frontera norte, pero al parecer esto fue acción de unos días.

Trump vio que México relajó su política y que los migrantes centroamericanos seguían cruzando en masa a USA por la mala y por ello su reacción fue la que fue; aranceles de 5% a partir del 10 de junio y hasta llegar a un 25% en octubre, si para entonces México no hace algo para detener a los migrantes. Y, siendo honestos, cualquiera se molesta si te invaden tu propiedad de tal manera. 

¿Qué hacer ante esta nueva amenaza y que cambia completamente el escenario de hace seis o siete semanas? Aquí mis propuestas:
  1. Tal como lo dije el 10 de abril, cerrar la frontera sur. Pero ahora sí en serio, desde Chiapas y con todos los recursos posibles. Esta acción ya no solo es para neutralizar las tarifas de Trump, sino también para aplacar el alto descontento ya generado desde Chiapas y hasta los estados fronterizos por las alteraciones que están ocasionando los migrantes. Responder a Trump en Twitter con mensajes sobre nuestra "bonita y sagrada amistad" es simplemente no conocer a los estadounidenses. Con ellos funcionan los hechos. 
  2. Reforzar la frontera norte con el Ejército (ya no con policías) para inhibir que los migrantes no crucen masivamente hacia USA. A Trump le encanta el tema del Ejército y si mandamos al nuestro para que trabaje de la mano con el suyo, le estaremos dando por su lado. Esta era una acción radical e innecesaria hace cinco o seis semanas, pero ahora es casi obligada. Nos la buscamos.
  3. Con las dos acciones anteriores, obtener garantías de Trump de que su gobierno participará y se comprometerá en la conferencia o programa internacional sobre Centroamérica que el gobierno mexicano está organizando.
  4. Solicitar que la ONU declare emergencia internacional en los países de Centroamérica expulsores de migrantes para que remitan a la brevedad supervisores internacionales y "cascos azules" que ayuden a esos gobiernos a contener el problema de migración, mientras toma vuelo la conferencia internacional y se diseñan y ejecutan políticas de largo plazo. Y no sería mala idea pedirle apoyo a la ONU en la frontera norte y sur, de modo que haya mayor participación internacional en el problema. Así acontece en la frontera de Turquía y Siria.
Si las propuestas del gobierno mexicano no tienen efecto para el día 9 de junio, AMLO deberá anunciar ese mismo día su plan de "contra ataque". Al respecto ya especialistas dijeron cual debe ser; imponer tarifas similares a productos provenientes de los estados donde Trump tiene su base electoral. Yo lo anunciaría con un discurso dirigido no sólo a los mexicanos, sino a los habitantes de tales estados de USA.

Resumiendo. Esta película de la migración sin control ya la vimos en Europa hace un par de años y hoy vemos los efectos de la inacción; los partidos radicales y nacionalistas ganando espacio en cada elección europea, lo que pone en peligro a la misma Unión Europea y la estabilidad interna de sus países miembros.

Aprendamos en México de tal lección y no cometamos los mismos errores. El descontento entre los mexicanos por la migración sin control sigue creciendo y va desde Chiapas hasta Baja California. Si AMLO no atiende este sentir, pagaremos internamente un alto precio en el mediano plazo y mucho más si Trump logra reelegirse (que no es algo imposible). AMLO se convertirá en lo que hoy es EPN.

Duele escribirlo, pero con todos los centroamericanos que han entrado al país, México ya puso su cuota de apoyo humanitario para Centroamérica. 

Es momento de apoyar todos a AMLO en este capítulo, pero también es hora de que el gobierno federal tome decisiones fuertes, reconociendo que México por intereses propios no puede tolerar una migración sin control y por ello debe cerrar su frontera sur para evitar que los efectos sigan pasando a otros ámbitos, como ya traspasó al económico-comercial con la amenaza de las tarifas. 

Todo esto es en defensa propia. Lo de complacer a Trump es secundario.

www.localeando.com @jvillasanad

lunes, mayo 27, 2019

¿Gravel en Tokio? ¡claro que se puede!

Todogravel.com, 27 de mayo de 2019
Jaime Villasana Dávila

Desde mediados de agosto pasado mi familia y yo radicamos en esta enorme, disciplinada y futurista ciudad. A finales de dicho mes arribó mi Giant Anyroad 1 junto con nuestras pertenencias y tan pronto me fue posible, comencé a explorar la zona del vecindario. A un kilómetro encontré el parque olímpico Komazawa, cuya ciclovía de 2km permitía pedalear continuamente tomando precauciones con corredores y paseantes.

Igualmente hallé por la zona vialidades secundarias y terciarias marcadas con señalética de ciclovía, más no eran exclusivas. Por cierto, muy pocas así. Aunque se podía pedalear a buena velocidad y con cierta seguridad, todo era asfalto y semáforos cada cierta distancia. No había continuidad, impidiendo establecer un ritmo que hiciera disfrutar de la bicicleta y retarte físicamente.

Sabía que existían zonas o rutas para pedalear libremente dado que había realizado consultas en el Internet, pero necesitaba tiempo para llegar a ellas.  

A la cuarta salida me propuse llegar al Río Tama, una de esas zonas, que se ubica como a 7-8kms de nuestra casa. No lo había hecho antes porque me apetecía conocerlo sin prisas.

Llegó el día deseado y, siendo primerizo, llegué a una zona del río donde había un bordo que lo encauza y que impide ver su esplendor. Además, no había rampa, sólo escalones, así que me bajé de la bici, la puse al hombro y subí.

Al llegar a la pequeña cima descubrí su grandiosidad, en lo ancho y largo, expresando casi a la par el muy mexicano ¡no mames! Seguido de un ¡y es todo para mí! Quedé maravillado por lo que, a primera vista, ofrecía para pedalear. Viniendo de Ciudad de México, donde encontrar esta amplitud de espacios naturales en medio de la zona urbana es imposible (además los dos-tres ríos ya están entubados), mi sueño se había vuelto realidad.  

De inmediato me incorporé a la ciclovía asfaltada y me puse a pedalear. Lo hice por alrededor de una hora solamente, pues tenía tiempo limitado. En el transcurso me topé con ciclistas y corredores.

De regreso a casa seguía reflexionando sobre todo lo que ese río ofrece en materia de ciclismo; muchos kilómetros y no solamente de ciclovía asfaltada, sino también rutas de gravel y senderos, las cuales pude observar a la distancia y ubicadas cerca de la ciclovía o más cercanas al cauce del río (ver siguiente imagen).   

Ciclovía del Río Tama. A la derecha, abajo, camino de
gravel. Imagen: JVD.
Río Tama, 50kms para pedalear libremente…con gravel incluido

El Río Tama es uno de los cuatro ríos que cruzan Tokio. Los otros son el Tone-Edo, Arakawa y Sagami. Si consideramos al Río Tsurumi que está en Yokohama y es conurbado, entonces son cinco.  

En los meses que llevamos en Tokio he tenido la oportunidad de haber pedaleado el Tama y Tsurumi completamente y una pequeña porción del Arakawa. Dado que el Tsurumi prácticamente no ofrece gravel y senderos, me concentraré en el Tama.


Seguir leyendo en TodoGravel.com

jueves, abril 25, 2019

La triste celebración de los 500 años del municipio en México

Por Jaime Villasana Dávila, 25 de abril 2019

El pasado lunes 22 de abril cumplió 500 años el municipio en México. Fue en 1519 cuando soldados españoles fundaron la Villa Rica de Vera Cruz, dando vida al primer Ayuntamiento en México y América y por ende al primer Municipio.

De entonces a la fecha el municipio ha evolucionado en México, pero no como debiera. Lo peor del caso es que todo parece seguirá igual; cargado de retos urbanos, servicios públicos mediocres, institucionalidad débil y desencantos sociales.

¿En que baso mi sombrío pronóstico? En la forma en que “celebramos” los primeros 500 años de vida del municipio.

Aquí una breve lista de los “regalos” hechos al municipio en su día más importante:
  • Diputados exhortaron al titular del Poder Ejecutivo federal a que emita una estampilla postal conmemorativa. También le pidieron al titular de la Lotería Nacional que expida un billete conmemorativo y acordaron poner una placa conmemorativa en San Lázaro.
  • El Presidente López Obrador ni siquiera organizó a través del INAFED algún evento especial o asistió a alguno organizado por un tercero. Para él no existe el municipio.  
  • Gobiernos y Congresos estatales, con actos conmemorativos menores, si acaso. Nada digno de citarse.
  • Los gobiernos municipales, igual que el orden estatal. Todo enfocándose en discursos huecos resaltando la importancia del municipio.  
  • Entidades académicas, civiles, asociaciones municipales y especializadas organizando lo de siempre; foros y más foros, donde se analiza lo que se viene analizando en los últimos 20 años, o, en su caso, organizando cursos, realizando convocatorias de investigación y actividades similares.

Imaginemos por un minuto que esta conmemoración se hubiera celebrado en un evento especial donde el Ejecutivo le entrega al Legislativo un paquete de reformas consensuadas con diversos actores para dar vida al municipio del Siglo 21; con reformas que van desde la creación de gobiernos metropolitanos y hasta la creación de la Ley para la profesionalización del servicio público municipal.

Por su parte Congresos estatales y gobiernos municipales publicando profundas reformas que están dentro de su ámbito como, por ejemplo, que los Contralores sean autónomos, es decir ya no nombrados por los Presidentes Municipales, y con capacidad para demandar sin intermediarios por daños al patrimonio público.

En resumen, en haber presentado un programa integral de modernización del municipio mexicano con reformas y acciones paralelas desde los tres órdenes de gobierno.  

En cambio, la celebración estuvo a la altura de lo que nos importa el municipio mexicano, es decir, casi nada.

La culpa de este escenario no es exclusiva de uno u otro actor. Sino de todos los que estamos vinculados al municipio; gobierno-congreso federal y pares estatales, pero principalmente de los “municipalistas”, es decir, de académicos, especialistas (me incluyo aquí), asociaciones municipales, líderes de organizaciones civiles, privadas y demás relacionados con el municipio.

¿Porqué somos los culpables principales? Porque dado el contexto e historia mexicana, no esperemos que las grandes reformas municipales vengan del gobierno federal o los estatales. A ellos no les interesa. De hecho, les conviene tener al municipio de rodillas y maniatado, como ahora está.

Las grandes reformas municipales sólo se gestarán desde todos los que se hacen (nos hacemos) llamar municipalistas o, por llamarla de otra manera, la sociedad civil municipalista. Aquí no estoy inventando el hilo negro pues las grandes reformas del país en otros temas (electoral, transparencia) se gestaron en la sociedad civil, organizada y no organizada.

Como municipalistas no hemos sido capaces de ni siquiera organizar una misera marcha o plantón en el Congreso federal o Palacio Nacional exigiendo reformas municipales estructurales. Tampoco de construir una agenda mínima, puntual y consensuada de reformas municipales. Cada uno anda por su lado. Cada quien con su agenda. Todos con las manos vacías.

Nos conformamos con las reuniones de siempre para pavonearnos con actores federales y estatales donde se acuerda mucho, pero al final nunca sucede algo. Nos conformamos con organizar eventos en cómodos salones de universidades u hoteles, saludar colegas, quejarnos y luego cada quien por su lado. Discutimos y debatimos en tales eventos lo mismo para acordar en el fondo nada y alimentar los egos de quienes les toca o nos toca hacer una ponencia.

Colegas municipalistas; las reformas en México se ganan en las calles, presionando fuerte, levantando la voz y presentando una agenda de reformas consensuada entre todos y no definidas por unos cuantos o un solo sector.  

Pobre municipio mexicano. Parece que nos conviene a todos que siga así para poder mantener nuestros empleos. Qué pena y lástima me das municipio mexicano.

Quédate esperando otros 500 años, pues los regalos que te acabamos de dar por tu cumpleaños servirán de nada, más que mantenerte como estás; en la mediocridad. Igual que el país, por cierto.

www.localeando.com @jvillasanad 

miércoles, marzo 20, 2019

Review; Giant Anyroad 1, un año después

Publicado en TodoGravel.com, 20 de marzo de 2019
Jaime Villasana Dávila


Luego de pedalear por tres años una bicicleta de montaña (MTB) marca Trek Marlin 7 modelo 2015, en la cual hice rutas largas por carretera y recorridos por senderos de montaña, a principios de 2018 me nació el interés de que era momento de comprar una bicicleta adicional, pero de ruta.

La razón de ello fue que en los recorridos por carretera que hacía a diferentes poblaciones de la Ciudad de México y organizados por un grupo ciclista, eran desgastantes y algo tardados, amén de que un 90% de los participantes hacían tales recorridos en bicicletas de ruta. Los veía pasarme con facilidad y a una velocidad que deseaba disfrutar. No es lo mismo pedalear una bicicleta de 14kg contra una de 9kg o 10kg. En ese aspecto, les tenía envidia.


Yo en mi MTB, ellos en bicicleta de ruta. Sólo les veía el polvo. Imagen: Ciclismo para Todos

Por un par de meses estuve viendo y analizando opciones de bicicletas de ruta. El límite de mi presupuesto eran 1,200 dólares americanos. Al montarlas y probarlas su ligereza me asombraba, pero me sentía inseguro al enfrentar un bache o una rejilla de drenaje. Obviamente con esa inseguridad podía vivir, tal como lo hacen millones de ciclistas de ruta, pero no me dejaba satisfecho. 

Seguí indagando por Internet hasta que descubrí las bicicletas para grava o gravel bike (de ahora en adelante así las llamaré), las cuales comparadas con las de ruta tienen cuadros más robustos, una geometría un poco diferente (aunque depende la marca) y llantas más anchas. De inmediato me dije a mi mismo “este tipo de bicicleta es la que quiero”, pues además me permitirá seguir disfrutando de terracerías y senderos, tal como lo hacía con mi MTB.

El problema fue que en México a inicios de 2018 la variedad de gravel bikes se limitaba a las Crossrip de Trek (hoy descontinuada en USA, todavía disponible en México y en España ya sólo venden el cuadro), Diverge de Specialized y Anyroad de Giant. De hecho, a estas fechas, la variedad en México sigue siendo limitada, no habiendo comparación con la diversidad que hay en USA (principal impulsor de la categoría), Europa o acá en Japón, donde ahora radico.

De las tres opciones, la que me brindaba una mejor relación calidad-precio fue la Anyroad 1 y por ella me decidí el 8 de febrero de 2018.

Pues bien, luego de poco más de un año con ella y cerca de tres mil kilómetros recorridos en Ciudad de México y Tokio, aquí te cuento mi experiencia con esta bicicleta que Giant la cataloga como de aventura y cuya diferencia con las gravel es muy poca, si es que existe.

Pero primero un breve repaso a sus características técnicas.

Equipamiento de la Anyroad 1

La Anyroad fue introducida por Giant allá por finales de 2013 junto con la Revolt para atender precisamente el naciente mercado de las gravel, hoy tan popular en USA que hasta la afamada empresa de información financiera Bloomberg le dedica artículos.

Y es que esta categoría de bicicletas es quizá la de mayor crecimiento debido a su versatilidad para andar en caminos de cualquier tipo; desde calles hasta senderos, pasando obviamente por carretera y terracerías. Asimismo, son útiles para la aventura, significando que cuenta con aditamentos para que puedas incorporar racks y cargar los insumos que requieres, por ejemplo, para una travesía larga o para un bikepacking en fin de semana. Estas pedaleadas, con las de ruta, no lo puedes hacer y las MTB son muy pesadas para pedalear con carga.  

Sobre la Anyroad, y como te diste cuenta por la foto inicial, su diseño es algo extravagante si la comparamos con los cuadros tradicionales de bicicletas de ruta e incluso con muchas de gravel o aventura, pareciéndose más a una de montaña. Es de mencionarse que hoy en día los diseños de las gravel se van alejando cada vez más de las de ruta para ir encontrando un diseño propio y mejor adecuado al tipo de superficie que rueda.

Seguir leyendo en Todo Gravel


¿Vas a comprar una bici gravel? Aquí mi experiencia

Todogravel.com, 10 de septiembre de 2019 Jaime Villasana Dávila Por un año y medio mi Giant Anyroad 2017 me dio a probar lo que la...